Unas vísperas de oro

Bahamontes, Coque Montero y LA NUEVA ESPAÑA reciben el reconocimiento de la organización por su apoyo a la Vuelta a Asturias

30/04/2016 | IRMA COLLÍN
Unas vísperas de oro
IRMA COLLÍN
Oviedo, Mario D. BRAÑA Para que una prueba como la Vuelta Ciclista a Asturias llegue al borde de los 60 años necesita varias patas en las que apoyarse: deportistas que den espectáculo, medios de comunicación que los acerquen a los aficionados y personas que, muchas veces de forma desinteresada, sostengan todo el tinglado. En vísperas de la 59 edición, los organizadores de la Vuelta quisieron distinguir con su insignia de oro a un representante de cada sector: Federico Martín Bahamontes, leyenda del ciclismo español; LA NUEVA ESPAÑA, el más antiguo colaborador de la prueba; y Jorge Luis "Coque" Montero, que lleva más de cuarenta años ayudando a sacar adelante la carrera. La gala que sirvió de preámbulo de la 59º Vuelta Ciclista a Asturias reunió en Las Caldas Villa Termal a numerosas personas vinculadas de una u otra manera al ciclismo y al deporte. Federico Martín Bahamontes no sólo aceptó la invitación, sino que hizo todo lo posible para llegar con puntualidad, pese a que perdió el tren en el que tenía previsto viajar. Como le presentaron como ganador del Tour de Francia (1959) y de la Vuelta a Asturias (1955 y 1957), Bahamontes aprovechó para puntualizar: "En Oviedo me proclamé campeón de España en 1951 siendo amateur". Al "Águila de Toledo" le entregó la insignia de oro Javier Guillén, director de la Vuelta a España, que definió a Bahamontes como "nuestro ciclista más universal, junto a Induráin". Antes, el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, había recordado que en su niñez imitaba las carreras ciclistas con una carretera pintada en el suelo y chapas con fotografías de los ciclistas: "Yo corría con la de Bahamontes". La directora de la Vuelta a Asturias, Cristina Álvarez Mendo, decidió que uno de los últimos patrocinadores de la carrera, Ecopilas, se juntase en el escenario con el más antiguo, LA NUEVA ESPAÑA. Así, el gerente del periódico, Eduardo Suárez, recibió la insignia de oro de manos del presidente de la Fundación Ecopilas, José Pérez. Eduardo Suárez destacó la vinculación de LA NUEVA ESPAÑA con la carrera y tuvo un recuerdo para su impulsor, Julio Álvarez Mendo. Coque Montero aportó la nota humorística de la gala al expresar su sospecha de que el reconocimiento sea una indirecta sobre una próxima jubilación, que él rechaza. Y, como detalle de la cantidad de personas anónimas que sostienen la Vuelta Ciclista a Asturias, el propio Coque solicitó la presencia de José Ramón Caravia, que lleva 54 años colaborando con la organización de la prueba.
Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle contenidos, servicios y publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continua navegando acepta su uso.
Más información y cambio de configuración | Cerrar