¡Uf, qué lío!

13 de Noviembre del 2017 - LUIS ANGEL GIL URBON (GIJON)

Ya que eramos pocos dio a luz Ringo Starr. El expresident catalán Carles Puigdemont, alias 'Ringo', por su asombroso parecido con el batería de Los Beatles ha hablado, ya que no se puede estar callado, para cargar contra todo aquél que no comulgue con su locura y junto a otros miembros de la banda, que también vuelan sobre el nido del cuco de la sala principal del Bozar, se ha despachado a gusto. En el acto, impulsado por cerca de 200 alcaldes llegados de toda Cataluña, en un popular centro cultural del centro de Bruselas, Puigdemont carga contra la UE y el "fascismo español": "¿Seguirán colaborando en el golpe de Estado?", se pregunta, después de agradecer a los miembros de la derecha nacionalista flamenca por su solidaridad, amistad y compromiso con la causa catalana. Qué lío tengo con las derechas y los golpes, oigan. A ver si ahora lo he entendido bien. O sea, la derecha catalana dice que la española da un golpe y la llama fascista, pero la española fascista dice que el golpe lo da la derecha catalana nacionalista, que a su vez es fascista también. ¡Uf!

Y, ¿si el azar no fuese el que dicta el curso de los acontecimientos actuales? Es obvio que nuestros políticos carecen de lucidez para orquestar un plan de Estado, al menos a largo plazo, cuyo fin último sería la consecución de la revolución conservadora. Y, ¿tal vez de modo tangencial? Se dio casualmente la oportunidad que tan oportunamente pasaba por allí y la aprovecharon, no la dejaron escapar. La primera fase consiste en el posicionamiento de sus aliados en lugares estratégicos de poder (rectores, magistrados, generales, comisarios). La segunda, en la consecución de un evento político que legitime la revolución conservadora (subversión catalana), y una tercera de reacomodo a la nueva situación institucional y política (una posible gran coalición con PSOE). En la cuarta fase, el régimen buscará la legitimidad popular por la vía electoral (elecciones autonómicas catalanas). ¿El gran pacto sucede en la corte como pudo suceder cuando la irrupción de Podemos en el baile político? Todos los medios de comunicación sin excepción han tomado ya partido por el plan de Rajoy.

Lo repitió con tanto empeño, hasta la saciedad, que su deseo se hizo realidad: "¡Váyase señor González, váyase!". Con esta reiterativa frase invitaba Aznar al entonces presidente del Gobierno Felipe a irse para entrar él, quítate tú que me pongo yo. Y vaya si se puso y de paso nos puso a todos colorados. Carecen de vergüenza ni nadie que se la pusiera, por eso Felipe y Aznar o Aznar y Felipe, tanto monta monta tanto, no se acaban de ir. Aplicar ya el artículo 155 fue hace unos días la petición de Aznar a Rajoy y sus deseos se van a cumplir. Ahora exige en un discurso apocalíptico pronunciado en la fundación FAES, vinculada al PP y de la que es presidente: "Es el momento más critico de la historia de España" que "la reforma constitucional no puede ser el pago a plazos al nacionalismo catalán". Marcando las líneas rojas a la posible apertura del melón constitucional por parte de don Mariano, Sánchez y Rivera. El trío calavera.

No me gusta arrastrarme por el fango, entre otras cosas, porque después hay que ducharse y porque el recibo del gas, que es esa multa que siempre llega puntual a su cita bimestral, me pasa factura. Nunca he ido a votar a ningún partido político, a ejercer mi supuesto derecho democrático como ciudadano, y a estas alturas de la película, pues va a ser nunca jamás. No se puede entrar a formar parte del juego de un sistema en el que no crees, ni siquiera en su estructura. En cambio sí creo en los analgésicos, esos que te tomas disueltos en vaso de agua cuando azota la gripe. Siempre queda un poso de polvillos blanco en el fondo del vaso, si no fíjense bien este invierno. Por eso defendí en su día a la formación morada Podemos. A simple vista todos los sistemas políticos son perfectos, en la altura, vistos en los planos de los arquitectos (hasta Hitler uso de soporte ideológico al bueno de Nietzsche), pero fallan las personas a pie de obra. No hay nada nuevo bajo el sol de la Toscana, los antepasados de Podemos ya pululaban (con otras siglas, claro, era otra época) por alguno de los institutos por los que yo llevaba a pasear los libros: delegados de clase puestos a dedo por ellos; huelgas a la carta sin consultar al resto de estudiantes; y manipulación política de cualquier desgracia que aconteciera a alguno de sus miembros. Esas eran sus credenciales. Ahora que recuerdo, qué buenos bocadillos de chorizo de Pamplona preparaban en el bar del instituto.

Cartas

Número de cartas: 23513

Número de cartas en Noviembre: 213

Tribunas

Número de tribunas: 1274

Número de tribunas en Noviembre: 11

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador

Archivo de Cartas