La Nueva España » Cartas de los lectores » El aprovechamiento cinegético del jabalí en Asturias

El aprovechamiento cinegético del jabalí en Asturias

13 de Enero del 2018 - Eduardo Bros Martínez (Oviedo)

La caza asturiana en la compleja estructura financiera y social que la sostiene necesita de la presencia imprescindible de este animal en el hábitat que le corresponde y con la sostenibilidad adecuada que le permita tener garantías para poder dar continuidad a su ejercicio en el orden en que lo viene haciendo.

Se ha publicado en una revista de edición extranjera un estudio centrado y elaborado en Asturias por un equipo de investigadores de aquí del que, entre otras informaciones técnicas emitidas en su detallado informe, cabe destacar, por cuanto nos atañe a los cazadores asturianos, la importancia de atribuirnos lo que han venido a señalar que es una falta de motivación en el aprovechamiento de una especie salvaje tan sumamente fecunda en su demografía como es el jabalí. Desde el lado en que nos afecta a los aludidos una interpretación de estas características se debe considerar que no es la más acertada posible.

Todos sabemos, y el que no lo sabe lo supone, que éste nunca satisfecho omnívoro prevalece en cantidad en los parajes naturales del lar asturiano. Si se compara con otros tiempos, no hay semejanza posible. En la última temporada, se ha sobrepasado el monto de capturas oficiales en Asturias de ejercicios anteriores, alcanzando la nada despreciable cifra aproximada de diez mil cobros oficializados, lo que constituye todo un récord. Una referencia numérica que certifica el alto grado de compromiso que tienen nuestras gestoras sociales de caza, que llegan al límite de donde deben llegar, por cuanto les afecta, en la debida sostenibilidad racional de este cerdo salvaje.

Es evidente que la densidad no es la misma en todos los municipios, incluso dentro de ellos. Nada digamos de la que se hace ostensible en las zonas de seguridad, foco principal del problema; lugares preferentes de querencias estables para este animal que le cuesta abandonar debido a las muchas prestaciones que le concede (seguridad, alimento, etcétera), en donde al Gobierno del Principado tiene un serio problema pendiente de solventar. De estas áreas protegidas, en donde la caza no está permitida, a este grupo investigador, es de suponer, nada le resultará indiferente.

No es en los cotos sociales gestionados por sociedades locales de cazadores asturianas en donde se encuentra situado el foco de atención que dificulta rebajar el estado cuantitativo de ejemplares de especie tan prolífica y problemática. En gran parte de los clasificados terrenos cinegéticos de régimen especial (cotos de caza, reservas) se encuentra este montaraz animal relativamente bien sometida su población por los cazadores. Iniciar un proceso de capturas sin cupo de abatimiento, animados por el Ejecutivo regional, no será lo más conveniente para la extensa red de sociedades locales de cazadores de esta región, que se ven en la necesidad de guardar el necesario equilibrio en el nivel poblacional que se precisa de este suido, puesto que una reducción drástica del mismo supondría una sustancial pérdida de asociados y un motivo de quebranto económico de incalculables consecuencias que las pueda llevar, inclusive, a su desaparición operativa.

Por lo tanto, también conviene no olvidar que la caza del jabalí se ha convertido en una seria industria de repercusión socioeconómica con especial incidencia en el ámbito laboral y fuente de constantes ingresos en pequeñas y grandes empresas. Pendiente queda centrar y difundir con mayor profusión de datos el interés de su contenido social.

Cartas

Número de cartas: 23993

Número de cartas en Enero: 149

Tribunas

Número de tribunas: 1278

Número de tribunas en Enero: 1

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador

Archivo de Cartas