La Nueva España » Cartas de los lectores » La serpiente de tres cabezas

La serpiente de tres cabezas

12 de Febrero del 2019 - Faustino Gomez Pérez (Gijon)

Decían que en España no había problema con la extrema-derecha, lo hemos oído infinidad de veces durante años, hasta tal punto que algunos se lo llegaron a creer y pensaban que aquí estábamos a salvo de estas formaciones y partidos de ultraderecha, pero nada más lejos de la realidad, si los teníamos, si estaban en España, lo que pasaba que estaban camuflados en el PP, pues ahora han salido a flote y tenemos tres partidos de extrema derecha, pero que en realidad es uno. Es la serpiente de tres cabezas encarnadas por Casado, Abascal y Rivera, pues son fruto del mismo padre político Aznar y son los tres alumnos aventajados que estudiaron en Faes y fueron "cachorros" de las nuevas generaciones del PP, los tres se conocían de antes y han compartido muchas cosas juntos que ahora ponen en práctica. Esta es la nueva generación que quiere gobernar España y harán todo lo posible por conseguirlo, sea lo que sea como no los paremos.

Ya tenían ganas los "cuñaos" de sacar la bandera del balcón... Por mucho que se peleen el señor Rivera y el señor Casado por ver quien la tiene más larga (la bandera), los ciudadano de a pie empezamos a estar hartos de esta política de bandera. ¿Porque no hacen una manifestación para regular los precios de la burbuja del alquiler? O por unas condiciones de trabajo dignas que puedan ofrecer un horizonte de una mínima estabilidad? No los busquen ahí porque no morderán la mano que les da de comer.

Vaya, vaya, como no les gustó a los "constitucionalistas", que por una moción de censura perfectamente contemplada y regulada por la Constitución y los reglamentos parlamentarios les sacaran del gobierno y a los otros, los de Ciudadanos que ya habían vendido todas las entradas para la toma de posesión de "su presidente" se les quedó la cara de pasmo, también pues por la vía corta... vamos a sacar y agitar las calles para tomar lo que no tenemos en el parlamento, como si fuera esto Berlín en 1932. Pues adelante, salid a la calle blandiendo vuestra rabia, en una parada llena de banderas, clamando por el orden, por España!!! No aprendemos de la historia, o sí... y algunos la echan de menos.

El trío ultra "patriótico" que tan preocupado dice estar por España no ha salido ni una sola vez a manifestarse todos estos años por la corrupción inmensa del partido en el gobierno (entonces el PP), ni por el recorte de libertades, ni por los sueldos de miseria, ni por las pensiones, ni por la precarización, ni por la destrucción de la Sanidad pública, etc... Nada de nada. Pero chico, les mencionas Cataluña y se lanzan en tromba a embestir. Ni durante la transición, con los fascistas de Fuerza Nueva y los Guerrilleros de Cristo Rey dando por saco, o los militares calentando sables, la política española había alcanzado estos niveles.

Todo esto viene porque el Gobierno está buscando una persona, llámese relator o moderador, en esta España de la crispación, de la tensión, del estrés, del "y tú más", ¿cómo va a venir mal una figura mediadora? Y no sólo en el conflicto que nos atañe, la figura de moderador o catalizador va bien para cualquier tipo de disputa o discordia. Verdaderamente sólo pueden vencer aquellos dispuestos a hacer concesiones y a dar un paso atrás, pues, sólo en ese caso, se alcanzarán objetivos comunes. Ahora la historia se va a repetir, y aunque las conversaciones con el relator, mediador o como se le quiera llamar no pasarán de ser una mera formalidad para tratar de bajar la tensión territorial, pero que ni mucho menos servirá para que se convoque un referéndum al estilo escocés, volveremos a tener a la derecha bramando barbaridades por las calles. ¿Dónde está la conspiración y la traición? Y lo más triste es que los mismos que se creyeron las mentiras de entonces, volverán a creerse estas otras.

¡Qué "pesaos" con la bandera, el himno, los toros, el 155...! Con gente así no se puede hacer el camino ¡Qué cuadrilla de retrógrados! Estáis resucitando el fanatismo y acrecentando el odio de unos españoles contra otros. Solamente de verles la cara a los "trillizos", me dan ganas de irme a Marte. Creo que sois todos vosotros los que tendríais que separaros de España. Imagino por un momento que todos desparecéis... y comenzamos a construir y a vivir todos en paz, sin odios, sin violencia, sin corruptos, sin rebuznos en algunos periódicos, televisiones y radios. ¡Ufff!

Por otro lado, a Zapatero también lo llamaban traidor y fue el presidente que consiguió que ETA desapareciera. El tema de Cataluña es el mismo, a la derecha siempre le ha interesado utilizar la unidad de España para dividir a los españoles. Ya estamos con la derecha pancartera. Esa que montaba mesas en la calle para que Zapatero no hiciera lo que ellos hicieron después.

Estos son los valientes que se escudan en la calle, y son tan cobardes que no tienen narices para hacer una moción de censura. A estos hay que combatirles en las urnas y apartarles de la vida política. Nos vamos a jugar mucho en Mayo los ciudadanos de izquierdas progresistas con esta gentuza, porque no se merecen otro calificativo, Cada vez se le ve más de donde vienen. En mayo todos a votar progreso y un estado de bienestar que nos lo quieren quitar.

Muchos se preguntaban "¿y qué hará la derecha sin ETA?" Aquí lo tenéis.

Cartas

Número de cartas: 27589

Número de cartas en Abril: 173

Tribunas

Número de tribunas: 1414

Número de tribunas en Abril: 6

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador