La Nueva España » Cartas de los lectores » Este país no puede funcionar

Este país no puede funcionar

16 de Abril del 2018 - José Viñas García (OVIEDO)

El poder de los partidos en sus órganos internos con un sistema de colocación en las listas por orden de amiguetes, añadiendo que la Jefatura del Estado y de las Fuerzas armadas se hereda por sangre azul; nos encontramos los ciudadanos con una mentira de las gordas, ya que nosotros no elegimos nuestros representantes, solo fiamos el voto al partido menos malo en espera que aquellos que van los primeros y saldrán elegidos serán gente de fiar ¡Pues no es así! Nos salen rana la mayoría, ya que si el cabeza visible es mediocre, los siguientes serán aún peores y lo grave es que los ciudadanos no tenemos pito que tocar hasta las siguientes elecciones donde estaremos igual de indefensos y con cara de tontos pensando que estamos en una democracia participativa. Solo participan ellos, lo nuestro es un paripé del que contribuimos una y otra vez sin preguntarnos los idiotas que somos. Aquí, o nuestra participación tiene sentido y decide algo, o seremos culpables de la decadencia de todo el País al dejarlo en manos de cualquiera, para luego decirnos que es nuestro representante ¿A quién representa usted, si no así mismo y al amiguete que le colocó en la lista para salir?

Ustedes ineptos no harán nada por evitar esta contradicción democrática, los ciudadanos deben ser ellos quienes en listas abiertas elijan a las personas. Sé que es imposible, los partidos no dejarán escapar este privilegio de manejar y colocarse a sí mismos y repartirse la tarta que deberíamos entre todos.

Ocurre lo mismo con los asesores y cargos de libre designación, no colocan a su lado los mejores, si no, los familiares y amiguetes, lo cual el desastre está servido. Vemos cómo van de cargo en cargo, pasan de: concejales, alcaldes, ministros, delgados de gobierno, embajadores, consejeros, eurodiputados, senadores, etcétera. Sin pudor ninguno. No servían para ministros, pues a tragarlos de senadores o de presidentes de comunidades con títulos regalados.

Nuestra democracia carece de lo esencial: Cargos que se dediquen de cuerpo y alma a los demás. No a ellos cómo nos toca padecer, sin que nadie remedie esta siembra de políticos repartidos por todos lados viviendo de: autónomos en apuros, pequeños empresarios que las pasan canutas, trabajadores, pensionistas con salarios, empleo y pensiones de miseria.

Luego se escandalizan que una parte de España, la que mejor vive quiera separase por puro egoísmo. Son esos mismos políticos que solo miran para ellos, cuando la tarta es mayor, se les van los ojos a ella, pretendiendo zampársela solitos sin repartirla con el resto. Se saltan leyes, constitución y estatutos, las normas que entre todos nos marcamos y que todos cumplimos a rajatabla. Pues ellos, los resabidos políticos salidos de una casta de privilegiados y malcriados jugaron durante años y siguen haciéndolo con todos nosotros sin que PP, Ciudadanos y PSOE hagan algo por no dejar solos a la Jueza Lamela y al Juez Llarena que se encontrarán con un marrón de cuidado cuando se pasee el cabecilla libre como un pajarito de los delitos por los que los segundones están encarcelados.

¡Ya está bien! La Justicia española no puede permitir que un juez regional alemán marque el camino y juzgue a nuestros Tribunales. Hagan lo tengan que hacer, retírela euroorden, pero este sujeto no puede aparecer por España y no poder juzgarlo por lo mismo que sus compañeros y subalternos están encerrados.

Cartas

Número de cartas: 25378

Número de cartas en Julio: 66

Tribunas

Número de tribunas: 1326

Número de tribunas en Julio: 3

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador