La Nueva España » Cartas de los lectores » Carta abierta al alcalde de Corvera

Carta abierta al alcalde de Corvera

30 de Octubre del 2012 - Margarita Belén Fernández González (Trasona)

Estimado señor alcalde.

Leo estupefacta (porque me queda cara de tonta) que el Ayuntamiento donde resido ha de readmitir (recurso de casación mediante) a una trabajadora despedida irregularmente por acoso laboral. No se preocupe, señor alcalde, mi estupefacción no es un reproche, la provoca la insolencia de dicha trabajadora: cómo se puede ser tan desagradecida y osar denunciar al Ayuntamiento en estos estafadores tiempos por algo tan nimio como perder el sustento y sentirse humillada. Me indigna hasta rozar el antisistemismo que nadie pueda llegar a pensar que el secretario municipal y políticos tan santos pudieran pergeñar tamaña barbaridad en éste mi Ayuntamiento. Sin duda los trabajadores de Corvera de Asturias desconocen la inmaculada labor conductista que ejerció usted como director de patrimonio en sustitución del profesor Adolfo Rodríguez Asensio.

Pero tal injusticia sentenciada por la Justicia es sólo un pretexto para referirle mi verdadera inquietud a un santo barón que ha sabido devolver al partido y al gobierno municipal al camino de la socialdemocracia y a abrazar de nuevo aquellos valores socialistas clásicos de libertad, igualdad y solidaridad, sin menospreciar la justicia social, el humanismo y el progresismo de la socialdemocracia más altruista. Apelo a estos valores para solicitar su ayuda, señor alcalde, porque en estos tiempos personas que como yo nos hemos hecho a nosotras mismas sin necesitar de acudir a nada distinto a lo obtenido con nuestro esfuerzo nos hayamos desorientados y atormentados por la falta de presente, no digamos por la oscuridad de futuro. Sé que sus manos están fuertemente atadas por medidas de austeridad centrales y proyectos de futuro locales, pero también ha llegado a mis oídos y a mi vista que el Ayuntamiento comienza a desarrollar una nueva modalidad de ofrecer servicios al ciudadano que, además de atenderle estupendamente, genera el contento de los empresarios al facilitarles su supervivencia cediéndoles gratuitamente locales municipales para que lleven a cabo sus labores empresariales. Academias de baile, de risoterapia o de informática y a lo que parece particulares sin medios de dar clases a escolares encuentran un modo de vertebrar sus ganancias sin necesidad de cubrir los gastos de luz o de alquiler de locales. Sin duda habrá el típico escrupuloso que dudará de la legalidad de tales medidas (que si hay ánimo de lucro y mamandurrias por el estilo), o cuando menos calentará su buche con el procaz canto a la desfachatez que subyace en ese nuevo estilo de privatizar unos servicios que no se ofrecen, pero lo parecen. Ese no es mi caso, no se preocupe. No seré yo quien aduzca que tales medidas dibujan una competencia desleal con otras empresas que pagan sus alquileres y sus facturas de luz y agua (o su tarifa de autónomos) ni objetaré que facilitan a los elegidos (sin duda auténticos desconocidos) el abaratamiento de los precios de los productos que ofertan, que no se aprueban en ordenanza alguna, al disminuir los gastos de las empresas. No, señor alcalde. Yo sólo le pido que me tenga también en cuenta en el reparto, que me facilite asesoramiento para crear una empresa (aunque las trabajadoras que lo realizaban eran tan impropias que ya no trabajan en el Ayuntamiento), y que después me ceda los locales y me pague la luz, el agua, la limpieza y la calefacción para que mi empresa, con ánimo de supervivencia, pueda permitirme salir adelante. Sé que de su bondad y sentido de la justicia social sólo puede obtenerse una respuesta afirmativa, señor alcalde. Así que vaya por adelantado mi agradecimiento y mi promesa de voto en el futuro.

Cartas

Número de cartas: 40058

Número de cartas en Junio: 212

Tribunas

Número de tribunas: 1860

Número de tribunas en Junio: 14

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador