La Nueva España » Cartas de los lectores » Tribuna » Y esos curas ¿quiénes son y de dónde han venido?

Y esos curas ¿quiénes son y de dónde han venido?

13 de Diciembre del 2008 - José Maria Varas Baizán

Ante la presentación en sociedad hace tan solo unos días del Foro Gaspar García Laviana, formado por 23 curas asturianos, me viene a la mente la frase del libro del Apocalipsis: «Y esos ¿quiénes son y de dónde han venido?»

En la lista figuran nombres, la inmensa mayoría, que no causan sorpresa alguna, son los mismos de siempre, sus posturas y planteamientos ante temas socioreligiosos son por todos conocidas, hay otros a los que parece habérseles caído el antifaz, mostrándonos así su verdadero rostro.

Afirmaban en su presentación que este foro no iba contra nada, ni contra nadie. «Excusatio non petita, acusatio manifesta», que traducido al castellano vendría a ser algo así como, que quien se excusa sin que le pidan explicaciones se está acusando de antemano.

Tan solo una semana después de la presentación en público de dicho foro ya ha aparecido su primer documento titulado «A vuelta con la crisis», en el que se hace un análisis sobre la crisis económica actual y sus implicaciones socioreligiosas, echando en falta un pronunciamiento de nuestros pastores sobre la actual situación socioeconómica y llenándose de gozo por un documento de la Conferencia Episcopal Estadounidense sobre este tema. Resulta curioso que estos curas sigan tan de cerca los pronunciamientos del episcopado americano y que no conozcan los documentos de la Conferencia Episcopal Española, porque en el discurso inaugural de la última asamblea plenaria de los obispos españoles, celebrada el pasado mes de noviembre, monseñor Rouco Varela ha hecho una larga y extensa referencia a la actual crisis económica y a sus implicaciones morales, pueden encontrar dicha intervención en la página web de la CEE. Así que una de dos, o estos curas no se leen los documentos de sus obispos o ignoran los mismos por que no están de acuerdo con su contenido, ya se sabe que para ellos el cardenal Rouco es uno de esos involucionistas que ha traicionado el espíritu del Vaticano II y no es por lo tanto de extrañar que cualquier pronunciamiento del arzobispo de Madrid les produzca una especie de sarpullido con picor incluido.

El gomeru

Añoran los miembros de este foro, aquellos años 80, en los que según ellos nuestra Iglesia tenía líderes carismáticos, capaces de impulsar campañas y formular sin temores ni compadreos, sus denuncias frente a los más poderosos. Creo que sobran los comentarios, todos recordamos aquellos gloriosos años con la torre de nuestra catedral cubierta de trapos rojos y escenas de sofá con entrega de gomeru incluida. ¡Qué años aquellos en los que en poco más de dos décadas, más de un centenar de curas diocesanos se fueron secularizando! Lástima que algunos otros no hayan tenido la valentía y la coherencia de seguir los pasos de sus compañeros, porque la verdad no acabo de entender cómo se puede seguir formando parte de un presbiterio diocesano si se está en tan profundo desacuerdo con todo lo que se está haciendo.

Al final de este primer documento del foro clerical, no podía ser de otra manera, no desaprovechan la ocasión para arremeter una vez más contra nuestro arzobispo don Carlos y mostrar su falta de sintonía con el año santo de la Cruz, la consagración de Asturias a la Santina o la reciente convocatoria de la misión joven. ¿Recuerdan ustedes que decían que no iban contra nada ni contra nadie? Pues no es verdad, van contra su obispo don Carlos Osoro y contra cualquier proyecto o iniciativa que salga de sus manos.

En las celebraciones del año santo hemos participado miles de católicos asturianos en la ceremonia de consagración de Asturias a la Virgen de Covadonga y hemos asistido cientos de cristianos de todos los rincones del Principado que hemos tenido la oportunidad de venerar la Cruz de la Victoria, no como símbolo de poder, como dicen ellos, sino como signo de nuestra fe e icono junto con la imagen de la Santina de las raíces cristianas de nuestro pueblo.

Nuestros jóvenes con valentía y generosidad han respondido a la llamada de su obispo para realizar un gesto sencillo pero entrañable, repartir por cada hogar asturiano una estampa con la imagen de la Virgen de Covadonga y en vez de animarles a participar en esta misión estos curas les echan encima un jarro de agua fría.

Sínodo

Estamos participando en el sínodo diocesano, la formula más amplia que el derecho canónico establece para que todo el pueblo de Dios pueda ayudar a su Obispo en la tarea de pastorear una Iglesia local. Las consultas realizadas a todos los cristianos asturianos que han querido participar han sido numerosas y los grupos sinodales formados en parroquias, grupos y movimientos son varios centenares, cuando esta magna asamblea, la más amplia y numerosa tenida jamás en la historia de nuestra Iglesia Diocesana, está trabajando ilusionada para afrontar con renovadas energías la tarea de la evangelización de nuestra tierra, salen a la palestra estos curas constituyendo un sínodo paralelo, porque no lo duden, a cada pronunciamiento del sínodo habrá un pronunciamiento paralelo de este grupo de sacerdotes.

¿Han oído ustedes hablar en alguna ocasión de la comunión eclesial? ¿Les suena de algo este tema? ¿Son conscientes de que como sacerdotes están llamados a vivir esa comunión con el resto de sus hermanos del presbiterio diocesano y todos ustedes con el obispo?

Curiosa manera de entender la comunión la que ejercen ustedes porque sus posturas y planteamientos si algo propician es la desunión, el enfrentamiento y una lamentable y penosa visión del panorama eclesial, más bien podríamos decir clerical de nuestra Iglesia asturiana. No es muy de extrañar dado el nombre que han elegido para su foro, Gaspar García Laviana, quien fue misionero asturiano, pero que luego pasó a ser guerrillero sandinista y que murió combatiendo, metralleta en mano, bajo el nombre de Comandante Martín y al que ustedes ponen como modelo de sacerdote en la lucha por los valores evangélicos. Ignoro el motivo por el que no han escogido el nombre de otros misioneros asturianos que sí han sido auténticos mártires, como el hermano de congregación de Gaspar, el allerano Padre Juan Alonso, pero que murió, no guerreando, sino predicando el evangelio a los más pobres de Guatemala.

Entre los decretos que el señor Arzobispo presentará a la Asamblea Sinodal figura uno sobre la vida y el ministerio de los presbíteros, como responsable de uno de los grupos sinodales que se han constituido, en este caso el de la Hermandad de Jesús Cautivo, pido desde aquí al señor Arzobispo que en dicho decreto introduzca las formulas y los mecanismos necesarios para impedir de una vez por todas que se sigan produciendo pronunciamientos por parte de sacerdotes que a nivel particular o reunidos en grupo dañan de manera grave la comunión eclesial, desorientan al pueblo de Dios y causan grave perjuicio a la tarea evangelizadora de nuestra Iglesia.

Por favor, ¡basta ya!

José María Varas Baizán es

hermano mayor de la Hermandad de Jesús Cautivo

Cartas

Número de cartas: 41677

Número de cartas en Enero: 199

Tribunas

Número de tribunas: 1921

Número de tribunas en Enero: 5

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador