La Nueva España » Cartas de los lectores » El falso igualitarismo de género:¿sustituye la lucha de clases por la de sexos?

El falso igualitarismo de género:¿sustituye la lucha de clases por la de sexos?

16 de Abril del 2018 - José Luis Lafuente Suárez (Oviedo)

Perdón por el comienzo, que puede resultar pedante: "Quidquid latine dictum sit, altum sonatur", pero sirva su expresión para decir que sigue siendo actual esa actitud de aquellas personas que, mediante referencias pretendidamente cultas y no bien entendidas, buscan mostrar su formación y conocimiento sobre un tema (y la vida en general), en el modo literario que mostró el Padre Isla en sus chanzas de la predicación de su Fray Gerundio de Campazas, alias Zotes.

De ese modo, citas de Jung y Neumann quieren servir de apoyo pseudocientifico (¿será por los complejos?) a un análisis sesgado, en primer lugar, de la convocatoria de la presuntamente huelga general del 8 de marzo de 2018, no femenina, sino convocada por grupos de extrema izquierda y secundada por "tontos útiles" de sindicatos y otras asociaciones, así como seguramente por otras personas de buena fe pero que, desde luego, con su apoyo a aquélla, mostraban que no habían leído el panfleto que se supone constituía su manifiesto...

Y, en segundo lugar, desean exteriorizar un inexistente apoyo científico a la perversa ideología de género que, en el fondo, constituye la versión puesta al día en falsa visión feminista, del marxismo- leninismo, sobre la base de trasladar a las relaciones personales hombre-mujer la demostradamente falsa lucha de clases...

Esas personas, con evidente complejo "adanista", buscan erradicar de la sociedad la fórmula natural e históricamente indubitada del esquema hombre-mujer-niño, empezando por el lenguaje (llámanla sociedad heteropatriarcal), para sustituirla por una amalgama de "conjuntos" de personas, dando un paso más en los intentos de la destrucción de la familia por los regímenes comunistas cuyas consecuencias son ahora conocidas. Se trata, pues, de llevar a cabo ensayos (y en España no estamos precisamente a la cola de los mismos merced a las leyes de Zapatero mantenidas por Rajoy) de ingeniería social, ocultando su propósito real de conseguir la privación de la auténtica libertad de las personas, fundada en el motor vital inagotable que es el amor humano, comenzando por el marital, y sustituirlo por el odio entre los sexos (ellos dicen género) como rebozo de la lucha de clases, fracasada en la práctica real . Y ¿Para qué? Para obtener finalmente, la dictadura estatal de los ideólogos de género, versión actual de la teórica dictadura del proletariado convertida siempre en verdad en la dictadura de los jerarcas comunistas, hoy revestidos de la piel de un grupo de presión en defensa de sus intereses, el lobby LGTBI ¿Q?

Por supuesto, el apoyo incondicional de los "desinteresados" defensores de la ideología de género viene "filantrópicamente" basado en la ingente cantidad de subvenciones públicas a tales ideas que, como recoge Alicia Rubio en su excelente libro "Cuando nos prohibieron ser mujeres... y os persiguieron por ser hombres", imponen una espiral de la mal llamada violencia de género para seguir alimentando su "lucha", pues si ésta desaparece, también lo harán las mamandurrias de ellos.

Cartas

Número de cartas: 25378

Número de cartas en Julio: 66

Tribunas

Número de tribunas: 1326

Número de tribunas en Julio: 3

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador