La Nueva España » Cartas de los lectores » Señor mayor, con todo el respeto

Señor mayor, con todo el respeto

30 de Abril del 2015 - Miguel Braña (Leeds-Oviedo)

En una sociedad democrática normal, la situación de crisis política, económica y social que hemos vivido en los últimos años habría empujado a los agentes sociales a la configuración de un nuevo pacto social. Es más, esos agentes sociales, y más concretamente, el estamento de la política representativa, habría entendido que su legitimación depende de llegar a un acuerdo con la ciudadanía que ha sufrido no sólo las consecuencias de una crisis económica de la que se supone que nos protegerían y no potenciarían, sino de los desmanes de sus propios representantes. Pero España no es una sociedad democrática normal.

Aquí se ha empleado una táctica de huida hacia adelante por parte del régimen del setenta y ocho que ha consistido en apuntalar y sostener un régimen político que ya no representa a los representados, en que sólo han tenido en cuenta el beneficio propio para no destapar las vergüenzas de los que se han autoerigido como el único significado posible de la palabra democracia y que con la promoción del miedo han conseguido que una parte de la sociedad desconfíe de todo lo que represente un cambio al régimen actual al grito de o nosotros o el caos.

En este país hay una inmensa brecha generacional, se podría decir que hay prácticamente dos sociedades paralelas que viven en un mismo espacio pero no se comunican. La sociedad analógica, que ha vivido cuarenta años de franquismo sociológico, que creyó que el régimen instaurado e impulsado por las élites franquistas era una democracia, que creyó que Felipe González representaba la idea del socialismo, que cree que los medios de comunicación tradicionales le cuentan la verdad; una sociedad con normas morales bien definidas y que vivió una época de relativa comodidad, certidumbre y tranquilidad económica y social. Y la sociedad, llamémosla digital, que ya no se informa por los aparatos de propaganda del Estado, que le ha tocado vivir con la precariedad, el desempleo, la emigración forzosa, la incapacidad de acceder a una vivienda, de tener hijos a una edad joven, la mal llamada flexibilidad laboral, las relaciones líquidas, el neoliberalismo hasta el tuétano, el consumismo como único valor... Y que, harta de todo eso, quiere ser dueña de su propio destino y llevar a cabo programas de democracia radical, lejos de los corsés y anclajes de viejos modelos que fueron impuestos, porque era decir sí o la dictadura.

Señor mayor: con todo el respeto, usted ha de entender que la sociedad en la que les toca lidiar a sus hijos y nietos ha cambiado respecto a la que usted considera la suya; que ya no se encuentran ante las mismas problemáticas, pretensiones o anhelos. Que si no quiere que sus hijos o nietos vivan peor que lo que usted vivió, o que tengan que comulgar con ruedas de molino hasta que toda una generación muera, ha de entender que el pacto social actual está descompuesto en mil pedazos y que necesitamos reordenarnos de nuevo como sociedad, sin miedos, y que, por supuesto, también contamos con usted, si es que usted lo que quiere es dejar un lugar mejor en el que vivir para las generaciones posteriores.

Señor mayor: con todo el respeto, si en caso contrario usted prefiere malo conocido que bueno por conocer, váyase usted a la mierda.

Muy atentamente,

Miguel Braña

Cartas

Número de cartas: 23685

Número de cartas en Diciembre: 72

Tribunas

Número de tribunas: 1275

Número de tribunas en Diciembre: 1

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador

Archivo de Cartas