La Nueva España » Cartas de los lectores » Brillante aniversario de La Castalia

Brillante aniversario de La Castalia

3 de Junio del 2013 - Marisa Arderíus (Madrid)

El pasado día 9 de mayo tuve la oportunidad y la fortuna de asistir a la gala lírica conmemorativa del décimo aniversario de la asociación cultural La Castalia, que, según pude saber, toma su nombre de la más antigua sociedad musical que existió en la capital de Asturias.

A través del programa de mano y por lo que oí comentar, todos los protagonistas de tan extraordinaria velada están vinculados a Oviedo, una ciudad que tiene el privilegio de contar con una orquesta, la Oviedo Filarmonía, cuya plantilla se compone en su totalidad de auténticos virtuosos y que bajo la magistral dirección de Elena Herrera alcanzó las más altas cotas interpretativas a lo largo de todo el concierto. Por su parte, la soprano Begoña García-Tamargo y el tenor Juan Noval-Moro pusieron de manifiesto el alto nivel y la profesionalidad de las voces líricas asturianas.

La primera parte estuvo dedicada a la ópera y dio comienzo, a modo de homenaje a Wagner en su bicentenario, con la obertura, o “Vorspiel”, de "Los maestros cantores de Nuremberg", destacando la soberbia exposición y combinación de leitmotivs y una explosión de sonoridad sujeta, no obstante, al rigor y el control impuestos desde el podio. Siguieron cuatro arias de contrastados estilos dentro del repertorio italiano y francés del siglo XIX y principios del XX. Begoña García-Tamargo lució en las arias de "Adriana Lecouvreur" y "Fausto" un hermoso timbre y una sólida técnica, combinando extrema dulzura y delicadeza con intensa expresividad en el fraseo, algo que se hizo particularmente patente en el dúo de "Tosca" con el tenor Juan Noval-Moro. Éste exhibió en las arias de "Lucia di Lammermoor" y "L'elisir d'amore" un gran poderío vocal, ajustándose, no obstante, a las exigencias del belcantismo. En el dúo de "Tosca", con el que culminó la primera parte, ambos intérpretes mostraron la belleza de sus respectivos timbres, así como sus dotes dramáticas.

Se inició la segunda parte con el preludio sinfónico de la zarzuela "La torre del oro", dirigido por la maestra Elena Herrera con la mayor precisión y brillantez imaginables, al igual que los fragmentos del género lírico español que se escucharon a continuación: romanzas de "Las hijas de Zebedeo" y "El niño judío", a cargo de la soprano, así como de "Doña Francisquita" y "La pícara molinera", a cargo del tenor. Ambos solistas revalidaron con creces la gratísima impresión causada en la parte operística, concluyendo el programa con el dúo "Cállate, corazón", de "Luisa Fernanda".

Pero no acabó aquí la sesión, sino que, ante los aplausos y bravos tributados a orquesta, directora y cantantes por el público que casi abarrotaba la sala principal del auditorio Príncipe, pudimos escuchar un dúo de la ópera "L'elisir d'amore" y, ante la reiteración de las ovaciones, otro de la zarzuela "El barberillo de Lavapies". En ambos dúos se alcanzó la máxima calidad interpretativa, debiendo destacarse el magnífico empaste de las dos voces.

Enhorabuena a La Castalia en su décimo aniversario y enhorabuena a la ciudad de Oviedo por contar con tan extraordinarios profesionales de la música.

Cartas

Número de cartas: 41129

Número de cartas en Diciembre: 27

Tribunas

Número de tribunas: 1906

Número de tribunas en Diciembre: 3

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador