Oskar Proy: un corazón asturliano

"Ahora entiendo por qué la abuela quería tanto esta tierra", dice el joven cantante Oskar Proy, emocionado por el cariño recibido y camino ya de vuelta, junto a su padre, a Australia

Cuando el lector detenga su vista en esta página Edgard y Oskar Proy estarán ya de camino a su casa, en Australia, un largo viaje de unos 16.000 kilómetros y de unas 23 horas de duración. Han vivido días de emoción intensa. Por un lado el cariño y la simpatía que han recibido de muchos asturianos; por otro, la calidad humana de un padre y un hijo que se han mostrado en todo momento como personas sencillas, cordiales y cercanas. Su versión de “Asturias, patria querida” con el que se clasificó en el concurso The Voice en Australia, y dedicado a su abuela Mónica Díaz, natural de Llano de Margolles, cambió su vida por completo hasta el punto de ser el origen de su viaje al Principado.

Lo que padre e hijo han vivido en Asturias estos días ha sido gracias a la invitación cursada para venir por parte del CODIS y del ayuntamiento de Cangas de Onís. “Siempre le estaremos muy agradecidos a todos pero especialmente a Pepe González, el Alcalde, y a Juan Feliz, presidente del CODIS, por traernos y estar siempre pendientes de nosotros”, señala Edgard Proy.

Oskar Proy, disfrutando del paisaje de Oviñana

No venía el joven Proy con ninguna expectativa. Sólo quería “dejarme llevar por el momento. Cuando subí al escenario del Descenso en Arriondas y canté el himno fue cuando me sentí por primera vez realmente ligado a los asturianos, cuando los sentí conmigo. ¡Fue muy emocionante!, a partir de ese momento entendí por qué la abuela quería tanto a esta tierra”, dijo.

¡Gracias! Nunca me cansaré de darles las gracias a los asturianos por apoyarme y creer en mí
Oskar Proy

De un lado a otro y acompañado de su padre, Edgard, Oskar Proy no ha parado un momento. Tras la actuación en Arriondas ofreció su primer concierto en Cangas de Onís y un segundo en Gijón, donde estrenó su “Y cantemos”, canción que compuso para los asturianos a modo de agradecimiento por todo el apoyo recibido. Y no sólo eso: también cantó “Chalaneru” y “Santa Bárbara Bendita”, además de su versión de “Asturias, patria querida” allá donde se lo demandaban.

Hubo mucha emoción en la visita a la casa de la abuela, en Llano de Margolles, siempre arropados por los vecinos, y aún mayor emoción para su padre Edgard, que conocía in situ el lugar donde se había criado su madre Mónica. Otra de las actuaciones más emotivas fue la del sábado en que Oskar Proy actuó para los ancianos del Centro de Mayores de Cangas de Onís.

“Me han pasado tantas cosas buenas en Asturias, que no me siento merecedor de todo ello. Encontré mucho amor, mucho apoyo, gente que enseguida te abraza, te dan la mano, te hablan como si te conocieran de siempre. Me hace feliz pensar que se han emocionado con lo que canto porque eso es lo que quiero, emocionar, llegar al corazón de quien me escucha”, afirma.

Padre e hijo también disfrutaron del paisaje y de la gastronomía. “La fabada me gustó mucho pero también el cachopo y los pescados. La sidra está rica, pero muy distinta a la de mi país”, decía Proy. También rindieron homenaje a la Santina, visitaron los lagos de Covadonga; Cangas de Onís, disfrutaron de Gijón; bajaron el Sella y de la mano de LA NUEVA ESPAÑA, que hasta allí les llevó, se asomaron un poco al Occidente donde padre e hijo quedaron “prendados” de las vistas desde los acantilados en Oviñana así como del puerto de Cudillero. En Oviedo, y el mismo día, se acercaron a ver el Prerrománico en el Monte Naranco.

Jugando con la cercanía de las palabras de Asturias y Australia, bien podríamos decir que el de Oskar Proy es un corazón “asturliano” en toda regla. Que no es poco. Buen viaje y hasta la vuelta.

  • El primer paseo asturiano

    El lunes 30 de julio y después de 23 horas de viaje, Oskar y Edgard Proy pisaban Cangas de Onís. El primero que lo reconoció, el gaitero Serxu Lueces.

  • “Asturias, patria querida”

    El 4 de agosto cantó “Asturias, patria querida” en los momentos previos al 82 Descenso Internacional del Sella. Un día inolvidable.

  • Primer concierto en Cangas

    El 6 de agosto ofreció su primer concierto en Cangas de Onís. Sorprendió a los presentes con sus versiones de “Chalaneru”y “Santa Bárbara Bendita”.

  • Estrena nuevo tema en Gijón

    Tras la lectura del pregón de las fiestas de Begoña a cargo de Saúl Craviotto, Oskar Proy cantó cinco temas, entre ellos el que escribió para todos los asturianos.

  • Con los vecinos de Margolles

    El jueves 9 de agosto fue un día muy emotivo para Edgard y Oskar Proy. Conoció la casa de su abuela en Llano de Margolles, acompañado por sus vecinos y amigos.

  • Homenaje a la Santina

    Otro momento muy emocionante para el joven Proy fue cuando acudió a rendir homenaje a la Santina y ante ella cantó su versión de “Asturias, patria querida”.

En el puerto de Cudillero

Más información: