La Nueva España » Cartas de los lectores » El olvidado jabalí del Cares, sin castigo

El olvidado jabalí del Cares, sin castigo

13 de Enero del 2018 - Ana María Jiménez Moreno y Maria Jesús Bocos Bocos (Madrid)

La columna del lector

El olvidado jabalí del Cares, sin castigo

Ana María Jiménez Moreno, Madrid, y María Jesús Bocos Bocos, Valladolid

Muchos problemas han quedado pendientes en 2017, unos preocupan a todos, y otros nos preocupan a algunos. Este es el caso del jabalí herido que unos individuos despeñaron en la garganta del Cares, en noviembre del pasado año. Los que hemos intentado seguir el caso, un caso que en su momento, y gracias al vídeo que se difundió masivamente y dio la vuelta al hemisferio, ahora sabemos que se ha archivado por imposibilidad de identificar a los autores de tan bárbaro hecho. No entendemos muchas cosas; pero en primer lugar nos preguntamos cómo ni siquiera fue posible identificar al autor del vídeo, prueba que hubiera sin duda permitido la identificación de los autores del acoso al animal, dada la escasa distancia que separaba al autor del vídeo de los autores del despeñamiento. ¿Qué mueve al testigo de un hecho así, a realizar tal filmación, si no es con el objeto de colaborar en la detención o castigo de los autores? ¿Puede ser que solamente el morbo y su difusión sea el objetivo de tales vídeos? Es demasiado deprimente pensar que sólo fue por ello, no por ayudar a castigar un hecho tan odioso. ¿Y la investigación del SEPRONA, cómo es que ni siquiera pudieron rastrear la autoría del vídeo? Eso aún se entiende menos, dado los medios técnicos con que ahora contamos. Tampoco se explica que la dirección del propio Parque Nacional se desentendiera de su responsabilidad pasando el caso a la investigación del SEPRONA, cuando el Parque mismo está sujeto a una normativa de vigilancia y protección de todo lo que se encuentra en su recinto. Son, sabemos, sancionadas acciones como arrancar cualquier planta del Parque, así como hasta colocar un trípode para hacer una foto dentro del mismo. ¿Dónde estaba tal vigilancia en un caso de ataque a un animal que, fuera o no especie amenazada, formaba parte del patrimonio natural del parque, Y era un individuo a proteger, por el mero hecho de formar parte de su fauna.

Creemos que existió una clara negligencia "in vigilando" por parte de la dirección del Parque, que además de una correcta vigilancia que evitara situaciones como ésta, debería haber iniciado una investigación propia, y no sólo derivar la resolución del asunto al SEPRONA. Como suele ocurrir en España con la aplicación de las leyes de Defensa Animal, la desidia en aplicar castigo al maltrato animal suele ser la norma; lo que nos sitúa a la cola de la Europa desarrollada, a la que desde luego no pertenecemos, para nuestra vergüenza. Mientras este estado de conciencia social no cambie, no podemos considerarnos en absoluto un país civilizado.

Cartas

Número de cartas: 25272

Número de cartas en Junio: 187

Tribunas

Número de tribunas: 1315

Número de tribunas en Junio: 1

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador