La Nueva España » Cartas de los lectores » A propósito de "Los Institucionalistas"

A propósito de "Los Institucionalistas"

7 de Mayo del 2009 - Matilde Elena Rodríguez-Castellano Palacio (Gijón)

En el artículo titulado «Los Institucionalistas», publicado en LA NUEVA ESPAÑA el día 4 de mayo, su autor, Ignacio Gracia, habla extensamente de mis padres, Lorenzo Rodríguez-Castellano y Adela Palacio, a quienes, según él mismo dice, trató con cierta asiduidad en el pasado. Pero su memoria, que parece bastante frágil, le traiciona y el artículo está lleno de errores e inexactitudes: mi madre no estudió en el Instituto-Escuela ni en la Residencia de Señoritas; mi padre no se apellidaba Rodríguez Castellanos, sino Rodríguez-Castellano; no mantuvo correspondencia con Navarro Tomás en ningún código que no fuese el castellano; no se hizo cargo de los gastos de la defensa de los detenidos en ningún proceso, aunque sí colaboró en el pago de fianzas.

No son estas y otras inexactitudes lo que me ha molestado del artículo, ni tampoco lo que me ha llevado a coger la pluma. Ha sido más bien la frivolidad y la prepotencia con las que el autor trata a estos dos intelectuales progresistas y comprometidos, a los que reduce a la condición de burgueses ilustrados, republicanos que amaban los libros y deseaban vivir bien, pero, increíblemente, se identificaban con partidos extremistas que defendían la dictadura del proletariado. Eso sí, eran buenos y honestos, dice; y en el caso de mi padre, un funcionario eficaz.

Concretamente, la parte en la que habla del antifranquismo de mis padres y afirma con total ligereza que le parecía encantador su entusiasmo por la II República y confiesa haber estado fascinado porque se sintieran como si hubieran perdido la Guerra Civil, me ha producido indignación. ¡Cómo se puede ser tan irrespetuoso!

Al leer en esta misma parte su apreciación actual de la II República, mi indignación ha ido creciendo.

No voy a entrar aquí en sus valoraciones históricas, carentes del más mínimo rigor científico, por mucho que cite a César Vallejo o a Aldo Garosci. Si para él la República fue la mayor calamidad que le tocó sufrir a España, cuando menos hasta que empezó a gobernar Zapatero, ya está todo dicho; no hace falta añadir más. Los radicales no sólo son de izquierdas, también los hay de derechas.

Sólo quiero destacar que mis padres eran personas inteligentes, cultivadas y serias, y, como muchos otros republicanos, apoyaron y defendieron la II República. Además perdieron una Guerra Civil que tuvo como consecuencia una terrible posguerra y una detestable dictadura a la que ellos combatieron y en la que ellos lucharon por sobrevivir, manteniéndose dignamente fieles a sus principios hasta su muerte.

En realidad, es por respeto a mis padres por lo que escribo esta carta. Y también para decir que Ignacio Gracia tiene, naturalmente, todo el derecho a defender las ideas que considere oportunas, pero debe respetar las creencias de los otros, sin intentar hacer ver que esos otros son demasiado ingenuos o, en ocasiones, estúpidos.

Ya somos todos lo suficientemente mayores como para saber que nuestra verdad no es la única verdad posible.

Cartas

Número de cartas: 22623

Número de cartas en Agosto: 137

Tribunas

Número de tribunas: 1238

Número de tribunas en Agosto: 7

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador

Archivo de Cartas