La Nueva España » Cartas de los lectores » Correos dispara con pólvora del rey

Correos dispara con pólvora del rey

27 de Octubre del 2018 - Celestino Díaz Morán (La Espina (Salas))

En el año 2010, un grupo de entusiastas fundamos Taxicamino. Con mucho esfuerzo, trabajo e ilusión logramos sacar adelante un proyecto en el que pocos creían. Por múltiples razones, nunca pedimos una subvención ni una ayuda pública a ninguna administración, por tanto, nada que reprochar en ese sentido.

Pero entre no recibir ayudas y que nos pongan la zancadilla y nos boicoteen con fondos públicos hay una gran diferencia. Digo esto porque cada día los miembros de Taxicamino compartimos espacio en carreteras, hoteles y albergues con operarios de Correos que, en vez de repartir cartas, se dedican al transporte de mochilas a los peregrinos. Cabe recordar que Correos, legalmente Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S. A., es una empresa de capital 100% público, cuyo propietario es el Estado español. Y su razón de ser es la prestación de un servicio público fundamental como es el Servicio Postal Universal (SPU).

El Camino Primitivo es una gran oportunidad para fijar población en los pueblos que atraviesa. Las diferentes administraciones buscan soluciones al despoblamiento de estas zonas, y, cuando algunos hacemos una apuesta clara por vivir y dar vida a nuestros pueblos, nos encontramos con que es el propio Estado quien nos pone la zancadilla.

Resulta obvio que para mantener la vida en el medio rural son fundamentales unos servicios públicos de calidad, incluido el servicio de Correos. ¿Alguien se imagina que se dijese al médico de nuestro pueblo que fuese a pasar consulta al albergue antes de ir al consultorio? ¿O al profesor de Inglés del Instituto que fuese a traducir el menú del peregrino antes de ir a dar clases? Pues nos consta que en Correos la consigna es primero las mochilas, luego las cartas si da tiempo y que son los propios carteros quienes dedican parte de su jornada al reparto de mochilas. Carteros que, por cierto, merecen todo nuestro respeto y nuestra solidaridad en tiempos duros para su profesión.

Esto no es una cuestión de competencia, es una cuestión de competencia desleal. A modo de reflexión, si esto fuese rentable hace años que las grandes empresas de distribución habrían venido al Camino, pero ninguna lo ha hecho. ¿Será tal vez porque al igual que nosotros estas empresas trabajan con criterios de rentabilidad, mientras que Correos “dispara con pólvora del rey”?

Cambiando el tono, no puedo acabar este escrito sin agradecer de corazón a todos los hoteleros y responsables de albergues la ayuda que nos brindan para que nuestro trabajo sea más fácil cada día. Igualmente, a todos los particulares y empresas que eligen Taxicamino, sabiendo diferenciar calidad y precio.

Esperamos que estas líneas sirvan de reflexión para que los responsables de ayuntamientos, de las consejerías, del Gobierno y de Correos adopten medidas para más pronto que tarde poner fin a esta situación. Nosotros, mientras tanto, intentaremos sobrevivir a pesar del sinsentido de ver cómo pagamos para que nos fastidien y seguiremos denunciando lo que consideramos una injusticia.

Celestino Díaz Morán,

responsable de Taxicamino

Cartas

Número de cartas: 27355

Número de cartas en Marzo: 217

Tribunas

Número de tribunas: 1405

Número de tribunas en Marzo: 9

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador