La Nueva España » Cartas de los lectores » ¿Para cuándo una catarsis en el Partido Popular?

¿Para cuándo una catarsis en el Partido Popular?

4 de Agosto del 2009 - Justo Roldán (Lugones)

Si manifestase de entrada que el Partido Popular en Asturias necesita una refundación, similar a la realizada AP=PP en su momento, no sólo manifestaría un deseo, para algunos -pocos- excesivo, expresaría una realidad objetiva y comprobable en toda España.

Pero en mi indulgencia pasajera hoy sólo pediré, y con urgencia, una total catarsis de todo el partido a nivel local, regional y nacional.

No han sido los congresos realizados en Asturias y en Valencia ni efectivos ni efectistas (me reservo para mejor ocasión la legalidad democrática de los mismos). Más bien todo lo contrario, ha cambiado parte del banquillo en ambos, pero sorprendentemente no a sus entrenadores. A partir de ellos, no tengo por menos que hacer mía, como base, la frase de Álvarez-Cascos, cuando se refería a que prefería "un partido sin gobierno, a un gobierno sin partido", puesto que ahora ni hay partido, ni hay gobierno. Por tanto es más eficaz una verdadera oposición (nada de leal, ni gaitas) con un pequeño partido, que un gran partido con una paupérrima oposición. Conclusión de libro: sin partido, sin oposición y sin ideario político, el resultado no puede ser otro -y no a muy largo plazo- que un derrumbe de la derecha española, haciendo buena la historia de todo el siglo XIX y el XX.

En Asturias no existe municipio en el que todo el PP no esté "manga por hombro" (yo desde que me incorpore a él no conocí una situación igual ni por asomo). En España los "analgésicos" resultantes de las victorias en Galicia y en la UE están enmascarando un "tumor" que genera unas "metástasis", sin que algunos o muchos quieran verlo.

En el Congreso de los Diputados vamos a remolque, cuando no de la mano, de ZP, y son muy escasas las excepciones que pudiera señalar de lo contrario. El nivel de las intervenciones es directamente proporcional a la experiencia política de los intervinientes: es decir, de tan bajo nivel de crítica que han logrado que una sola diputada (Rosa Díez) que no tiene ni partido haya logrado las mejores intervenciones parlamentarias en un tiempo récord de no más de diez minutos por sesión, y así y todo, ha cosechado los mejores resultados electorales (y todavía hay algún "grande" en el PP que indica a Esperanza Aguirre como copartícipe de ello. De risa).

Ha dicho y hecho más oposición Francisco Álvarez-Cascos en una sola intervención pública en Asturias (Avilés) que todo el PP en ocho años. ¿O no? Y es que el ex ministro hace la política más fácil, más entendible y más crítica, solamente llamando al "pan pan y al vino vino" y alejándose de lo "políticamente correcto".

Sigamos con Asturias: ¿en qué municipio de los setenta y ocho funciona normalmente el partido? ¿En Oviedo? ¿En Gijón? ¿En Siero? ¿En Villaviciosa? ¿En Mieres?, ¿en dónde? Desgraciadamente, en ningún lugar. Algún ejemplo: en Siero, se han cargado a todos: afiliados, simpatizantes, militantes y hasta amigos. Así que ya no tienen ni interventores en época electoral. En Oviedo no hay partido, hay caciquismo en un alcalde que hace y deshace a su libre albedrío, dentro y fuera del Partido Popular. ¿O no? En Gijón se cargaron los "válidos" a favor de los "inválidos", y junto con Oviedo hacen o, mejor, mal hacen con total impunidad política en la "cocina" del partido. En Mieres, a puñetazos y consecuentemente terminan en desobediencia política, puesto que, como es lógico, "qué difícil es obedecer, cuando el que manda no sabe mandar".

Y a todo este estado de cosas, ¿Ovidio qué dice o qué hace? ¡Nada! ¿Qué va a hacer o decir? Antes todavía le "apuntaban" algo los que algo sabían. Ahora, ya solo, no es capaz ni de leer una pregunta en el Senado sin parecer un novato.

Le quedan muy grande las siglas y la gaviota, pero no es toda su culpa; a Ovidio lo pusieron hoy, como en otro tiempo lo hicieron presidente de la Junta o concejal en Oviedo. Más oportunidades no se pueden dar y peores resultados no se pueden obtener. Lo dicho: o la catarsis autoinducida o la catarsis provocada. Aquí sí que se puede decir ¡basta ya!

Justo Roldán, Lugones (Siero)

Cartas

Número de cartas: 25385

Número de cartas en Julio: 74

Tribunas

Número de tribunas: 1326

Número de tribunas en Julio: 3

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador