Primos y primas

22 de Noviembre del 2011 - Jesús Sánchez-Ajofrín Reverte (Albacete)

Hay estados donde la relación que mantienen con su familia no es muy buena. Llamando familias a los estados que componen la Unión Europea, y eligiendo como zona de veraneo común a la zona euro, se llega a la conclusión siguiente: se sabe que, los veraneos familiares se han ido imponiendo a lo largo de la progresión económica de la sociedad como algo ineludible en la unidad familiar moderna. Lo que ocurre es que, unas familias se lo podían permitir económicamente y otras no. Las que no podían, pues se entrampaban endeudándose al solicitar un crédito. Muchos elegían las playas paradisiacas de zona euro, donde sus aguas azules, a la vez que cristalinas los obnubilaba. Bien, igual que Benidorm (es un ejemplo), zona masificada a lo largo del tiempo, que fue perdiendo frescura, belleza natural, etcétera; a la vez que fue encareciéndose el coste de todo lo especulativo como: terrenos, edificios, artículos de primera, segunda y tercera necesidad. Pues lo mismo ha pasado con ciudad de vacaciones Zona euro.

Aquellos gestores que crearon esa zona común de vacaciones, y que fueron los visionarios que albergaron a cualquier precio a todas esas familias europeas, donde, unas endeudadas hasta la médula, otras a medio endeudar y las menos con buena predisposición económica, ahora éstas, se debaten entre las consecuencias de: ¿quién ha sido responsable de empobrecer al otro?. Esos mismos gestores fueron los responsables de que, los beneficios del calor, de ese sol, en teoría tan saludable, se haya convertido en el responsable de las quemaduras de primer grado que, algunos países europeos ya no se puedan curar.

Ahora los primos, no soportan a sus primas (de riesgo), porque el interés de éstas es excesivamente sospechoso.

Cartas

Número de cartas: 41102

Número de cartas en Noviembre: 233

Tribunas

Número de tribunas: 1903

Número de tribunas en Noviembre: 7

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador