La Nueva España » Cartas de los lectores » Bush y sus muertos bien se merecen un recuento y un recuerdo

Bush y sus muertos bien se merecen un recuento y un recuerdo

17 de Diciembre del 2018 - javier arjona (Siero)

Sí, el señor Corostola sí que es certero en caracterizar el intercambio de notas en esta sección de Cartas de LNE como de falta de sintonía, histórica, aunque los dos seamos mayores, e ideológica.

Tal vez la aproximación iniciada pueda fortalecerse con mayor información aportada por el propio diario LNE en aquella y en otras tesituras, sin despreciar la dos notas breves de El País que usted menciona, aunque trate de interpretar la "ira" que el periodista dice que Bush desató en Oviedo como no apropiada.

Datos hemos (numerosos colectivos) aportado en abundancia de que motivos había por miles para sentirse injuriados por el invento de traer a Bush a homenajearle en el teatro Campoamor.

Pero oportuno puede ser también traer al presente lo que dos días después de la violencia policial, otra vez frente al Campoamor, numerosa gente y numerosos colectivos sociales de nuestra tierra volvían a juntarse y me invitaban a hablar.

Y dije .. el 3 de abril de 1997..

En abril genocidas mil.

1-Se cumple ahora un año de la visita a Asturias de las Madres de la Plaza de Mayo. Las recibieron con respeto y adoración mineros, asociaciones, instituciones, partidos... y llenaron todas las salas de las diversas poblaciones de Asturias donde charlaron con la gente. Un éxito rotundo de esa gira que organizó el COSAL sin precisar un duro institucional, pero un éxito porque la-gente conectó y respetó a "Las Madres". Ahora bien ¿por qué hay "Madres"? ¿Por qué hay familiares de desaparecidos, a escala milenaria en Argentina, Chile, Guatemala o El Salvador...? sencillamente porque hay Bush-es que hacen desaparecer a sus hijos.

2-Podría continuar ironizando sobre la intervención de Bush en los "males" de Hunosa : porque si a los pocos mineros en activo que quedamos nos detienen, nos destrozan las muñecas, nos obligan a visitar al médico.. ¿quién queda para picar carbón y aumentar la producción?.

3-De la policía vamos a hablar poco: todo se sabe ya de la brutalidad de su actuación el Uno de Abril. Una cosa sí quiero resaltar, y es la forma traicionera.. alevosa y cruel con que actuaron "los-de-paisano"· ¿Qué sólo cumplían órdenes..? de acuerdo, pero eso no les resta el "mérito" de lo anterior.

4-he tenido la fortuna de permanecer varios años en Nicaragua, y haber pasado varias veces por El salvador, Guatemala, Honduras. Por eso soy testigo de las matanzas. He visto, sin tv, los niños quemados vivos, las escuelas derruidas, los galerones de tabaco calcinados, las pequeñas fábricas destruidas, las familias nicas y salvadoreñas destrozadas, huérfanas, viudas. Todo ello bajo la responsabilidad directa de George Bush.

5-Algunos periodistas han tenido interés en conocer cuál de los heridos del día Uno-de-Abril a manos de "las policías2 era el más grave, el que había derramado más sangre... Desde luego podemos hacer un testamento largo de lo que se siente cuando te pisotean la columna, o cuando te clavan en los huesos los grilletes. Pero sería monótono, inútil y repetitivo. (Hombre, sí que puede tener su particularidad la insistencia en machacar las manos y el brazo derecho de un obrero que necesita de esos miembros para picar carbón.. otra cosa son los golpes en la cabeza, o el labio arrastrado por el suelo, porque algunos dicen que pa qué necesita un minero pensar ¿no?.. allá ellos con su ignorancia). Pero no; la respuesta es que lo más grave, lo que más duele no es lo físico. Duele más por dentro.

6-Por eso, cuando al fin nos sueltan del calabozo cutre ( a ver si en la visita próxima de otro yanqui les cae a la comisaría alguna partidita para remediar esa mierda-costrosa de las mantas..) y después de recibir emocionados la solidaridad afectiva de Nuestra Gente, cuando podemos llegar a casa e intentar reposar algo, entonces, se llora, de impotencia y rabia pero también de esperanza.

7-Rabia e impotencia porque quienes condecoran a Bush, quienes pretenden hacer olvidar las masacres, quienes con una comilona en el reconquista le hacen la pelota a Su-Amo (mientras a cinco metros, justamente enfrente, a nosotros ni comida ni agua.. ) esos, también son genocidas. Esos, Gabino y el rector y Cascos y los otros, esos, con ese acto han estado cagándose en los miles de muertos de Nicaragua. Se han cagado con alevosía en los miles de muertos en El Salvador matados con armas, dinero y asesoramiento yanqui, con responsabilidad directa de Bush. Se están cagando mientras comen merluza a diez mil pesetas en los 250.000 niños iraquíes que mueren cada año gracias al embargo y la guerra que Bush ordenó hacer. Se caga Gabino mientras bebe whisky con el yanqui en todos los presos políticos, en todos los torturados, vejados, humillados y destrozados que en América Latina disfrutan del asesoramiento terrorista de Bush.

Rabia e impotencia porque Noval, delegado del gobierno y Cascos, vicejefe del mismo, con su espectacular despliegue policial estaban poniéndose al servicio de la bandera yanqui que ondeaba en el Ayto.

Al aceptar a los asesores represores yanquis para maltratar a los asturianos estaban vendiendo la Soberanía de nuestro país. Regalándosela al destacado miembro de la secta Moon, armamentista, de extrema derecha, racista, asesina..

8-Y también esperanza. Mucha esperanza por ver a tanta gente que estaba donde debía. Que defendió la dignidad de la gente y reivindicó la memoria de los pueblos.

Que con una humilde pancartita, pero con su presencia generosa, con su testimonio ridiculizaron a los asesinos-masivos.

Mucha esperanza porque esta gente no se representaba a sí misma: eran voces y portavoces de otros pueblos que cada día plantan cara y pelean duro al neoliberalismo impuesto por gente (hijos-del-diablo) como el tal Bush.

Cartas

Número de cartas: 28661

Número de cartas en Agosto: 174

Tribunas

Número de tribunas: 1456

Número de tribunas en Agosto: 8

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador