Buscador de topónimos

La Piedra

El latín PETRAM explica la palabra actual piedra presente en numerosos nombres de lugar (237 p. 67) como Piedra (Llg), La Piedra (Ci, Cñ, Gr), Piedras (Cd), As Pedras (Cs). Los lugares del tipo piedra tanto pueden referirse al genérico como a una muestra individualizada e incluso, a veces, a una piedra muy caracterizada como límite o antiguo monumento megalítico.

Son compuestos:

Pedralba (Cg, Tp), Pedroba (Mi), Pidroba (Co) PETRAM ALBAM ‘piedra blanca’.

Piedracea (Ll) PETRAM ACIDAM ‘piedra áspera’, ‘piedra aguda’.

Piedresblanques (Vv), Piedrasblancas (Ct)40, A Pedra Branca (Bu), Pedrasbrancas (Tp).1

Piedrafita (Vv, Mi, Ri, Ti, Cn, Vd), Pedrehita (Pm) PETRAM FICTAM ‘piedra cla vada, mojón’.

Piedramenuda (Av)41 PETRAM MINUTAM ‘piedra suelta’.

Piedresnegres (Llv).

Otros derivados de PETRAM o emparentados aparecen con alguna incrementación de sufijos:

La Pedrisca (Av), El Pedriscu (Mi), El Pedrayu (Am), Pedrazos (Llg, Mi), El Pedruecu (Pi), El Pedro co (Xx, Sr), Os Pedrouzos (Ve).

Son colectivos no sólo el apelativo pedreru ‘peñascales en la costa’, ‘roquedos marinos’, sino topónimos como:

Pedreo (Uv, Ay), Pedréu (Bi, Gr), El Pedréu (Cr), La Pedrea (Llg), Pedregal (Vv, Uv), El Pedregal (Cñ, Ay, Is, Sm, Ce, Ti, Vd), El Pedragal (Ca), El Perezal (Bi), El Pedriru (Mi), La Pedrera (Vv, Xx, Cñ, Go, Cr, Uv, Na, Si Ct, Sl, Vd), Las Pedreras (Ct), Pedriego (Sr), El Pedrosu (On, Pa, Pi, Vv, Ca, Ti), El Pedroso (Mi, Ll), Pedrosu (Ce), El Pedrusu (Sb), La Pedrosa (Lla, Mi, Ll, Ni), Pedrosa (Sg), Les Pedroses (Cg, Ca). Aumentativo masculino es Pedrón (Pi) si no se trata de un antro pónimo.

Al lado de PETRAM debió de funcionar una variante masculina *PŠETRUM ‘piedra pequeña’ que nos recuerda el topónimo menor tebergano Piedruduru o Piriduru42. Su equivalente lo tenemos en el antropónimo bíblico, PETRUS, de grandes resonancias en la historia del cristianismo. Preci samente por su influencia eclesial se generalizó en asturiano y castellano sin diptongo, a diferencia de lo que ocurrió en italiano (Pietro), y con alternancia en la conservación / eliminación de la dental (Pedro / Pero —> Peri o Pérez). Por eso es posible que nos encontremos con expresiones de topónimos más evolucionadas con pérdida de la -t- etimológica (318 p. 102) en los siguientes:

La Perallonga (Llg) ‘piedra alargada’.

Perlá (Sr), Piedrallada (Cg), Pedrellada (Cu) PETRAM LATAM ‘piedra ancha’, ‘piedra superior del dolmen’.

Parafita (Ti) PETRAM FICTAM ‘piedra clavada’, ‘mojón’, (135 p. 182).

Paratecha (Ti)43 PETRAM TECTAM ‘piedra cubierta’, ‘pie dra empleada de tejado’.

La Perallonga (Llg), Parallonga (Ti) PETRAM LONGAM ‘pie dra alargada’.

La Peranguilona (Llg) ‘piedra estrecha y alargada’.

Perasente (Ay) PETRAM SENTAM ‘piedra erizada’44.

La Perecalva (Uv) ‘la piedra pelada’, ‘la piedra sin vegetación’.

Perellaza (Ay) ‘piedra resbaladiza’, ‘piedra lisa’.

La pérdida de la -T- llevó a confundir, a veces, derivados de PETRA ‘piedra’ y del plural de pirus, PIRA > pera, por lo que, en determina das ocasiones, resulta sumamente difícil establecer si nos encontra mos ante derivados de una u otra palabra; es éste el caso de los nombres del tipo Perea, Pereda, Perera...