Foto: Miki López

Tineo
Pola deAllande

...
Concha
...

Camino Primitivo

Etapa 4

Caminos de Santiago del Norte

Concha Camino Primitivo

Tineo - Pola de Allande

Etapa 4

Las sierras de Tineo y Obona, con sus pasos elevados de Guardia y Piedratecha, ya disponen el cuerpo y el espíritu para las venideras jornadas de montaña. En el descenso al valle, el monasterio de Santa María la Real, en tiempos lugar de paso ineludible por mandato de Alfonso IX, cede terreno a la campiña. En esta tierra feraz, los lugares de Campiello y Borres acogerán a los peregrinos que resuelvan a la jornada siguiente la ruta de los Hospitales, la mítica travesía de la sierra de Fonfaraón. A partir de Samblismo y La Mortera los collados se multiplican, primero Porciles con sus negocios de toda la vida -bar y ultramarinos todo en uno- y después Lavadoira, donde el Camino Primitivo accede a las tierras de Allande. La parte final desciende a La Puela, capital del concejo a orillas del río Nisón.

Etapa 4

Distancia de la etapa

28,8 kilómetros

Concejos por los que transcurre
  • Tineo
  • Allande
km 0

Tineo

La salida de Tineo puede hacerse por dos itinerarios, según partamos del albergue de peregrinos Mater Christi o del centro de la localidad. Desde el albergue podemos ascender al camino de San Roque y seguir la señalización jacobea que baja por Sánchez Campomanes. Al llegar a la iglesia de San Pedro torcemos a mano derecha junto a una panadería por la travesía de La Torre. En el siguiente cruce seguimos de nuevo por la derecha, encauzando la calle de la Fuente. Si salimos del centro, basta con seguir la calle Calvo Sotelo, coincidente con la carretera, y continuar de frente por González Mayo. De esta avenida sale a la derecha la calle Venera de la Conda, que en fuerte rampa sube a la calle de la Fuente.

Al borde de la calle, la figura de un peregrino parece darnos los buenos días. Ascendemos por pista asfaltada hasta la fuente de San Juan, una de las siete que daban de beber al vecindario antes de la traída de aguas. Nos cercioramos de llenar la cantimplora, a la que echaremos mano a buen seguro antes de arribar a Villaluz, y dejamos atrás la villa de Tineo, instituida por Alfonso IX como paso inexcusable para todos aquellos que se dirigiesen a Compostela. En breve diremos adiós al pavimento para hollar un camino de tierra que conduce al regueiro de Robléu. Podemos cruzarlo por la pasarela habilitada, esencial en época de lluvias.

Justo después, llegamos al Mirador de Letizia, la cabaña en piedra de Arcadio Rey, un vecino mítico de Tineo, minero ya jubilado, que todos conocen como Pana. Se bautiza a sí mismo como el último de Filipinas, en alusión al sitio de Baler, donde un destacamento español sufrió el asedio de los armados filipinos durante once meses. El tramo que viene a continuación siempre ocupará un lugar destacado en las imágenes de la peregrinación. A través de la falda del monte Brañugas, que alcanza una altura de 1.016 metros, avanzamos arropados por un arbolado autóctono, gozando al sur de un panorama de excepción, cuya vista nos lleva hasta la cordillera Cantábrica. Dejaremos atrás un par de depósitos de agua y en los parajes de La Freita y El Rebuchar salvaremos algún trecho enfangado por la presencia de riachuelos. Superamos los 3,5 kilómetros desde la fuente de San Juan en el alto de Guardia, donde desembocamos en una pista asfaltada.

¡Atención, ciclista!

De Tineo al alto de Piedratecha se recomienda a los ciclistas tomar primero la AS-217 hasta Piedrafita. Es la vía que pasa junto al mismo Ayuntamiento de Tineo, saliendo por la calle Calvo Sotelo y la avenida González Mayo. Ya en Piedrafita deben continuar por la AS-350 hasta el alto de Piedratecha. Aquellos que no lleven alforjas y se encuentren fuertes pueden probar con el itinerario oficial que siguen los peregrinos a pie, más técnico y exigente.
El descenso por senda desde Piedratecha al desvío que conduce al monasterio de Obona y después a Villaluz tiene varias trialeras y suele estar resbaladizo. Por este motivo los ciclistas menos diestros pueden tomar la TI-3 en el alto de Piedratecha en dirección Campiello y El Espín.
km 5,8

Alto de Guardia

A nuestra derecha retumban los molinos eólicos sobre la peña El Chao. Seguimos la pista hacia la izquierda durante 150 metros para abandonarla por la derecha, circulando ahora por un camino. En el primer cruce tomamos la senda de la izquierda, que rodea el pico de Puliares, donde sobresalen varios túmulos. Más adelante, el itinerario confluye primero en una pista de hormigón y después en la carretera de Cerezal, por la que caemos a la AS-350 a la altura del alto de Piedratecha, un ventoso cruce de caminos que roza la cota de los 800 metros.

km 8

Alto de Piedratecha

El caserío se encuentra al otro lado de la carretera, sin prestar servicio alguno, aunque en tiempos existió una venta y después un bar. La jornada sigue junto a la AS-350 en dirección a Bárcena de Monasterio. Unas rodadas junto al arcén izquierdo evitan posar los pies sobre el asfalto y nos guían durante 700 metros hasta una senda que nace al borde de la vía. Un hermoso robledal endulza ahora el viaje, cubriendo el paraje del Montecillo hasta encontrarse con el desvío opcional que lleva al monasterio de Santa María la Real de Obona. El desamparado cenobio se encuentra a medio kilómetro y lo más interesante lo hallaremos en la talla románica de Jesucristo cobijada en la iglesia. Eso sí, el que quiera contemplarla deberá subir hasta el mismo pueblo de Obona y pedir las llaves en el bar Casa Bernaldín. Los menos resueltos continúan el itinerario en dirección Camino, que bajo la foresta dibuja un breve rodeo hacia el sur, contemplando la localidad tinetense sobre la ladera opuesta. A la salida del bosque nos topamos con Villaluz.

km 11,5

Villaluz

A la entrada suele apostarse Jovino, un vecino parlanchín que lleva su registro particular de los peregrinos que pasan y que dispone de sello para la credencial. Gusta de regalar unas plumas de perdiz, así que si ves que alguien porta algunas sabrás de donde proceden. En breve pasamos entre el lavadero tradicional y la ermita del Cristo del Socorro para desembocar en la TI-3, que seguiremos durante los próximos 4 kilómetros. En contraste con la umbría y el recogimiento de los bosques pasados, en este momento se extiende ante nosotros una sucesión indefinida de praderas que tienen como telón de fondo las cumbres que franquearemos a la jornada siguiente. Nos dejamos caer por la carretera, pasando en primer lugar por Vega de Rey, que pertenece a la parroquia de San Martín de Semproniana. Por la misma recta subimos ligeramente y damos alcance al cercano Berrugoso, perteneciente a Obona. El próximo hito serán Las Tiendas, donde recibe una casa aislada. Tras el punto kilométrico 5 la carretera dibuja una curva pronunciada a la izquierda, deja atrás el desvío hacia Sabadel de Troncedo y supera un cambio de rasante para bajar a Campiello.

km 14,4

Campiello

Como cruce de caminos que es, Campiello se ha desarrollado al calor de gente viajera que en su tránsito halló aquí sustento y reposo. Ganaderos, vaqueiros, comerciantes y en la última década, sobre todo, peregrinos han transformado este lugar, así los negocios Casa Herminia y Casa Ricardo han traspasado fronteras y sus propietarios son aún más recordados que la localidad en sí. Tanto Campiello como Borres, al que llegaremos más tarde, son fonda ineludible para los peregrinos que vayan a tomar a la jornada siguiente la primitiva ruta de Hospitales, que enlaza con la que sube de Pola de Allande en la cima del puerto del Palo. Reanudamos el paso por la misma TI-3, no tardando en atravesar El Fresno.

A mano izquierda, a cobijo del robledal, se encuentra la ermita de Santa María Magdalena. Enseguida cruzamos El Espín y junto a la señal de fi nal de población dejamos esta carretera para seguir la que lleva a Pereda, Orrea y Sangoñedo. A 300 metros, en una curva a mano izquierda, abandonamos el asfalto por la derecha y entre arbolado y pastizales llegamos primero junto a una fuente, donde está el desvío hacia el acogedor albergue de peregrinos de Borres, sucesor del antiguo hospital que se fundó en el pueblo en los primeros siglos de las peregrinaciones. Seguimos hasta el barín, donde deben registrarse y sellar aquellos que pernocten.

Alojamientos

Albergue Casa Ricardo
Campiello, 1. Concejo de Tineo
Albergue Casa Herminia
Campiello, 4. Concejo de Tineo
Hotel rural Casa Herminia
Campiello, 4. Concejo de Tineo
km 17,3

Borres

El itinerario deja atrás el bar, pasa junto a la iglesia de Santa María y cruza la carretera AS-219 para continuar su ascenso por una pista pavimentada. La ubicación ofrece un cuadro privilegiado de Borres, de tradición ganadera. La pista pronto torna en una vía de tierra que llanea y alcanza el lugar de La Solana, donde se bifurcan los caminos, el que lleva a Pola de Allande y el que conduce a la primitiva ruta de los Hospitales. Proseguimos de frente en dirección Allande, arribando en breve a la pequeña aldea de Samblismo. Cruzamos por un paso de cebra la AS-219, que irá acompañándonos hasta el fi nal de etapa, y tomamos otra pista pavimentada que deviene en tierra tras las últimas casas. El camino imita el curso de la carretera hasta la siguiente población: La Mortera, dividida en dos por la AS-219.

Albergue

Albergue de peregrinos Santa María de Borres
Borres, s/n.
Concejo de Tineo
km 20,2

La Mortera

  • Bar-tienda

Los compañeros que finalizaron la jornada para realizar al día siguiente la ruta de Hospitales atravesarán la parte más alta de esta localidad, visitando la capilla de San Pascual. El camino hacia Allande, sin embargo, discurre por el barrio de abajo, yendo al encuentro del río La Mortera, que cruzamos para tomar una senda que nos aúpa no sin esfuerzo hasta la AS-219. La salvamos de nuevo por un paso de peatones y la abandonamos por la derecha, bajo el pico Picón de 974 metros. Encima de donde nos encontramos hay un paraje de clara alusión jacobea que se conoce como de Los Romeiros. Franqueamos un arroyo, pasamos bajo la carretera y solventando algún regueiro más nos presentamos en Colinas de Arriba, que al igual que La Mortera pertenece a la parroquia de Santiago de Cerredo.

¡Atención, ciclista!

A partir de La Mortera los ciclistas deben proseguir por la AS-219 hasta el alto de Lavadoira, ya que el itinerario oficial, aparte de cruzar y transitar por la carretera en bastantes ocasiones, asciende varios collados por sendas no ciclables.
Siempre con cautela se puede descender por el camino desde el alto de Lavadoira a Ferroy. La vía tiene sufi ciente anchura y, eso sí, hay que abandonar Ferroy por una pista pavimentada que enlaza con la AS-217, que ya lleva a la próxima Pola de Allande.
km 22,3

Colinas de Arriba

Cruzamos la ya compañera AS-219 en un par de ocasiones y después descendemos a la vega del río Villaverde, que rebasamos gracias a una servicial pasarela adornada por la inscripción ‘2010. José Pérez Satorno’. Atravesando el paraje de Tierras Grandes subimos una vez más a la carretera, que lleva a coronar el alto de Porciles, a una altitud de 773 metros. A la salida de la curva nos presentamos en la población junto a Casa San Roque, bar-tienda fundado en 1944.

km 23,7

Porciles

  • Bar-tienda

Justo después dejamos a mano izquierda la capilla de San Roque y progresamos hasta Casa Boto, otro histórico bar-tienda del Camino Primitivo, abierto en 1929 y regentado por José Manuel Boto. Tras este negocio abandonamos la carretera por el arcén izquierdo y nos lanzamos disparados hasta el cauce del río Porciles, un descenso rápido e intenso que nos deja al pie de la pasarela que salva la corriente. Aún deberemos superar un desafío más, ya que tras el cauce sobreviene otra afanosa pendiente que trepa encajonada sobre traviesas de madera, prolongando el esfuerzo hasta la AS-219, que franquea el caserío de Lavadoira para hollar el alto del mismo nombre.

km 25,7

Alto de Lavadoira

A 806 metros de altura nos despedimos del Concejo de Tineo e ingresamos en el de Allande. Inmediatamente antes del cambio de Ayuntamiento nace una pista asfaltada a mano izquierda que lleva a Gera, que no tomaremos. Junto a ella un mojón jacobeo invita a adentrarse en el pinar. El trazado tortuoso nos concede por fi n una tregua. La bajada por la falda del monte del Buño, bajo el pico Corona, nos permite recuperar en parte de la fatiga y afrontar cómodamente el último trecho de la jornada. El camino, ancho y confortable, desciende por un bosque cada vez más mixto, donde los prados, con sus bolas de forraje, no tardarán en aparecer anunciando la proximidad de un lugar habitado; arribamos seguidamente a Ferroy.

km 27,6

Ferroy

No tardamos en traspasar el pueblo y cruzamos la AS-217 para abandonarla de inmediato, continuando el descenso hasta el regueiro del Caleyo. Remontamos la vaguada para salir de nuevo a la AS-217 y hacer la entrada en Pola de Allande por el barrio El Canto. Pasada la curva, detrás del cuartel de la Guardia Civil, se encuentra el albergue de peregrinos. Prosiguiendo la avenida de América se accede al centro de La Puela, colmada de establecimientos en torno al Ayuntamiento y la iglesia de San Andrés.

Albergues

Albergue de peregrinos de Pola de Allande
Avda. de América, 46. Pola de Allande
Hotel La Nueva Allandesa
C/ Donato Fernández, 3. Pola de Allande
Hotel Lozano
Avda. De Galicia, 5. Pola de Allande
Albergue de peregrinos de Peñaseita
Peñaseita, s/n. Concejo de Allande
Camino Primitivo Etapa 4: Tineo - Pola de Allande

Direcciones y datos de interés

Información turística

Tineo

Ayuntamiento de Tineo
Plaza del Ayuntamiento, s/n
Tineo
Oficina de turismo de Tineo
Plaza El Fontán, 22
Tineo
Horario: lunes a viernes de 8:00 a 15:00, excepto puentes.

Pola de Allande

Ayuntamiento de Allande
C/ Donato Fernández, 2
Pola de Allande
Oficina de turismo de Allande
Avenida de América, 41
Pola de Allande.
Horario: abierta del 20 de junio al 21 de septiembre. Martes a sábado de 11:00 a 17:30, domingos de 11:00 a 15:30, lunes cerrada.

Oficinas de Correos

Tineo

Oficina de correos de Tineo
General Riego 5
33870. Tineo

Pola de Allande

Oficina de correos de Pola de Allande
Alcalde Ramos 7
33880

Dónde alojarse

Campiello

Albergue Casa Ricardo
Campiello, 1
Concejo de Tineo.
26 plazas en litera y dos habitaciones dobles.
Abierto todo el año.
Albergue Casa Herminia
Campiello, 4
Concejo de Tineo.
18 plazas en litera.
Abierto todo el año.
Hotel Rural Casa Herminia
Campiello, 4
Concejo de Tineo
10 habitaciones dobles.

Borres

Albergue de peregrinos Santa María de Borres
Borres, s/n
Concejo de Tineo
18 plazas en litera.
Abierto todo el año.

Pola de Allande

Albergue de peregrinos de Pola de Allande
Avda. de América, 46
Pola de Allande
24 plazas en litera.
Abierto todo el año.
Hotel La Nueva Allandesa
C/ Donato Fernández, 3
Pola de Allande
36 habitaciones desde individuales hasta triples.
Hotel Lozano
Avda. de Galicia, 5
Pola de Allande
9 habitaciones.

Peñaseita (3,2 km más adelante de Pola de Allande)

Albergue de peregrinos de Peñaseita
Peñaseita, s/n
Concejo de Allande
12 plazas en litera.
Abierto todo el año.

Farmacias

Tineo

Farmacia Mª Soledad Arias García
Avda. Calvo Sotelo, 8
Tineo
Horario: lunes a viernes: de 09:30 a 13:30 y de 16:00 a 19:30, sábado: de 10:30 a 13:00.
Farmacia Josefa Sal del Río Arganza
Avda. González Mayo, 23.
Horario: lunes a viernes de 09:30 a 13:30 y de 16:00 a 19:30, sábado de 10:30 a 13:00

Pola de Allande

Farmacia Ana María Rodríguez-Peláez Peña
Avda. de América, 2.
Horario: lunes a viernes de 09:30 a 14:00 y de 17:00 a 20:00, sábado de 11:00 a 13:30.

Gastronomía de la zona

Suroccidente

La miel
Uno de los productos más famosos y de gran calidad del suroccidente de Asturias es la miel, destacando la potencia de la de brezo, el dulzor de la de castaño o el toque mentolado de la de roble.
Natas y mantequillas
La cultura vaqueira ha influido mucho en la gastronomía de la zona, sobre todo en los productos derivados de la leche, como las natas y mantequillas.
Repollo relleno de ternera
El repollo relleno de ternera es un plato frecuente de la cocina occidental asturiana, aunando los productos de la huerta y la excepcional ganadería.