La Nueva España » Cartas de los lectores » Una «joya» en el Naranco

Una «joya» en el Naranco

20 de Agosto del 2013 - Álvaro Díez González (Oviedo)

Cuál fue mi sorpresa al abrir el 12 de agosto de 2013 LA NUEVA ESPAÑA y observar un artículo con una extensión de una página completa titulado «Una joya en el Naranco», donde se analiza la obra y figura de don Víctor Montes, al que definen como «restaurador del Naranco». Los primeros sentimientos que me genera el leer dicho artículo son curiosidad e interés, posteriormente mofa y escarnio, y finalmente decepción y enfado. Me resulta interesante ver cómo LA NUEVA ESPAÑA se preocupa de poner en valor, informando a todos los asturianos, de las joyas existentes e ignoradas en el monte Naranco. Es triste que una ciudad como Oviedo tenga tantos elementos interesantes tan cerca y los tenga totalmente olvidados.

Ahora bien, eso no significa que algunos con el título de licenciado en Historia en la mano no nos indignemos al leer tal cantidad de despropósitos, que hacen que te duela la vista, la cultura y hasta el alma.

Empecemos por la figura de don Víctor Montes, una persona que, aunque es innegable su labor trabajando en el Naranco por amor al arte, tiene mejor buena voluntad que buenas obras. Podría hablar largo y tendido sobre «anécdotas» tales como realizar una excavación arqueológica en el Naranco para poner en valor y disfrute de todos los ovetenses y asturianos ciertas construcciones existentes en perfecto estado de la Guerra Civil española y tener que rendirse ante su «perseverancia», al ver cómo durante la noche lo que nosotros restaurábamos él lo «reconstruía». Así que si quieren todos los asturianos ver algo curioso, les aconsejo que suban al Naranco y vean un par de «blocaos» de la Guerra Civil española, con «cañones» gigantes de PVC, sartenes y hasta banquetas.

Por otra parte, el párrafo de «...Tras la Revolución Francesa, la caballería pasó a un segundo plano, por lo que es difícil comprender la existencia de las cuadras en un cuartel construido a mediados del siglo XX, cuando los caballos apenas eran utilizados por los militares», directamente duele. Todos los asturianos y ovetenses entendemos que cuando se acerca el verano, la cantidad y calidad de las noticias de LA NUEVA ESPAÑA disminuyen, y si bien esa merma es evidente, que llegue a estos extremos tan sangrantes es decepcionante. Sólo hace falta ojear un libro de Historia para recordar (y corroborar) que si bien la Revolución Francesa termina en 1799, las mejores tropas de caballería de Napoleón Bonaparte era los lanceros polacos, que la famosa carga de Balaclava de 1854 fue realizada por la caballería inglesa, como bien dicen aquellos inmortales versos de Tennyson: «(...) por el valle de la muerte cabalgaron los 600 (...)», que en la I Guerra Mundial, aún en 1918, hubo batallas donde la ofensiva estaba formada por caballería, infantería y tanques. Y que sin irnos tan lejos, en España se produjo en 1921 la terrible (y por la que recibió una Laureada de San Fernando) carga de caballería hasta la extenuación y destrucción del regimiento Alcántara número 14. Y podría seguir dándoles ejemplos durante decenas de párrafos más.

Así que como lector asiduo de este periódico, les rogaría que la próxima vez, por el bien de todos, evitasen que los lectores sintiesen vergüenza ajena al leer ciertas cosas. Ganaremos todos, ustedes manteniendo la calidad de LA NUEVA ESPAÑA, y nosotros, evitando leer falacias.

Cartas

Número de cartas: 27898

Número de cartas en Mayo: 238

Tribunas

Número de tribunas: 1421

Número de tribunas en Mayo: 4

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador