La Nueva España » Cartas de los lectores » Los bobos también presumen

Los bobos también presumen

17 de Agosto del 2017 - RAFAEL GUTIÉRREZ AMARO (LINARES)

Vemos que hay gente que, quizás siendo normalmente poca cosa en la vida, les gusta presumir y hacer alarde de cosas banales y superfluas como el coche o la moto o la casa de campo.

Yo no quiero presumir de eso, ni de apartamento en la playa, ni de chalé, ni de belleza, ni de vestir la mejor ropa.

Si me gustaría que los ciudadanos del mundo haciendo un alarde de prepotencia positiva:

Nos gustara presumir de ser personas con valores, con virtudes, con capacidad de trabajo.

Nos gustara presumir de ser personas sencillas, cercanas a la gente, serviciales, veraces, nobles, leales, amables.

Hay actitudes de la gente que por otro lado repelen o deberían repeler a los ciudadanos que nos consideramos normales por ejemplo:

La prepotencia, la soberbia, el orgullo, la vanidad, el deseo de sobresalir, el humillar a los demás, la vanagloria, el endiosamiento, la tiranía.

Hay personas que viven exclusivamente enarbolando estas banderas, personas que se consideran algo y que en realidad son, por su grosera actitud: escoria social, ¡eso si! embellecida en el mejor de los casos.

Hay personas que por su capacidad de trabajo, por ejemplo, valen y quizás muchos; pero su capacidad de sobresalir, de quedar por encima de los demás, los convierte en seres ridículos y poco o nada atractivos para sus conciudadanos.

Sólo son útiles para alimentar su ego y para hablar continuamente de ese yo personal que lo convierten en su Dios.

De todos modos en la mayoría de los casos no nos podemos esconder y la gente descubre enseguida quién y cómo somos; y si somos soberbios y engreídos nos delatarán y huirán de nosotros: ignorándonos, y dejándonos:

En la escondida soledad de nuestra propia miseria.

En el abandono ridículo de nuestra propia mezquindad.

En nuestra falsedad y en nuestras mentira.

En nuestra egocéntrica y funesta insensatez.

En nuestro alarde de vana fantasía.

En nuestra indecencia intolerable e insostenible

En uno u otro caso, nos podamos o no nos podamos esconder de los demás, Dios está siempre vigilante y conoce nuestras vidas y en su momento será juez de nuestras acciones y ante ...l no caben mezquindades, ni orgullos, ni "coches", ni "chalés"; ante ...l solo el amor es moneda valiosa.

Cartas

Número de cartas: 23538

Número de cartas en Noviembre: 238

Tribunas

Número de tribunas: 1274

Número de tribunas en Noviembre: 11

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador

Archivo de Cartas