La Nueva España » Cartas de los lectores » Jubilación del Dr.Miguel Ángel Cabezudo Hernández

Jubilación del Dr.Miguel Ángel Cabezudo Hernández

18 de Noviembre del 2008 - Doctor Mosquera Pestaña (Oviedo)

El nacimiento en duro solar zamorano durante la guerra y educación a la vera del Tormes entre el aula escolástica y la calle, cátedra de los mejores Lazarillos, tornearon su personalidad, de fuerte voluntad y suaves modales. Un puño de hierro en guante de terciopelo. Esto ha permitido al Dr. Cabezudo salir airoso en las dificultades diarias. Los más jóvenes no sospechan que Miguel Ángel era un deportista que practicaba de todo. Futbolista destacado, abandonó el césped por la cancha. No tenía ni la técnica ni la vistosidad de otros tenistas, pero, ubicado en el fondo de la pista y como una pared, devolvía todas las pelotas durante minutos, horas ... hasta la rendición del rival. En el Servicio de Neumología del Instituto de Silicosis, donde desarrolló su labor médica a lo largo de casi 39 años, revalidó su inquebrantable voluntad de prestar la mejor atención a los enfermos, sin que faltasen estrategias ni sus diplomáticas formas. Creo que representa mejor que nadie a este servicio de respiratorio, del que es un icono viviente. Pero, donde más nos mostró su carácter, ha sido en los momentos personales difíciles. Recuerdo que tras una severa trombosis venosa que sufrió, decidió ir a un congreso, que suponía muchas horas de avión, y por ello riesgos serios de recaída. Todas las razones que se adujeron fueron inútiles. Al final, con voz muy baja y humedeciendo los ojos, sentenció que iría a ese viaje aunque falleciese en el intento. Y no sólo hizo ese viaje sino que repitió otros similares. Nadie se atrevió a contradecirle.

Miguel Ángel: el fuerte toro bravo de la dehesa salmantina, la estratega sierpe de la meseta leonesa y la mansa paloma de claustro seráfico.

¿Conocen algún médico que llora cuando no puede acudir a su trabajo hospitalario por estar enfermo? Yo se lo presentaré: El Dr. Miguel Ángel Cabezudo Hernández.

¡Va por Vd., maestro!

Fdo.: Dr. Mosquera Pestaña,

jefe de Servicio de Neumología,

Instituto Nacional de Silicosis, Oviedo

Cartas

Número de cartas: 21991

Número de cartas en Mayo: 227

Tribunas

Número de tribunas: 1208

Número de tribunas en Mayo: 15

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador

Archivo de Cartas