La crisis

4 de Junio del 2012 - Isabel García Seminario (Oviedo)

Sobre la crisis se habla mucho. Que si la prima de riesgo va por ahí, que si Merkel dice asá, todos hablan sobre abstracciones, pero nadie o pocos ponen el dedo en la llaga.

En los debates televisivos, lo primero que encuentro es cómo se quitan la palabra el uno al otro, y al final puedes haber cogido algo, pero lo que sí digo es que no sales nada aclarado, entre otras cosas porque no pudiste escuchar ningún razonamiento que no fuera cercenado a la mitad de él. Yo propongo un nuevo debate televisivo que se titularía: y no nos quitamos la palabra. Pero no voy por ahí, voy al dedo en la llaga.

Punto primero: una historia increíble, que va como lo cuento: en un concejo, creo que de Oriente, están haciendo algo en un río con una pala excavadora, ésta se precipita en el río, el hombre se muere, sacan al hombre y después deciden enterrar la pala excavadora en el mismo lecho del río, con el consecuente destrozo del mismo. Después de dos años de papeleos administrativos y cese de cargo por semejante desaguisado, parece que se va a intentar remediar el desatino, pero lo que digo, parece, porque todavía no se ha hecho nada.

Punto segundo: como consecuencia de las lluvias, un puente en Trubia se hunde en medio del río; me pregunto si tardarán dos años en quitar ese puente derribado. Y como hablo ya de puentes, me enteré por este periódico de que el nuevo puente de Palomar en el Nalón tiene una plataforma que se puso para facilitar las obras de dicho puente y, una vez finalizado, dicha plataforma no se quitó, provocando inundaciones. Digo yo si se quitará alguna vez la plataforma. Las cosas o se hacen bien o no se hacen.

Punto tercero: viendo un día la televisión regional, me entero de que en Puerto de Vega hace dos años encalló un barco pesquero en zona de pedrero, y que no hubo que lamentar pérdidas humanas. Después de dos años han llegado a la conclusión de que el barco se quede ahí a la vista, pues puede servir de refugio de peces y demás fauna marina. La verdad que es vergonzoso. Menos mal que a los italianos, cuando ocurrió eso del semihundimiento de ese crucero, no se les ocurrió lo mismo, y eso que es mucho más complicado desguazar un barco de ese tamaño y características que un pequeño barco pesquero.

Punto cuarto: en cuanto a esas obras públicas de comunicaciones mal llamadas autovías, corredores y variantes (pues son todas autopistas), en sus accesos a las carreteras podía cambiarse el planteamiento de rotondas gigantescas donde queda inutilizada gran cantidad de terreno, lazos gigantescos y raquetas con igual problema por rotondas, raquetas y lazos que bordeen un espacio de tierra mínimo. No entiendo de dónde salió ese gigantismo de rotondas, lazos y raquetas. Y a propósito de las rotondas, me parece mal que en época de crisis se gaste el dinero en una jardinería cara, cursi y cutre para adornar dichas rotondas. Y después vendría el punto quinto, el sexto, etcétera. Pero creo yo que con un par de muestras de esta crisis real ya es suficiente.

Cartas

Número de cartas: 19743

Número de cartas en Agosto: 129

Tribunas

Número de tribunas: 1124

Número de tribunas en Agosto: 4

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador

Archivo de Cartas