La Nueva España » Cartas de los lectores » El dinero y la avaricia

El dinero y la avaricia

11 de Diciembre del 2011 - Jesús Sánchez-Ajofrín Reverte (Albacete)

El binomio entre dinero y avaricia, se corresponde con el mayor depredador del honor y del amor propio entre los seres humanos.

Estos días está en la palestra la honorabilidad de Iñaki Urdangarín, por los hechos en proceso de investigación de la trama que, el instituto Nóos (presidido por Iñaki), y una red de empresas creadas adrede, hayan sido los responsables del desvío fraudulento, tanto de fondos públicos como privados a paraísos fiscales. Entendiendo que, el origen de estas operaciones económicas pertenece a una institución sin ánimo de lucro. La mayor relevancia por encima de otros casos afines a este (que los hay, y muchos), está por ser miembro de la Casa del Rey.

Este depredador (dinero y avaricia), actúa principalmente en círculos donde el caudal de dinero tenga un flujo constante y abundante; dos condiciones sine qua non para que prospere su iniquidad. El lugar le es indiferente; ya sea en la casa: del Rey, del político, del banquero, del religioso, del empresario. Le da exactamente igual. Sus contrincantes más directos son: el honor y el amor propio; cuando los consigue, va a por los del siguiente.

Otra vez citaremos el refranero popular: La avaricia rompe el saco La ruptura del saco, en este caso, va más allá de la avaricia que lo rompió, ya que, la honorabilidad de uno de los máximos representantes de un país, no puede verse salpicada por hechos tan ruines como el que nos ocupa.

Si estos hechos se constatan, la imagen moral que ha dado Iñaki Urdangarín hacia la Casa del Rey es denigrante. Si de verdad se ha beneficiado de fondos privados y públicos, que pida perdón al Rey y a todos los españoles que pagan sus impuestos.

Cartas

Número de cartas: 41102

Número de cartas en Noviembre: 233

Tribunas

Número de tribunas: 1903

Número de tribunas en Noviembre: 7

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador