LA NUEVA ESPAÑA es casi una institución en Asturias, donde es el diario más vendido y un medio de comunicación de referencia. Ya era así siendo yo crío en Langreo, donde recuerdo ir a comprarlo, al menos todos los domingos; no podía faltar en casa.

Además de la división de poderes, la prensa libre es esencial en una sociedad democrática. Pero hay algo todavía más importante que la libertad de prensa: es el buen periodismo. Sin ataduras ni dependencias de los poderes económicos y políticos de turno, siempre tentadores.

En una época en la que proliferan las noticias tendenciosas o directamente falsas, el periodismo ético es más necesario que nunca. Porque más que nunca necesitamos medios creíbles. Y honestos.

Libre, riguroso, crítico, plural. Así es el periodismo que demanda una ciudadanía moderna que necesita una sociedad avanzada.

Particularmente, la clase trabajadora requiere también medios que reflejen la realidad que vive y recojan sus demandas, periódicos en los que confiar, respetando la objetividad que se espera de ellos. Estoy pensando en todas las personas afiliadas a CC OO en Asturias que “necesitan” encontrar información veraz y equilibrada, independientemente -qué oportuna palabra- de la orientación política de los dueños del medio.

Como organización sindical mayoritaria nos preocupa también la situación de quienes ejercen la profesión, una de las más castigadas durante la crisis y que, según señala el informe que acaban de presentar la Asociación de la Prensa de Oviedo y el Colegio Profesional de Periodistas de Asturias, sufren “precariedad laboral, bajos salarios, exceso de horas de trabajo, temor a la pérdida del empleo y, en general, pesimismo sobre el futuro del sector”.

Es por tanto imprescindible mejorar las condiciones laborales de las personas que desarrollan este maravilloso oficio, indispensable para la salud democrática y cultural de una comunidad de la que se nutre, a la que sirve.

Deseamos que el periódico y Prensa Ibérica -CC OO lleva décadas comprando a diario LNE- cumplan muchos números más, en papel y en digital.