La Nueva España » Cartas de los lectores » El placer de la obediencia

El placer de la obediencia

1 de Marzo del 2013 - Jesús Sánchez-Ajofrín Reverte (Albacete)

Obedecer viene a ser una palabra cuya acción no goza de muchas simpatías. Pero por antipática y mal vinculada al concepto de libertad, sí la admitimos como disciplinada y fiel compañera, notaremos su fuerza para futuros y comprometidos capítulos con los que el destino nos sorprenderá irremediablemente.

Las fuentes de la obediencia deben manar de aguas bien claras y trasparentes para conseguir una buena y equilibrada hidratación educativa. Obedecer a unos buenos maestros, profesores, padres o abuelos, allanará parte del camino que nos hará más libres. En este caso, obediencia y libertad se funden en un placentero abrazo.

Como enemigo número uno de la obediencia está la sumisión; que nace de fuentes con aguas más turbulentas y contaminadas. Nada recomendables para la salud.

Cartas

Número de cartas: 40058

Número de cartas en Junio: 212

Tribunas

Número de tribunas: 1860

Número de tribunas en Junio: 14

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador