Un cuento más

17 de Noviembre del 2011 - Jesús Sánchez-Ajofrín Reverte (Albacete)

En el amanecer de aquella mañana fría, el viento azotaba en la espesura más recóndita del bosque. Bien colocada, como siempre, se encontraba la trampa. Claro, trampa para algunos, para ella era su obra maestra. Arianna no era capaz de terminar con el último círculo que le quedaba. Una rama del árbol contiguo, batía cerca del final de su obra escultórica, no permitiéndole culminar su frágil y laborioso trabajo. Con lo que la pobre, solamente esperaba que Eolo calmase su ímpetu.

Entrada ya la mañana, Eolo era ya solo un clamor lejano. Su fuerza desapareció. Los árboles, arbustos, plantas y demás habitantes del bosque respiraron con tranquilidad.

Arianna salió desde el interior de su casita para retornar a su labor primordial, la cual, no era otra que terminar su bien tejida telaraña. Así lo hizo, comprobando que todos sus vértices y uniones habían quedado bien sellados. En la casita, y desde la ventana, las hijas de mamá araña, no daban crédito al gran espectáculo que aparecía ante sus -numerosos- ojos. Era algo maravilloso; cientos de círculos unidos entre sí por un finísimo hilo de seda, en un alarde de simetría sin igual. Las diminutas hijas de Arianna quedaron absortas, sin dudar que, su mamá pertenecía a una extirpe de artistas privilegiados.

Cuando mamá araña regresó con sus hijas a su parapetada casa; estas, no paraban de besarla en reconocimiento a su labor. Pocos instantes después, un insecto cayó en la trampa. Las niñas no dudaron en pedir a su mamá que liberase a la pobre mariposa; con lo que mamá araña no tuvo más remedio que contarles: Hijas mías, estuve tejiendo durante más de una noche, aquello que mis padres y abuelos... me trasmitieron. De esta manera, nuestra especie, y en agradecimiento a la madre naturaleza, considera que, el sacrificio de una vida, bien merece el gran esfuerzo que supone la construcción de la telaraña.

Es de bien nacidos ser agradecidos. En este caso: el fin sí justifica los medios.

Cartas

Número de cartas: 40058

Número de cartas en Junio: 212

Tribunas

Número de tribunas: 1860

Número de tribunas en Junio: 14

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador