La Nueva España » Cartas de los lectores » Nada volverá a ser igual

Nada volverá a ser igual

6 de Diciembre del 2017 - María Eugenia García Méndez (Oviedo)

El 14 de noviembre no será una fecha más en el calendario de la familia que suscribe esta carta. Los que han perdido a un familiar cercano saben que el día de su fallecimiento queda grabado en la memoria de lo cotidiano. Con el dolor del duelo no queremos dejar pasar la oportunidad que este medio nos ofrece. Un periódico que ocupa un lugar importante desde hace décadas en nuestro hogar.

Han pasado solo unos días de la pérdida de nuestro padre y esposo. Ha sido poco más de un año de tratamientos, de idas y venidas al hospital donde siempre hemos sentido la amabilidad, generosidad y profesionalidad de todo el personal que hacen del Hospital Universitario Central de Asturias, un lugar del que, pese al desenlace, guardamos un magnífico recuerdo. Nunca antes habíamos necesitado de sus servicios médicos pero esta ocasión ha sido suficiente para darnos cuenta y estar orgullosas de su maestría profesional.

José Pedro Marcos Carpintero falleció rodeado de sus seres queridos en la séptima planta del HUCA. Allí sentimos en las últimas horas de su vida, el buen hacer de médicos, celadores, enfermeras y demás personal sanitario. Fueron momentos muy duros e imprevisibles, pero en los que sentimos el cariño y aliento de todos los profesionales que allí se encontraban. Junto a este centro recorrimos de la mano un arduo camino, el del cáncer, durante 365 días que siguieron al término del tratamiento de quimioterapia. No olvidaremos nunca lo que tanto se nos dio a cambio de nada. Las palabras adecuadas, los mejores tratamientos del mercado, la delicadeza con que se trató a nuestro padre y esposo, enfermo de Párkinson además, y al que había que informar de la evolución de su enfermedad con humanidad, sensibilidad y delicadeza. El Dr. Carlos Álvarez fue el oncólogo que hizo el concienzudo seguimiento en estos catorce meses de vaivenes por las dichosas células malignas que siempre amenazaban con ganar terreno. El Dr. Abascal, capitaneando el departamento de urología, ha sido nuestro ángel de la guarda en el mundo terrenal. Su gran profesionalidad, su inmensa sensibilidad y humanidad, han sido determinantes. Sin él, este recorrido hubiera tenido tonalidades grises y negras, pero siempre nos hizo ver la luz, siempre dando confianza al enfermo con gran sentido del humor y ofreciendo su mano a la que agarrarnos para combatir esta durísima y desconcertante enfermedad que marca un antes y un después en las familias. Una lucha conjunta, sin duda. Los profesionales del hospital de día también nos demostraron que una nómina no paga las atenciones que prestan a las familias que atravesamos la puerta del mismo con miedo y enorme temor. También tuvimos la oportunidad de conocer al personal de Radiología y su trabajo ha sido igualmente impecable. Mónica Camblor, gracias por tu constante compañía, tus palabras y tus silencios que también hablan.

Estamos sufriendo, pero satisfechos de saber que todo el personal sanitario con el que hemos tratado dio lo mejor de sí mismo a un enfermo y a su familia a la que apenas conocían. Los gestos, las palabras, las miradas, el mimo… no tienen precio. No obstante, estaremos siempre en deuda con ellos y no nos faltan las fuerzas para decir alto y claro: gracias, gracias y gracias (aunque nada volverá a ser igual).

María Eugenia García Méndez e hijas, Oviedo

Cartas

Número de cartas: 23683

Número de cartas en Diciembre: 70

Tribunas

Número de tribunas: 1274

Número de tribunas en Noviembre: 11

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador

Archivo de Cartas