La Nueva España » Cartas de los lectores » Volver al Paraíso

Volver al Paraíso

17 de Mayo del 2017 - Carmen Díaz y Manuel López (Oviedo)

Todos los años cuando se acerca la Semana Santa es habitual que el Gobierno del Principado nos sorprenda con un nuevo eslogan turístico. Este año se trataba de “Volver al Paraíso”.

También es habitual que los ayuntamientos anuncien que abrirán alguno de los múltiples museos cerrados, y el desbroce de parte de las sendas abandonadas, señalando a continuación que no podrán mantener estos equipamientos abiertos y en buenas condiciones el resto del año si no reciben ayudas.

Por tanto, si el visitante volviese al Paraíso fuera de esas fechas, posiblemente se encontraría con esos museos cerrados y las sendas abandonadas. Eso por no hablar del estado de los ríos, de los incendios forestales, de la contaminación, de los osos, del lobo y, sobre todo, del eterno olvido del campo asturiano, del que sólo se acuerdan en periodo electoral.

Debemos recordar a los ayuntamientos y al Principado que con la excusa de atraer turismo se construyeron en Asturias más de cien edificios para destinarlos a museos y centros de interpretación y se habilitaron más de 5.000 kilómetros de senderos y multitud de áreas recreativas. El turismo iba a ser la alternativa a la pérdida de los miles de puestos de trabajo que supuso la reconversión de actividades básicas y tradicionales de nuestra economía, como la pesca, la metalurgia y la minería. También iba a ser el turismo el elemento de diversificación económica del campo asturiano y en él se gastaron ingentes cantidades de dinero proveniente de fondos públicos, en una lista interminable de despropósitos y despilfarros por los que nadie exigió responsabilidades, debido al consenso político y sindical que padecimos durante demasiados años.

No estamos en contra del turismo, pero consideramos que si se quiere promocionar Asturias como destino turístico, debe hacerse desde una visión amplia y de futuro, en la que una parte fundamental sea la preservación del medio ambiente y la superación de los localismos, estableciendo un modelo o plan único de gestión a medio y largo plazo, sin ayuntamientos que rivalicen por la clientela, con propuestas coordinadas y con afán complementario.

Por ejemplo, no tiene sentido que cuando tanto el logo como el mensaje “Asturias, Paraíso Natural” es ampliamente conocido y aceptado, aparezcan nuevas ocurrencias como en su día fue el “Oso Yogui”, después los “Guardianes del Paraíso” y ahora “Volver al Paraíso”.

Tampoco tiene sentido el gran número de folletos que de manera descoordinada editan los ayuntamientos y el Principado, pues, además de ser un gasto innecesario, para lo único que sirven es para confundir al visitante, que termina prescindiendo de ellos, utilizando cualquier aplicación de su móvil. En cuanto a los edificios y las sendas, somos conscientes de que la situación económica no permite poner en marcha todos los proyectos que en su día presentaron como alternativa a la pérdida de miles de puestos de trabajo, pero seguimos diciendo que estos espacios deberían cumplir algún cometido o labor social, dándoles algún uso, con objetivos claros y realistas, pues el tiempo del autoengaño ha pasado.

Por otro lado, si los ayuntamientos, por falta de recursos, no pueden garantizar el funcionamiento de los equipamientos que ellos mismos reclamaron de manera irresponsable, deberían asumir la responsabilidad de buscarles algún tipo de alternativa antes de permitirse el lujo de tenerlos cerrados y deteriorándose, dejando que se conviertan en monumentos a la insensatez y la desmesura.

Nosotros consideramos que la Administración del Principado debería garantizar, al menos, el buen estado y funcionamiento de los centros de recepción e interpretación y las sendas vinculadas a los espacios o zonas de especial interés.

Los centros de recepción de visitantes son una herramienta esencial. Por ellos pasan miles de personas cada año, y del trato y la calidad de la información que reciban puede depender el concepto o impresión que se lleven de ese espacio en particular y de Asturias en general.

Todos los centros de visitantes deberían funcionar de forma coordinada y, además de la atención al público, deberían desarrollar otro tipo de labores destinadas a la promoción de la educación y el conocimiento de los valores naturales y el aprovechamiento sostenible de los recursos. Desde visitas guiadas hasta programas más complejos con presencia de monitores y personal especializado, como programas, cursos, seminarios de educación ambiental, campamentos, colonias, campos de trabajo, etcétera, dando especial relevancia a la participación de la población local en las actividades que se desarrollen. Los centros de visitantes deberían de estar ubicados en las entradas a los espacios de interés, tanto desde el interior como desde el exterior de Asturias, y disponer de aparcamiento para vehículos y estar bien señalizados.

Dejando aparte el Parque Nacional de los Picos de Europa, estaríamos hablando de los siguientes siete espacios, que además coinciden con las zonas que más sufren el abandono y el despoblamiento: Reserva de la Biosfera de Oscos-Eo, Parque Histórico del Navia, Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, Parque Natural de Somiedo, Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, Parque Natural de Redes y Parque Natural de Ponga.

Carmen Díaz y Manuel López

Oviedo

Cartas

Número de cartas: 23538

Número de cartas en Noviembre: 238

Tribunas

Número de tribunas: 1274

Número de tribunas en Noviembre: 11

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador

Archivo de Cartas