La Nueva España » Cartas de los lectores » Oro y geología en los lagos de Silva

Oro y geología en los lagos de Silva

25 de Enero del 2012 - Julián Villa Cienfuegos (Oviedo)

Hace semanas que se ha reavivado de manera importante el asunto de la explotación minera de lagos de Silva en Salave y como para crearse opinión lo mejor es estar informado, qué mejor que leerse el informe de la propia empresa (disponible, de momento, en http://www.asturgold.com/_resources/salave_43-101.pdf) y extraer consecuencias sobre los costes ambientales y el cálculo de riesgos a tener en cuenta, además de las golosas e hipertróficas expectativas laborales aireadas por los representantes locales que la empresa Asturgold con el único fin de arrimar el ascua a la sardina de sus bien provistas minutas.

Así pues analizaremos los datos. La ley media disponible es de menos de 3 g/tm, o sea 3 gramos de oro por tonelada de roca removida. Esto equivale a partir del peso de un automóvil medio para obtener oro equivalente a una moneda de 1 céntimo (2,3 gramos). Esperan remover algo así como 2 millones de tm/año. Todo dependerá del cutt off, o sea, hasta qué ley es rentable la explotación, lo que su vez depende del precio del oro en el mercado internacional que ahora está en máximos históricos, crisis mediante. A primera vista se ve el desaguisado (el propio documento anterior tiene una imagen 3D de la localización de las «lentes» de mineral). Es asombroso el tamaño esperado de la explotación, su profundidad y su impacto costero. Supera los 200 metros de profundidad bajo el nivel medio del mar. ¿Calculan ustedes el diámetro del hoyo necesario? Claro que ahora como ejemplo de bien hacer ambientalista ya no habrá agujero, sino una galería de 2,5 kilómetros. ¿Han calculado el volumen de estériles extraídos solo en la apertura de la galería? Eso por no hablar de los riesgos de inundación de la explotación debido a un terreno fallado y diaclasado al lado del mar y con galerías a 200 metros de profundidad. Quiero recordar que la propia empresa en el proyecto inicial ya hablaba de crear pantallas de impermeabilización con arcillas.

Según información de Asturgold, el tratamiento cianurado emplea (dependiendo del sistema de lixiviado) hasta 1,5 kilogramos de cianuros por tonelada métrica de roca tratada y bastante más de ácido sulfúrico. Como mal menor este veneno se emplearía no en los lagos de Silva, sino en la periferia de la explotación, en concreto en la localidad ganadera por excelencia de Brul con riesgos añadidos para los acuíferos y la propia playa y costa de Tapia al estar sobre la red de drenaje del río Anguileiro, o en su defecto en Boinás (más riesgos para el Narcea).

El oro no viene solo, se acompaña de importantes cantidades (que, claro, sobran) de arsénico, amén de otros elementos pesados como molibdeno y estaño. Todo ello queda bien guardado por los siglos de los siglos en una hermosa balsa que la propia empresa fija en 23 metros de alto y 53 hectáreas de superficie (aproximadamente la superficie del embalse de Trasona) que almacenará siete millones de metros cúbicos de lodos tóxicos por encima del nivel del suelo y solo retenidos por muros de tierra (sistema equivalente al fallido de Aznalcóllar o Kolontár en Hungría). Claro que el representante de la empresa también ha dicho que hasta los cisnes suecos pueden nadar en ella, o sea, parque acuático por el mismo precio.

¿Qué haremos con esta joya al lado mismo del Cantábrico y cargada de metales pesados, restos cianurados y arsénico? ¿Dónde dejamos los millones de toneladas métricas de estériles?

Es de sobra conocido que la responsabilidad de la empresa minera se extingue con el fin de la explotación, si es que existe anteriormente, como tristemente nos han hecho ver los accidentes similares cuya reparación, hasta donde ha sido posible, ha sido costeada por la ciudadanía vía Administración. Añadamos a esto que el seguimiento de la estanqueidad de la balsa y de su posible rotura o desbordamiento por lluvias torrenciales locales es a perpetuidad, sea esto lo que sea.

Sigamos haciendo cálculos... diez años de trabajo y después siglos de balsa. Es más que evidente: Oro no.

Cartas

Número de cartas: 22623

Número de cartas en Agosto: 137

Tribunas

Número de tribunas: 1238

Número de tribunas en Agosto: 7

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador

Archivo de Cartas