La Nueva España » Cartas de los lectores » Sintiendo vergüenza ajena

Sintiendo vergüenza ajena

13 de Enero del 2018 - Constantino Díaz Fernández (Oviedo)

Desde mi punto de vista, como ciudadano ovetense, no puedo más que sentir y manifestar vergüenza de la Corporación de turno que actualmente está gestionando el Ayuntamiento de Oviedo. Aunque ya se podía intuir, desde los primeros momentos en que tomaron posesión de sus cargos, que esta legislatura no iba a caracterizarse precisamente por estar comprometida con los verdaderos intereses de este noble municipio ni el de la mayoría de sus habitantes, la realidad del día a día no hace más que corroborar esa sospecha.

Las elecciones municipales del pasado 24 de mayo de 2015, que arrojaron unos resultados difíciles para la formación de un Gobierno estable, dejaron un escenario político realmente preocupante. La sorprendente maniobra de Somos Oviedo para elevar a la Alcaldía al candidato del PSOE, en colaboración con IU, formando un abigarrado grupo dominante y desplazando al PP, partido ganador de las elecciones, al más puro ostracismo no inducía precisamente a buenos augurios.

La errática y caótica gestión del tripartito durante estos poco más de dos años y medio que está rigiendo los destinos de Oviedo, presidida por el más puro sectarismo y caracterizada por las luchas intestinas entre sus miembros, está haciendo perder paulatinamente el prestigio que la ciudad se había ido ganando a lo largo de muchos años, y llevando la incertidumbre y la desconfianza a los más importantes sectores que mueven la economía local. El último Pleno municipal, el primero del año 2018, en el que no se llegó a tratar ni un solo asunto de ámbito local, a pesar de los muchos problemas que existen y requieren urgente atención, dedicando el tiempo a debatir sobre el estado de Palestina, asunto que, por razones obvias, es competencia del Gobierno de la nación, es ya la gota que colma un vaso, hace tiempo lleno a rebosar, y que merece la más enérgica censura. Cuando alguien, en cualquier estamento de una organización, se dedica a labores que no son de su competencia, está demostrando una incapacidad total para ejercer las propias, y, por ende, lo que necesita es su inmediato relevo. En este caso me temo que, si Dios no lo remedia antes, y tal parece que no está para ese menester, no tendremos más remedio que esperar a unas nuevas elecciones y, aún así, confiar en que la razón se imponga a los sentimientos.

Constantino Díaz Fernández, Oviedo

Cartas

Número de cartas: 25272

Número de cartas en Junio: 187

Tribunas

Número de tribunas: 1315

Número de tribunas en Junio: 1

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador