Foto: Miki López

Avilés
Muros deNalón

...
Concha
...

Camino de la Costa

Etapa 6

Caminos de Santiago del Norte

Concha Camino de la Costa

Avilés - Muros de Nalón

Etapa 6

Las rúas del Avilés más primitivo mudan en los barrios residenciales de San Cristóbal, donde los peregrinos, aún aletargados, deben resolver si encaminarse a Piedras Blancas por la ruta oficial o a Salinas por la alternativa. Ambos recorridos enlazan más tarde en La Lleñada para ascender a la sierra del Cordel, rematada por una planicie que traslada de la parroquia de San Martín de Laspra a la de Santiago del Monte, sumida en el ronroneo de los aviones que emergen del monte Anzo. El Concejo de Soto del Barco reemplaza al de Castrillón al inicio de la travesía del monte La Granda, de tierras arenosas colonizadas por el eucalipto que parecen congelar los conceptos del espacio y del tiempo antes de llegar a El Castillo, donde los más antiguos embarcaban para enfrentarse a las traidoras corrientes del río Nalón, vado ineludible para conquistar la plaza de Muros, el pequeño pueblo del viejo mundo, como lo definió Walter Starkie.

Etapa 6

Distancia de la etapa

23,8 kilómetros

Concejos por los que transcurre
  • Avilés
  • Castrillón
  • Soto del Barco
  • Muros de Nalón
km 0

Avilés

En la débil aurora marchamos los peregrinos del albergue avilesino, cruzando la avenida de Cervantes con la tenue luz de las luminarias. Ponemos pie en la peatonal calle Rivero, antigua rúa barroca de artesanos con sus característicos soportales que fue declarada Conjunto Histórico Artístico junto al resto del casco antiguo. El tramo adoquinado da paso al de baldosas, mientras pasamos junto al parque de Ferrera y la fuente de los Caños de Rivero. A su altura se ubicaba el hospital de peregrinos, que tuvo capilla e incluso un cementerio propio y que fue derruido en 1948. Contigua a la fuente se alza la modesta capilla del Cristo. El itinerario urbano nos lleva hasta la plaza de España, solar del Ayuntamiento. El Camino de Santiago prosigue a la derecha de la casa consistorial por la calle de la Ferrería, el pasaje más transitado que hubo en la ciudad amurallada, pasa junto al palacio de Valdecarzana, que fue la vivienda de un acaudalado mercader, y deja la calle medieval junto a la iglesia de los Padres Franciscanos.

Atentos porque confluimos entonces en la plaza Pedro Menéndez y el parque del Muelle, pero no nos adentramos de frente aún, será mejor que doblemos a mano izquierda por la calle La Muralla, pegados unos metros al palacio de Camposagrado. Aquí se situaba el Puente Viejo sobre el río Tuluergo, que ganaban los viajeros para conectar con el barrio de pescadores de Sabugo. Nos trasladamos ahora hasta el otro extremo de la plaza; en el lateral izquierdo nace la peatonal calle La Estación, cuya entrada carecía de azulejo del Camino de Santiago. Por ese motivo, algún trabajador de los servicios de limpieza se convertía muchas mañanas en lazarillo de peregrinos, desorientados ante la carencia de señalización. Hasta que uno no se calza las botas no es consciente del trastorno que causa la pérdida de un solo indicador. Por la misma calle de la Estación torcemos a la izquierda en la segunda bocacalle, ante la portada de la iglesia vieja de Sabugo, cuya primera construcción se remonta al siglo XIII. Junto al templo, cruzamos la plaza del Carbayo y salimos a la derecha por Marcos del Torniello, conectando así con la avenida de Alemania, que nos paseará largo y tendido por la parroquia avilesina de San Cristóbal. Una rampa cuya dureza cobra todavía más entidad con la musculatura aún rígida, al rayar el día, asciende a Valdredo, donde los últimos bloques de viviendas van cediendo terreno ante los unifamiliares de capricho de La Sablera, donde alcanzamos la meseta que nos lleva por La Cabianca al “barrio más guapín”, galardón concedido en 1996 a Campo del Conde.

Albergue

Albergue de peregrinos Pedro Solís
Entrada por la Avda. de Cervantes, Avilés

¡Atención, ciclista!

En este primer tramo invitamos a seguir todo el tiempo el mismo recorrido marcado para los peregrinos a pie, evitando en la medida de lo posible desvíos absurdos. Únicamente, desde el barrio La Cuesta, se puede optar por bajar hasta la N-632 por la carretera vecinal en lugar de por la senda, entroncando con el Camino en Raíces.
¡Ojo!, alguien se ha dedicado a marcar un supuesto itinerario para peregrinos en bici en cruces y algunos mojones, apostando siempre por la carretera, aun cuando el trayecto original del Camino es totalmente ciclable.
km 3,4

Campo del Conde

Junto al bar-restaurante A Fuego Lento, giramos noventa grados a la derecha y seguimos de frente 200 metros, pasando el bar-restaurante Casa Corredoria, a metros de entrar en el barrio de Bastián. ¡Ojo!, porque aquí mismo se encuentra la disyuntiva de la jornada y donde, al igual que siempre, el peregrino echa en falta un soporte informativo:

Camino oficial

Unas flechas amarillas dirigen a mano izquierda por el trazado oficial, que se dirige a Piedras Blancas por La Plata y la parroquia de San Miguel de Quiloño. Aunque transitable y señalizado con mojones del Principado y recientemente con bastantes flechas amarillas, hay pendientes algunas intervenciones que permitan subsanar una zona de encharcamientos y la construcción de una senda peatonal que evite circular por un tramo de carretera que presenta tráfico y un arcén escaso.

Camino alternativo (1 kilómetro más largo que el oficial)

Sigue de frente, entrando en Bastián. Durante la última década ha sido el más transitado y desciende a Raíces y Salinas para subir posteriormente a San Martín de Laspra. ¡Este tramo de trazado alternativo está marcado en verde en la cartografía que acompaña la etapa, pero es el que describimos, tomándolo como referencia para el cómputo de kilómetros! Así tiramos de frente, entrando en Bastián y continuando por La Garita, donde está la sidrería Casa Falo, y La Cuesta, con impecables panorámicas sobre Raíces y Salinas, y donde algo contrariados descendemos unos metros rumbo este. Muy pronto tomamos un camino forestal de caja profunda (los ciclistas pueden seguir por la vía asfaltada hasta confluir con la N-632), que bajo un bosque mixto desciende hasta la N-632, que se cruza de inmediato para seguir por la avenida de Raíces, donde apercibimos el monasterio de la Merced, vinculado al castillo de Gauzón. Franqueamos seguidamente el río Raíces, que podemos sorprender repleto de ánades, y accedemos a Salinas, localidad turística, la segunda más poblada del municipio tras Piedras Blancas, que posee una de las playas más extensas de Asturias. Giramos a mano izquierda por la calle Doctor Fleming, que se extiende de frente por espacio de 600 metros, cortando la avenida Marola. Al final de la calle giramos unos metros a la derecha por Nicanor Piñole y seguidamente a la izquierda por la calle Ramón y Cajal, que se prolonga otros 400 metros. Al acabar, torcemos a mano izquierda por Príncipe de Asturias, desviándonos a la derecha junto a la sidrería Pinos Altos.

km 6,5

Salinas

Tanto en Salinas (trazado alternativo) como en Piedras Blancas (oficial) localizaremos todos los servicios, y ¡ojo! porque hasta Soto del Barco, en el kilómetro 19,5 de la etapa, no encontraremos más. El itinerario costero accede a la avenida San Martín, que cogemos en dirección a San Martín de Laspra, que forma una de las parroquias castrillonenses. Nos enfrentamos a una pendiente media del 8 % en un ascenso que no llega al kilómetro y que al menos nos obsequiará con unas excepcionales vistas del arenal. A 300 metros salimos por el lado izquierdo, encontrando una dura rampa (los ciclistas continúan de frente) que progresa por El Cueto y Navalón, donde giramos a mano izquierda, pasando a pocos metros de la iglesia de San Martín y el albergue de peregrinos homónimo abierto en 2016.

Iniciamos la bajada, siguiendo a la derecha en dirección a El Pontón, encontrándonos 600 metros más abajo con una señal de “Stop”. Seguimos a la izquierda en el cruce, llegando en apenas 200 metros a la intersección con la CT-1. A la izquierda se encamina a la próxima Piedras Blancas y a la derecha hacia Carcedo, pero el Camino de la Costa sigue de frente, internándonos en una carretera vecinal más humilde. A mano derecha se expande la urbanización Palacio del Villar, que toma el nombre de la propiedad ya desaparecida. Continuamos recorriendo la parroquia de San Martín de Laspra entrando seguidamente en Villar, pequeño conjunto de casas que parecen mantener diálogo con unos hórreos. La carretera rural progresa sin pérdida, yendo a mano derecha al llegar a La Lleñada. ¡El camino oficial que viene de Piedras Blancas llega por la calle de la izquierda y confl uye justo aquí! Un solo trazado reanuda el paso, siguiendo unos metros después por la derecha hacia La Cruz, Las Vallinas y Arances, dejando la urbanización Las Murias. A la par que la pendiente se agudiza, la vista sobre la capital de Castrillón es cada vez más dominante, mientras nos encaramamos al barrio de La Cruz, en una planicie sobre una cota de 100 metros, en el arranque de la sierra del Cordel, ruta del Camino Real de Castrillón.

Albergue

Albergue San Martín
San Martín de Laspra, s/n
Castrillón
km 9,5

La Cruz

Un kilómetro más adelante, el siguiente barrio tiene igual apelativo que la sierra: El Cordel, y llega tras un anhelado tramo de tierra que retorna al caminante a su morada más preciada, a la lumbre que aviva sus pasos, que no es otra que ir de valle en valle, empujado por la curiosidad innata de un explorador, que conquista cima tras cima para descubrir qué se esconde detrás de cada montaña. La parroquia de San Martín de Laspra se apaga en este llano y aflora la de Santiago del Monte en la quinta de La Lloba. De nuevo nos acompaña un tramo de asfalto al lado de Viveros La Lloba, empresa creada en 1980 dedicada al cultivo y venta de plantas de jardín y frutales. Posteriormente ascendemos unos pocos metros para enlazar con un camino de tierra que presta una buena ojeada de la parroquia, donde no es difícil localizar la iglesia de Santiago. Acto seguido, el denso bosque de roble y eucalipto engulle la panorámica y conduce en medio kilómetro al río La Ferrería, que libramos por un puente de piedra.

Cubrimos los 300 metros que nos separan del barrio de La Ventaniella, diminutivo de venta o posada, cuya fuente suele propiciar el descanso y el encuentro entre peregrinos, que se agrupan en torno a ella tras la travesía de la sierra del Cordel. A cien metros nos paramos de nuevo en la capilla de Nuestra Señora de los Remedios, restaurada en 1999, para girar a mano izquierda y salir a la CT-1, que cruzamos para seguir de frente hacia los barrios de La Casona, La Banda y Las Bergañas. ¡Ojo!, porque la intersección se encuentra justo en una curva cerrada de escasa visibilidad. Con algo de suerte presenciaremos una de las imágenes más recordadas de la jornada, ninguna diapositiva que nos haga retroceder al medievo, sino una escena tan habitual de nuestros tiempos como la de un avión despegando, en este caso emergiendo del monte Anzo. A la vera del lavadero de La Casona, llegaremos momentos después por el lugar de La Banda a la iglesia que da nombre a la parroquia, en cuyos aledaños vive un colosal roble centenario, al que le han salido canas en forma de hiedras.

km 13,8

Santiago del Monte

Tras el roble, continúa junto al camposanto el Camino Real de Castrillón, que sube dejando a mano derecha Las Bergañas y desemboca en la N-643 (Carcedo-Aeropuerto de Asturias), que cruzamos de frente también con ¡sumo cuidado!, ya que los automóviles bajan veloces desde la derecha. Entramos en la antigua AS-318 en dirección a Ranón y a La Arena, que recorreremos durante casi kilómetro y medio. A medio camino, nos distraeremos dando vistas al valle, atravesado por un viaducto, dejando a un lado el desvío a La Cabaña y pasando bajo la A-81, un ramal de la autovía del Cantábrico que conecta con el aeropuerto. Tras dejar atrás el desvío a Panizales, en una curva a derecha, nos liberamos de la carretera por el arcén izquierdo, saliendo a un camino de tierra (los ciclistas siguen este itinerario, haciendo caso omiso de las indicaciones para bici que por norma conducen siempre por la carretera). Hemos cambiado de concejo dando paso al de Soto del Barco y comenzamos aquí un recorrido por el monte La Granda que nos mantendrá ocupados cerca de tres cuartos de hora.

km 15,5

Tramo por el monte La Granda

Todos los montes de la franja costera están colonizados por grandes poblaciones de eucalipto (Eucalyptus globulus), especie de origen australiano que siempre habíamos asociado con los koalas, aunque desgraciadamente no sea así en España y no podamos verlos trepar cual ardillas. Este árbol, de rápido desarrollo y por ello muy utilizado para obtener, sobre todo, pasta de papel, puede alcanzar los 70 metros de altura y su tronco los dos metros de diámetro, aunque apenas luce copa y por ello aporta poca sombra, que se echa de menos en las peregrinaciones masivas de la temporada estival. Una serie de cruces y alguna zona removida por las labores forestales, propensa a inundarse, nos prepara para el descenso que nos lleva a perder más de 150 metros de altura. Una pista pavimentada nos recibe al entrar en La Florida, a mano de la escuela de 1860 y unos metros más abajo aprovechamos un puente, cuya calzada está cubierta por un manto de hierba, para franquear el arroyo Caseras. Cruzamos así la SB-3 para entrar en El Castillo, que nos hace pagar portazgo en forma de rampa, superada más fácilmente gracias a la baranda de madera. A los ciclistas les merece la pena subir también aunque tengan que empujar la bici unos metros, aunque podrían seguir la SB-3 a mano izquierda directamente hasta Soto, atajo que no recomendamos. Al inicio de la calle del Peregrino, nos guía un azulejo del Camino rematado por debajo con la inscripción “El Castillo-Soto”, un diseño que bien podrían importar más poblaciones, ubicando al viajero en el universo asturiano de aldeas y caserías.

¡Atención, ciclista!

Precaución en el tramo del monte La Granda, ya que suele haber tramos de tierra removida y charcos en las pozas formadas por la entrada de vehículos. Sobre todo, atención en la última parte de bajada que lleva a El Castillo, con un gran desnivel. Los menos acostumbrados pueden no tomar el camino ofi cial y seguir cómodamente por la carretera a Ranón para continuar por la SB-3 a El Castillo.
km 18,6

El Castillo

Paramos gustosamente en un grato mirador con vistas al río Nalón, otro río de alcurnia santiaguista que cruzan los peregrinos en el Camino de San Salvador y más tarde en el Primitivo, y que aún aguardará unos minutos más bajo el puente de La Portilla para despedirnos como se merece. Al fondo, en las cotas más altas, dueño de una situación privilegiada, se asienta Somao, donde podemos atisbar el chapitel de la indiana Casa Amarilla. En el plano más cercano destaca la península amurallada donde se alza el castillo de San Martín, adquirido por la familia Fierro en 1919 y restaurado en la década de los noventa. A orillas del río, bajo la fortaleza defensiva levantada por la monarquía asturiana en la Alta Edad Media, vemos el rústico embarcadero, donde a bordo de un bote o chalana cruzaban los peregrinos hasta El Forno, otro pequeño espigón presente al otro lado del estuario. Vamos dejando El Castillo por la calle de La Quintana y Los Carbayinos para salir de nuevo a la SB- 3, ganando enseguida Soto del Barco. Prestad atención, porque algunas fl echas aún animan a bajar por la N-632, pero el trazado oficial visita primero Soto y descenderá después por la antigua carretera.

km 19,5

Soto del Barco

  • Excepto albergue y taller de bicicletas

Tras la rotonda de acceso nuestro Camino toma la calle de la Magdalena, donde al igual que en Avilés todavía figuran unos paneles informativos de la etapa Avilés-Soto de Luiña que reflejan una distancia de 32,5 kilómetros, cuando la realidad es que sobrepasa los 40. Bien harían en quitarlos para evitar malentendidos y falsas esperanzas. A un lado vemos el palacio de La Magdalena, edificado en el XVIII, y actualmente hotel de cuatro estrellas. Jalonados por unifamiliares de nueva construcción, en contraste con las viviendas más antiguas de la aldea, el rodeo por la antigua carretera se estira en demasía, echando sobre 20 minutos en bajar a la N-632 para cruzar el puente de La Portilla. A unos metros de la entrada, hay un monolito conmemorativo en la fosa de la Cantera del Puente.

km 21,3

Río Nalón. Puente de La Portilla

Levantado en 1883 y derruido durante la Guerra Civil, fue reconstruido después, y nos permitirá cruzar las aguas, un hecho insustancial que damos por sentado y que muchos hubieran soñado antes, cuando salían a las traicioneras corrientes desde unos embarcaderos de frágil andamiaje que crujirían con los envites de las riadas, cimbreándose de un lado para otro. Un paso peatonal muy estrecho entre el quitamiedos y la barandilla del puente conduce en algo más de 400 metros a la otra orilla, que pertenece al Concejo de Muros de Nalón. Ascendemos por el arcén de la carretera nacional, dejando a mano derecha el desvío a San Esteban de Pravia (localidad con todos los servicios, con el albergue turístico Bocamar ubicado a menos de 2 kilómetros, cuyo propietario viene a recoger al peregrino si le llaman).

Unos metros más arriba, pasado justo el punto kilométrico 116, parte del arcén izquierdo una senda con una pendiente que pondrá la puntilla a la etapa, escalando hasta las casas del barrio de Era. Aquí, junto al Camino, se emplaza el albergue turístico Casa Carmina, de momento el único que hay en la población murense. El itinerario baja de nuevo a la N-632 pero durante pocos metros, ya que hay que cruzarla con precaución y coger una senda que nace en el arcén derecho, llegando en nada al barrio de La Pumariega (supermercado junto a la N-632). A la entrada giramos a mano izquierda, cogiendo después el Camino Los Carbayones, a medio kilómetro ya de la plaza del Marqués, que cobramos por la calle Arango. El polifacético dublinés Walter Starkie, hispanista, andarín y juglar -como le describe Ian Gibson-, descansó aquí en sus viajes en coche, afirma sin rubor, a Galicia y Compostela, describiendo su llegada de esta manera : “la carretera que sube desde Pravia hasta el pequeño pueblo del viejo mundo, Muros de Nalón, que se halla encaramado en una posición pintoresca por encima del estuario del río”.

Albergues

Albergue turístico Bocamar
Avda. Fierro, s/n (a 1,9 km del Camino)
San Esteban de Pravia. Muros de Nalón
Albergue turístico Casa Carmina
Avda. del Riego, 21-23
Muros de Nalón
Camino de la Costa Etapa 6: Avilés - Muros de Nalón

Direcciones y datos de interés

Información turística

Avilés

Ayuntamiento de Avilés
Pl. de España, 1
Avilés
Oficina de turismo de Avilés
C/ Ruiz Gómez, 21-bajo
Avilés
Horario: del 1 de julio al 15 de septiembre, de 10:00 a 20:00. Resto del año, de lunes a viernes, de 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 18:30; sábados, domingos y festivos, de 10:30 a 14:30.

Castrillón

Ayuntamiento de Castrillón
Plaza de Europa, 1
Piedras Blancas
Oficina de turismo de Piedras Blancas
Plaza de Europa, 1
Piedras Blancas

Soto del Barco

Ayuntamiento de Soto del Barco
Plaza Herminio de la Noval, 1
Soto del Barco
Oficina de turismo de Soto del Barco
Centro de interpretación Puerta del Mar
Plaza Casimiro Vega, 5
San Juan de la Arena
Horario: lunes y jueves a domingo, de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00. Martes, de 11:30 a 14:00.

Muros de Nalón

Ayuntamiento de Muros de Nalón
Plaza Marqués de Muros, s/n
Muros de Nalón
Oficina de turismo de Muros de Nalón
C/ Campo Palacio, s/n
Muros de Nalón
Horario: martes a viernes de 11:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:00. Sábado, de 11:00 a 14:00.
Oficina de turismo de San Esteban de Pravia
C/ Castro Plasencia, s/n
San Esteban de Pravia
Horario: sábados de 16:30 a 20:00. Domingos de 11:00 a 14:00.

Oficinas de Correos

Avilés

Oficina de correos de Avilés
Ferrería 14
33402. Avilés

Pravia

Oficina de correos de Pravia
Av. Carmen Miranda 27
33120. Pravia

Dónde alojarse

Salinas

Beach Hostel El Pez Escorpión
Avda. Marola, 1
Salinas
Castrillón
16 plazas en litera, varias habitaciones.
Cocina con menaje, lavadora y wifi.
Abierto todo el año.
Hotel Castillo de Gauzón
Avda. del Campón, 22
Salinas. Castrillón
Hotel Salinas
Avda. del Campón, 16
Salinas
Castrillón

San Martín de Laspra

Albergue San Martín
San Martín de Laspra, s/n
Castrillón
46 plazas en litera.
Cocina, menaje, lavadora y secadora.
Todo el año.

Piedras Blancas

Hotel Piedras
Avda. de Galicia, 24
Piedras Blancas
Castrillón

Soto del Barco

Hotel Palacio de la Magdalena
Finca de la Magdalena, s/n
Soto del Barco

San Esteban de Pravia

Albergue Turístico Bocamar
Avda. Fierro, s/n (a 1,9 km del camino)
San Esteban de Pravia. Muros de Nalón
28 plazas: 26 en litera y 2 en cama.
Bar, secadora y Wifi.
Abierto todo el año.

Muros de Nalón

Albergue turístico Casa Carmina
Avda. del Riego, 21-23
Muros de Nalón
Precios litera: 14€- 15€
Precio habitación individual cama de matrimonio 30€ -45€ (1 o 2 personas desayuno incluido)
Apartamentos La Flor
C/ Arango, 28
Muros de Nalón
Para dos personas en apartamento.

Talleres de bicicletas

Salinas

Garaje Armada
Avda. del Campón, 51

Piedras Blancas

Extremely Bikes
C/ Gijón, 15, bajo
Atienden fuera de horario a peregrinos.
Asturbici
C/ Rey Pelayo, 16
Atienden fuera de horario a peregrinos.

Muros de Nalón

Bicicletas y restauraciones Mayte
C/ Marqués de Muros, 2

Farmacias

Soto del Barco

Farmacia Luis Artime García
Urb. Puerta del Sol, 1
Soto del Barco
Horario: De lunes a viernes, 9-13:30 y 16-19, sábados, 10:30-13. Verano: lunes a viernes, 9-13:30 y 17-20 h. sábados, 10:30-13.

Muros de Nalón

Farmacia Jesús Carlos Feliz Álvarez
Plaza del Marqués de Muros, 10
Horario: lunes a viernes, 9-13:30 y 16-19, sábado, 10:30-13. Verano: lunes a viernes, 9-13:30 y 17-20 h. Sábados de 10:30-13

Piedras Blancas

Farmacia Mª Mercedes Ramirez Fueyo
Avda. Jose Fernandin, 38
Piedras Blancas

Gastronomía de la zona

Muros de Nalón

El pixín
El producto más destacado de Muros es el pixín, en caldereta, en fritos, alangostado, etc.

San Juan de la Arena

La angula
San Juan de la Arena es la capital angulera de España. Cada año se celebra el festival gastronómico de la angula.