La Nueva España » Cartas de los lectores » Ocurrencias recaudatorias

Ocurrencias recaudatorias

12 de Agosto del 2017 - José Luis Álvarez Lauret (Gijón)

Insaciable ansia recaudatoria se me ocurre a mí llamar a la, según parece, intención de imponernos a los sufridos contribuyentes un recargo en el IRPF para que las haciendas locales dispongan de más ingresos, cuando de emprender la consecución de ciertos servicios o equipamientos extra, hemos de ser los ciudadanos quienes hagamos, aún más de lo que estamos haciendo, esfuerzos fiscales para conseguir ciertas cosas, sin que quienes están “chupando de la piragua” y viviendo del sistema corran el riesgo de perder sus privilegios y canonjías.

Según deduzco yo de lo que exponía don Luis Gancedo en LA NUEVA ESPAÑA del domingo 6 de agosto, está en estudio el hecho de que las corporaciones locales o municipios con más de 20.000 habitantes puedan establecer un recargo en la cuota líquida del tramo estatal del IRPF, para poder hacer frente al coste de ciertos servicios o equipamientos extra.

Conocido es el dicho popular que dice que: “No es más rico quien más tiene o ingresa, sino, quien menos necesita”. Justo ahí, pienso yo, que está la clave de este asunto. Cuando salen los datos estadísticos del volumen de nuestra burocracia político-administrativa es para echarse a temblar. Hace unos días, los informativos de radio y televisión daban a conocer el número de asesores de que disponía el Gobierno, y uno se quedaba pasmado. Algo falla. No puede ser que con las oposiciones tan duras a las que son sometidos los candidatos a funcionarios públicos, luego resulte que los responsables de cada Ministerio, autonomía o Ayuntamiento recurran al sistema digital o “dedo”, para nombrar a su “libre antojo”, a un sinfín de cargos con la disculpa de que los necesitan como asesores de todo tipo de cosas. Tenemos, además del Gobierno central con su descomunal aparato administrativo, otros diecisiete gobiernos autonómicos que dan la impresión de querer emular al Gobierno central, y se montan chiringuitos por todas partes con la única finalidad, en mi opinión, de dar cobijo a todos cuantos en cada momento de cambio de poder quedan en el dique seco, sin saber qué hacer ni de qué vivir, por ser de profesión “don nadie”, y cobijados bajo el manto de la política que alimenta las ubres de las que, siempre según mi opinión, tanto chupón injustamente mamá. De seguir así, podrán tener cuantas ocurrencias recaudatorias quieran, pero nunca serán suficientes. El dinero que debería servir para hacer cosas por el bien y al servicio de todos los ciudadanos seguirá sirviendo para alimentar a unos pocos privilegiados. Posiblemente yo esté equivocado, pero la realidad del día a día, así me lo hace ver.

Cartas

Número de cartas: 22594

Número de cartas en Agosto: 107

Tribunas

Número de tribunas: 1238

Número de tribunas en Agosto: 7

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador

Archivo de Cartas