Foto: LNE

Luarca
La Caridad

...
Concha
...

Camino de la Costa

Etapa 10

Caminos de Santiago del Norte

Concha Camino de la Costa

Luarca - La Caridad

Etapa 10

Arrimado a la ermita de San Roque, el Camino contempla por última vez la "pequeña Venecia". Sin que medie tiempo, El Chano extiende su alfombra, donde languidece la vieja iglesia de Santiago como un juguete roto. Luego, los maizales conducen a Villuir y más tarde a la parroquia de Otur, que cae por las pendientes del monte Faro hasta el río Barayo, donde Valdés entrega las botas a Navia. El nuevo concejo se presenta en Villapedre, lazarillo hasta Piñera franqueando la vega del Frejulfe.

En el segundo tramo de la etapa, la N-634 vigila los pasos del peregrino y sale a su encuentro cada poco, emprendiéndola a picotazos con la ruta como una molesta chinche. Villaoril y La Colorada dibujan el itinerario hacia Navia en el estuario del gran río norteño. En la otra orilla pasa al relevo Coaña, donde viene al encuentro Jarrio, bajo el pico Carbayosa, y la parroquia de Cartavio, que exclama un "¡Buen Camino!" a sus camaradas de El Franco.

Etapa 10

Distancia de la etapa

30,8 kilómetros

Concejos por los que transcurre
  • Valdés
  • Navia
  • Coaña
  • El Franco
km 0

Luarca

Antes de partir, los peregrinos que hayan dormido en el albergue de Almuña deberán tener en cuenta que realizarán 3,4 kilómetros extra, la distancia que separa el albergue del punto de inicio de esta jornada. En la traza del Camino Real cruzamos el río Negro por el puente de los Peregrinos, a cuya salida se alza el crucero que recuperó su ubicación original en 2007 tras permanecer junto a la iglesia desde 1920. Iniciamos la peatonal calle Crucero para confluir en la calle Uría; siguiéndola unos pocos metros a la izquierda llegamos a la plaza de los Pachorros, donde quizás tardemos unos segundos en encontrar la señalización que nos dirigirá por la calle La Peña, que principia junto a una oficina bancaria. Esta rúa adoquinada remonta el barrio dibujando un par de buenas curvas, la primera de ellas junto a la casa La Fontina. Alcanzado el alto recomendamos desviarse unos metros a la derecha y visitar la capilla de San Roque y San Martín, trasladada desde otra ubicación más céntrica y reedificada aquí en 1916 por los vecinos de El Chano, al borde de uno de los espectaculares miradores que atesora la villa. La postal de Luarca, abrazada por el río Negro, es incomparable, extendiéndose en el lienzo toda la población, donde podemos distinguir a vista de pájaro el recorrido de callejuelas y puentes que nos ha traído hasta aquí. Alcanzamos el lugar de El Chano, que como su nombre indica se asienta sobre una meseta. Una pista vecinal nos acerca en medio kilómetro a las casas de La Corripa, pertenecientes a la parroquia de Santiago. El topónimo La Corripa puede hacer referencia a un corral o cuadra destinado a ganado porcino o también a un cercado de piedras donde se depositan las castañas durante su recolección.

El Camino gira a la derecha por L’Oiteiru, continúa a la izquierda en el cruce posterior y desciende así a las ruinas de la vieja iglesia de Santiago de Arriba con su cementerio, en sus tiempos subordinada a Santa Eulalia de Luarca, en la vega del arroyo o pequeño río de la Olla.

Podemos escudriñar en las decrépitas paredes y hallar el dintel donde se distinguen con claridad una serie de veneras y una espada. La pista vecinal sube ligeramente mientras atraviesa los racimos de casas desperdigadas de Taborcías, asomados a los maizales. Tras una veintena de minutos, rebasando un puente sobre las vías y pasando al pie de una fuente, el Camino de la Costa sale al encuentro de la N-634 a la altura de Villuir; a lo largo de la jornada serán numerosas las veces que toparemos con la nacional. A mano izquierda sobresale una panadería y más atrás, al borde de la carretera, también hay un bar.

Albergue

Albergue Villa de Luarca
C/ Álvaro de Albornoz, 3
Luarca. Concejo de Valdés

¡Atención, ciclista!

Precaución en el último trecho de bajada hasta El Bao, es bastante pedregoso y presenta un tramo resbaladizo con varios escalones antes de confluir en la N-634.
La subida desde el río Frejulfe hasta la N-634, entre Villapedre y Piñera, también puede complicar la vida a los ciclistas. Algunos tendrán que empujar la bici unos metros.
km 3,7

Villuir

Cruzamos la N-634 y seguimos casi de frente en dirección a Constancios. En este punto más de un peregrino se despista y pasa por alto la señalización, terminando a merced del tráfico de la carretera durante un buen puñado de kilómetros. Entramos en el barrio de Aquelcabo, progresando de frente durante 400 metros y girando a mano derecha rumbo suroeste. Doscientos metros más adelante recobramos la dirección al doblar a la izquierda para acercarnos hasta un par de casas de Las Pontigas, cuyo núcleo se encuentra a mano derecha junto a la carretera. El Camino, resuelto, atraviesa el paraje de El Paraíso y deja el cargante asfalto, tomando un tramo de tierra. A un lado tenemos la A-8 y al otro la N-634 y el confín de tierra que avanza al mar.

Sobre el tejado del pabellón de la parroquia de Otur vemos emerger la torre picuda de la iglesia de San Bartolomé. Los terrenos de la actual parroquia también eran parte del vasto señorío del monasterio de Corias, al igual que otros que quedaron atrás en las jornadas precedentes. Bajo las laderas del pico Quemado de 472 metros se suceden varios barrios de esta entidad del Concejo de Valdés, como Las Cabornas y Carral; este último tras pasar un hórreo, donde vemos un grifo de agua medio escondido. Pasamos un arroyo y Casa Cayetano, decorada con varios muñecos y estatuillas, en el barrio de El Palacio. El monte de las antenas, que ya viene destacando al frente tiempo atrás, lleva el nombre de Faro. Quien le pusiera el nombre acertó de pleno, es un verdadero vigía que otea una gran superfi cie de los concejos de Valdés y Navia, como comprobaremos más tarde. Arroyos que salen de aquí y de allá al encuentro del Camino y algunos grupos de casas más, como los de La Casona y El Rellón, llevan a Los Remedios y a la capilla. En Otur no hay servicios junto al Camino, se encuentran al otro lado de la N-634, en el centro comercial Campoastur.

km 7,3

Otur (capilla de los Remedios)

Tras la ermita transitamos por un camino de tierra que asciende hasta el collado de Saguniento. A continuación, arrimados a la linde de un prado, bajamos bruscamente a la rambla del río Mayor, desconocida por los trabajos de la A-8, y salimos no sin esfuerzo de la hondonada, cruzando una carretera para presentarnos en La Barraca, conocida también por Las Hervedosas. Junto al posterior grupo de chalés, donde hubo en tiempos una venta, un tramo de asfalto se amolda a la falda del monte Faro y deriva en una pista muy ancha de arena y gravilla que sigue rodeando la montaña. A mano izquierda, al otro lado de la autovía que descarna el paisaje, se alza el pico El Infernón. En las horas centrales del día la cantidad de luz que reflejan estas pistas es cegadora, y es cuando más se echan en falta las gafas de sol, que conviene no olvidar junto a un sombrero o visera. La vista se pierde en el horizonte de la tierra mecida entre el mar y la montaña, dominando de un plumazo lo que nos queda por recorrer. La pista, que aún evoca el ir y venir de materiales, se disfraza de un camino más auténtico y montaraz. Tras un giro brusco a la derecha, con un mojón que pide auxilio al ahogarse en la maleza, avanzamos a la vera de un curso de agua que invade poco después el Camino, aumentado el riesgo de caídas y resbalones. Unos escalones de piedra (¡ojo, ciclistas!) conducen de nuevo a la nacional para entrar en El Bao. Un tremendo viaducto, un saurópodo de hormigón, parece venirse encima. Cruzamos el río Barayo, límite entre el concejo que se despide, Valdés, que nos acompaña desde el “puente que tiembla”, y el de Navia. Junto a la fosa de El Bao, al otro lado del viaducto, hay una fuente, aunque encontraremos otra un poco después junto al itinerario. A mano izquierda del cauce prestaba atenciones a los leprosos la malatería de San Lázaro de Barayo, a la que acompañaba una ermita.

km 10,6

Río Barayo

Ascendemos 300 metros por la carretera, dejando ésta por el arcén izquierdo para subir a Casa Carmina, donde unas cantimploras convertidas en veletas giran a los cuatro vientos. La vivienda es un santuario del Camino de Santiago, con figuras, placas, y rótulos referentes a la ruta. Dispone de bancos, una mesa y la fuente de Santiago. A continuación, la pista vecinal pasa a ser de tierra y continuamos de frente, confiados en la indicación de un azulejo mimetizado por la sombra de un castaño. Sobre el paraje de Mucheiro, la escena nos depara un llano salpicado de bosquetes de pino y cultivos de maíz que conduce a Villainclán, con un cabazo al pie del Camino, y posteriormente a Villapedre, donde alcanzamos por tercera vez la N-634.

km 12,8

Villapedre

Junto a la carretera nacional se agrupan los bares y alojamientos donde acuden los peregrinos para tomar un refrigerio. Al gunos, incluso, venidos desde Cadavedo y Canero, pernoctan. Caminamos unos metros por la carretera y nos desligamos de ella por la derecha, yendo a visitar la iglesia de Santiago, cobijada por un esbelto roble. En el interior guarda la imagen de Santiago a caballo que se encontraba en el viejo hospital de peregrinos de Luarca. Tras la iglesia pasamos bajo la vía férrea y giramos posteriormente a mano izquierda, atravesando varios barrios de esta parroquia naviega, como El Barbeitín y La Peña. Tras casa Tino, propiedad de una familia de gran tradición jacobea, damos la cara a una larga recta ya de tierra. El Camino se dirige por una senda herbosa a una pasarela sobre el río Frejulfe, en un tramo pedregoso. La posterior subida es un tanto complicada para las bicis, que deberán echar pie a tierra un corto trecho.

Cruzamos la N-634, dejando a mano izquierda los Almacenes Óscar, la tienda de Piñera, y accedemos a este núcleo, salvando posteriormente las vías por un puente. Un poquito más adelante, pasada Casa Teresa, doblamos a la derecha (hay un azulejo que marca Albergue / Camino), y nos acercamos a la iglesia de Piñera, de afilado campanario. Sorteando de nuevo las vías por otro puente bajamos hasta ella, arrimados a los acebos que crecen. Confluimos otra vez en la N-634, a cuya orilla se encuentra el albergue de peregrinos, que ocupa las antiguas escuelas. Fue rehabilitado y ampliado por la escuela-taller de Navia pero cuando se escriben estas líneas el albergue continuaba cerrado. Sin duda, una mala noticia.

km 15,6

Piñera

Circulamos por la nacional algo más de 300 metros y nos apartamos de ella por la margen derecha, tomando la senda que nace y que se hace valer de una pasarela para franquear una zona enfangada. Luego, unas piedras cruzan el arroyo Rounín y un prado nos aproxima a Villaoril, en cuyo santuario se venera enormemente a Nuestra Señora de Villaoril, incluso por devotos venidos desde la Mariña de Lugo. Al poco de entrar se gira a la derecha, pasando al lado de un silo y un unifamiliar vestido con un par de exóticas palmeras. Un kilómetro más tarde concurrimos a la NV-3, que seguimos en dirección a La Colorada y Navia. En escasos 250 metros visitamos el barrio de La Venta, donde se encuentra la vieja y arruinada posada que dio nombre a esta agrupación de casas. Contigua a la venta vemos la capilla de la Virgen de los Dolores.

km 18,2

La Venta (capilla de la Virgen los Dolores)

La carretera naviega alcanza más adelante La Colorada, donde se apiñan algunos servicios, como una gasolinera que dispone de tienda, un par de hoteles y algún restaurante. Sin perder el hilo de la etapa, saldremos de la vía por el arcén izquierdo para enganchar 180 metros después con un camino que surge a mano derecha. Éste, flanqueado de diversas especies como pinos y castaños, va a dar al camposanto. Pegados a su tapia iniciamos el descenso a Navia, donde recibe la capilla de San Roque, del siglo XVI. Sobrepasadas las vías, proseguimos por la calle Ramón de Campoamor y antes de llegar al Ayuntamiento giramos a mano derecha por la calle Doctor Rafael Calzada, torciendo por Mariano Luiña, primera bocacalle a la izquierda. Aquí resalta un tramo conservado de la muralla medieval, donde se asienta la casa de Coaña, de 1692. Salimos posteriormente a la avenida El Regueral, coincidente con la N-634, que seguimos a la derecha.

¡Atención, ciclista!

Tras el albergue de Piñera, el Camino desciende hasta el arroyo Rounín, con fango en las inmediaciones.
Una vez tomada la CÑ-3 en El Espín, los ciclistas pueden subir por la carretera que lleva a Folgueras y Jarrio, sin necesidad de ascender por la senda que se desmarca por el arcén derecho.
Hay que prestar suma atención, porque la N-634 se cruza innumerables veces -¡mucha precaución en las intersecciones!- y en bicicleta es más fácil despistarse a la hora de reencontrar el Camino.
km 20,8

Navia

  • Excepto albergue

Al otro lado de la carretera la alameda rebosa viandantes. Bajo el puente del ferrocarril, el Camino de la Costa se dirige a cruzar el estuario del Navia por el mismo puente de la nacional. Este gran río norteño nace en las proximidades del Camino Francés, surca el Primitivo y confluye en el Camino de la Costa. Cuesta imaginar a nuestros predecesores atravesando este mar de orilla a orilla en barcas de pasaje. Al otro lado nos encontramos en El Espín, donde pasamos al Concejo de Coaña. Nada más entrar a El Espín, que cuenta con bar y tienda, giramos a mano izquierda por la CÑ-3 en dirección a Folgueras. Ascendemos por ella, con buenas vistas sobre la papelera del grupo Ence y sobre el entorno de la ría. Cuatrocientos metros pasado el cruce, deberemos tomar a la derecha la carretera que lleva a Jarrio y a Folgueras, con rampas aún más pronunciadas. La abandonamos de inmediato por la derecha (los ciclistas pueden seguir por carretera hasta Jarrio), solventando el desnivel por una senda, arrimados a los setos de varias viviendas y alcanzando un depósito de agua y más unifamiliares del barrio de Barqueiros. La señalización no abunda y en los cruces debemos seguir siempre de frente. Dejamos la zona habitada para salir a una senda que progresa al borde de los maizales. Cuando el Camino traza una curva giramos a mano izquierda atendiendo al mojón (anteriormente se iba de frente, cruzando las vías a las bravas, pero el paso no estaba exento de peligro) y rodeamos un gran prado para girar a mano derecha y llegar hasta Jarrio. Junto al Camino se encuentra la capilla de Santa Ana, que guarda también una talla de San Joaquín. Fue una de las dependencias del hospital de peregrinos fundado aquí en el año 1370.

km 23,3

Jarrio

  • Al pie de la N-634, cerca del Camino

La fatiga aflora, aunque los más resueltos reemprenderán la marcha, subiendo por El Caleyón, un espléndido túnel vegetal que lleva hasta el solar de la Asociación de Vecinos Santa Ana. A un lado, la Fonte de Os Peregrinos, que luce una vieira en azul y amarillo y una placa que rememora la fecha de su inauguración. Por una pista vecinal vamos despidiéndonos de esta población de la parroquia de Santiago de Folgueras (la N-634 circula a 150 metros a mano izquierda), encontrando un par de bancos con sendas papeleras bajo unos sauces llorones. Sin decirlo, están invitando al descanso. Arriba al sur domina la situación el pico de Jarrio, también conocido como Carbayosa. Llegamos a una fuente junto al cartel que dirige a Torce, completada por varias hortensias y un banco.

Reanudamos así la pista asfaltada que torna en tierra más adelante y avanza en paralelo a la autovía, de poder a poder, para terminar cruzándola por un puente. Junto a la casa de aldea el Nido de Olvido, en El Esteler, vamos a dar con la N-634 (puede que aún continúen las fl echas que evitan salir directamente a la nacional). Tras dejar un lavadero en los aledaños del arroyo del Esteler, volveremos a cruzar la N-634, progresando ahora por una pista que lleva a las primeras viviendas de Cartavio, documentado ya en el siglo XV en el trazado del Camino de la Costa que lleva a Santiago. La iglesia de Santa María, heredera del monasterio mencionado en el 976, queda a mano derecha.

km 26,8

Cartavio

Terminamos desembocando una vez más en la N-634, y ya van… continuando por ella sólo 200 metros. Tantas intersecciones con esta carretera exigen una gran dosis de concentración para no resultar atropellado en alguno de los cruces. Abandonaremos la nacional por la izquierda, tomando una bifurcación a la derecha. Una pista pasa junto a otro lavadero y tuerce a mano izquierda para salvar las vías de FEVE, donde encontramos una cruz de Santiago. Toparemos muchas más, fueron realizadas por Jesús Trabadelo, un artesano de La Caridad.

A la salida está la Casa Quirós, tras la que sorprende una senda emboscada que desciende al arroyo de Miudes. En algo más de medio kilómetro salimos a la carretera que se dirige a Miudes y entroncamos con la N-634 junto al hotel Lombó. Ya hemos conquistado el Concejo de El Franco; al tiempo que llegamos a Maquinaria Hermanos Fernández, dejamos la nacional por la izquierda, rodeando la nave por la parte de atrás. No tardaremos en acudir al albergue de peregrinos de Arboces, que ocupa el edificio de las viejas escuelas. Este alojamiento municipal se habilitó cuando se acometieron las obras del albergue de La Caridad y, dada la afluencia de peregrinos, continúa acogiéndolos cuando se llena el de la capital.

km 29,6

Arboces (albergue de peregrinos)

Saldremos de nuevo a la N-634, cómo no, para abandonarla metros después por una pista bacheada. Será cerca de un kilómetro, visitando La Pasadía, para hacer de nuevo acto de presencia en la nacional. Guiados por una cruz de Jesús Trabadelo, cruzamos la carretera para llegar al albergue de La Caridad, punta de lanza de la capital de El Franco.

Albergues

Albergue de Peregrinos
Antiguas Escuelas
Arboces
Albergue de Peregrinos
Avda. de Asturias
La Caridad
Camino de la Costa Etapa 10: Luarca - La Caridad

Direcciones y datos de interés

Información turística

Valdés

Ayuntamiento de Valdés
Plaza de Alfonso X El Sabio, s/n
Luarca
Oficina de turismo de Valdés
Palacio Marqués de Gamoneda
Plaza Alfonso X El Sabio, s/n
Luarca

Navia

Ayuntamiento de Navia
C/ Real, 6
Navia
Oficina de turismo de Navia
Avda. de la Dársena (Parque Alfonso Iglesias)
Navia

Coaña

Ayuntamiento de Coaña
Plaza del Ayuntamiento, s/n
Coaña
Oficina de turismo de Coaña
Ayuntamiento de Coaña
Plaza del Ayuntamiento, s/n
Coaña
Horario: de lunes a viernes, de 8:00 a 15:00.

El Franco

Ayuntamiento de El Franco
Plaza de España, 3
La Caridad
Oficina de turismo de La Caridad
Complejo cultural As Quintas
C/ Quintas, 1
La Caridad
Horario: lunes y jueves, de 9:30 a 14:30 y de 17:00 a 20:00. Martes, de 9:30 a 14:30. Miércoles, de 17:00 a 20:00. Viernes, de 12:30 a 14:30 y de 17:00 a 20:00.

Oficinas de Correos

Luarca

Oficina de correos de Luarca
Ramón Asenjo 21
33700. Luarca

Navia

Oficina de correos de Navia
Avda. Carlos Pelaez 3
33710. Navia

Dónde alojarse

Cartavio

Hotel Restaurante Mayce
N-634, km. 530,5
Cartavio

Arboces

Albergue de peregrinos
Antiguas escuelas
Arboces. El Franco
34 plazas.

La Caridad

Albergue de peregrinos
Avda. de Asturias
La Caridad
22 plazas.
Microondas y vending.
Abierto todo el año.
Pensión Sayane
Avda. de Asturias, 6
La Caridad

Almuña

Albergue de peregrinos
Barrio de las escuelas, s/n
Almuña. Concejo de Valdés
22 plazas.
Dispone de microondas y nevera.
Abierto todo el año.

Luarca

Albergue Villa de Luarca
C/ Álvaro de Albornoz, 3
Luarca
22 plazas.
Servicio de lavandería, vending, microondas y nevera.
Abierto todo el año.

Otur

Hotel Restaurante Casa Consuelo
N-634, km 511,1
Otur

Villapedre

Hotel El Pinar
A pie del camino antes de cruzar la N-634
Villapedre
Hotel Villa Auristela
La Llamiella
Villapedre

Navia

Pensión Cantábrico
C/ Mariano Luiña, 12
Pensión Restaurante San Francisco
C/ San Francisco, 9

El Espín

Hotel Restaurante El Capellán
C/ Barqueiros, s/n
El Espín

Jarrio

Hotel Restaurante Las Camelias
N-634
Jarrio

Talleres de bicicletas

Luarca

Motocar CB
Avda. de Galicia, 26

Navia

Bicicletas Eureka

La Caridad

Talleres Penedón
Avda. del Padre Montaña, s/n

Farmacias

Navia

Farmacia Mª Paz Méndez-Castrillón Rodríguez
C/ Regueral, 7
Navia
Horario: lunes a miércoles, de 9:30 a 13:30 y de 16:00 a 20:00; jueves, de 9:30 a 17:30; viernes, de 9:30 a 13:30 y de 16:00 a 20:00.

Coaña

Farmacia María Luz Méndez Álvarez
C/ Mohías
Mohías (Coaña)
Horario: lunes a viernes, de 9:00 a 21:00; sábado, de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:30.

La Caridad

Farmacia Joaquín Martínez Fernández
Travesía de Mohíces, 3
La Caridad
Horario: lunes a viernes, de 9:00 a 14:00 y de 16:30 a 19:30.

Gastronomía de la zona

Navia

La venera
La venera es un postre típico de navia compuesto por almendra molida, huevos y azúcar. su forma y su nombre enlazan directamente con el Camino de Santiago.

Coaña

El fereisolo
El frixuelo, tan típico de la gastronomía asturiana, es conocido en la zona de Coaña como fereisolo o creisolo.

Puerto de Vega

El percebe
El percebe de la costa occidental asturiana tiene un alto reconocimiento, siendo la lonja de Puerto de Vega uno de sus referentes.