La Nueva España » Cartas de los lectores » La guerra viniente d'Israel

La guerra viniente d'Israel

14 de Noviembre del 2017 - Raúl Suevos Barrero (Gijón)

Tuvo estos díes atrás el presidente d’Israel per Madrid. Esti ye un presidente con pocos poderes, el que manda ye’l presidente del Gobiernu, Netanyahu. Vamos, dalgo paecío a lo del Rey y Rajoy. Sicasí, ye importante poles munches rellaciones que tenemos con esi país, buenes y non tan buenes. Amás llégamos una selmana dempués de que’l xefe de gobiernu llibanés, Hadidi, arrenunciare a siguir por peligru de magnicidiu, asuntu del que tien que conocer abondo porque al so pá yá lu mataran hai dalgunos años siendo entós xefe del Gobiernu.

¿Ú quiero dir parar? A la llende ente los dos países, au tenemos un batallón español esplegáu dende hai yá dellos años y onde yá mos mataron a seis homes nel 2005 con una bomba del llau llibanés y otru más nel 2015 l’artillería israelí con un disparu enquivocáu, anque dempués dieren sides. Ye lo que pasa cuando te metes a separar a dos engarriaos, que te arriesgues a cobrar de los dos.

El Llíbano ye un país complicáu. Tuvo siempres vecinos más fuertes qu’él y pellí cruciaben rutes comerciales históriques, casi toles rellixones tán presentes. Tienen los llibaneses fama de comerciantes terribles, heriedu de los fenicios, y, hasta los años setenta, cuando españó la guerra civil, dicíen-y la !”uiza árabe”. Al ser tan multirrelixosu la Constitución marca que’l presidente ye cristianu, el del Parllamentu chiita, y el xefe del Gobiernu, sunita. Cada vegada qu’hai que nomar al xefe del Exércitu tán dos años aldericando. Pa que llueu digan que l’Estáu autonómicu ye complicáu.

El casu ye que dende qu’acabó la guerra civil y la intervención israelí, nel ochenta y cinco, el país recuperárase abondo, hasta el 2006, que los chiites de Hezbollah –Partíu de Dios– entraron n’Israel y matáron-yos ocho soldaos. La rempuesta foi tarrecible y costó-y al Llíbano más de mil muertos y mediu millón de desplazaos. Los de Hezbollah aguantaron tolo que pudieron y salieron con la moral alta y con más prestixu ente la población del Llíbano, especialmente la chiita.

De magar, la FINUL, la Fuercia de les Naciones Xuníes, ta asitiada ente los dos pa evitar que s’engarrien otra vegada pero, agora, les coses tán camudando colo que ta asocediendo na vecina Siria y el más alloñáu Iraq. Nestes tierres, dende la caída de Saddam Hussein, desendolcóse una guerra metá relixosa metá política qu’amás d’implicar a les vieyes potencies de la guerra fría –con ganancia pa los rusos pel momentu y según el mio paecer– pue suponer la frayadura del vieyu equilibriu ente chiites y sunites a favor de los primeros.

El resultáu va aínda más allá d’un ñuevu equilibriu relixosu. Tenemos un Irán crecíu, col vecín Iraq de mayoría y Gobiernu tamién chiita; un Assad en Siria de minoría alauita –una secta chiita– pero victoriosu na guerra y debiéndo-y el favor a los rusos, los iraníes y los chiites de Hezbollah, y, de siguío, vien el Llíbano, con una fragmentación tarrecible y con esti Hezbollah peraperiáu pal combate dempués de los 2.000 muertos en Siria n’aida d’Assad, y los arsenales enllenos de misiles que se pueden reponer dende Irán y Rusia al traviés d’esti corredor chiita recién creáu.

¿Por qué tien qu’haber una ñueva guerra con Israel? Porque esti corredor chiita nun tará acabáu hasta que los chiites –Hezbollah– nun controlen directa o indirectamente el Llíbano y asina se pueda facer un oleoductu/gasoductu dende los yacimientos iraníes y rusos pa suministrar a Europa, esto ye, lo mesmo que queríen facer los saudíes y emiratíes cuando trabayaron para facer cayer a Assad y, nel so llugar, poner un Gobiernu sunita. Ellos diben meter los sos tubos per Xordania.

Resumiendo: que la cosa ta lloñe de tar acabada y el puntu onde más probable ye que les coses se pongan calientes y acaben en guerra ye na llende llibano-israelí, y esta vegada ta menos claro que nes anteriores cómo va dir acabar la cosa.

Raúl Suevos

Xixón

Cartas

Número de cartas: 23513

Número de cartas en Noviembre: 213

Tribunas

Número de tribunas: 1274

Número de tribunas en Noviembre: 11

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador

Archivo de Cartas