La Nueva España » Cartas de los lectores » Ríos para la vida, no para la muerte

Ríos para la vida, no para la muerte

12 de Febrero del 2019 - Javier Arjona (Siero)

Tras el desastre humano y ambiental de Brumadiño en Brasil, donde ya se han recogido 165 cadáveres y se anuncian muchos más, con el añadido de contaminación de lodos tóxicos que han pasado del río Paraopeba al río San Francisco, uno de los más significativos de la república Federativa, ya que la superficie de su cuenca es mayor que toda la península ibérica, la semana pasada, sin menciones fuera de Colombia, está ocurriendo el desastre planificado del río Cauca debido al cierre de compuertas de la represa de HidroItuango, que ha reducido en un 80% el caudal del segundo río en importancia de Colombia, que cruza siete departamentos de sur a norte, abriéndose paso entre las montañas del país y decenas de municipios y poblaciones que basan en él sus actividades económicas como la pesca, la pequeña minería y la agricultura.

El Movimiento Ríos Vivos de Antioquia dice que estamos asistiendo a un crimen ambiental, que nunca antes se había presenciado que se mate un río con la complicidad de las instituciones sin que se haga nada.

Antes, en mayo de 2018 fueron evacuadas decenas de miles de personas de tres departamentos ante el riesgo de inundaciones causadas por problemas en la estructura de la represa y la crecida del caudal del Cauca. Los bancos de matriz española Santander y BBVA están entre los financiadores y beneficiarios de Hidroituango.

Los pobladores afectados por la represa también denuncian que el proyecto vulnera el derecho a la memoria, la verdad y la reparación de las víctimas del conflicto armado colombiano, ya que la inundación tras el llenado del embalse imposibilitará encontrar los restos de entre 500 y 900 víctimas de desaparición forzada que quedan por localizar y exhumar en la zona, estimándose que en estas áreas se produjeron 60 masacres, entre ellas una de las más terribles, la del Aro, en la que estaría involucrado Uribe Vélez.

Una de las masacres de las que se ha tenido relación desde Asturias es la de Trujillo. Sus víctimas, asociadas en la AFAVIT, recibían el premio DDHH del ayto de Siero, y su centro de memoria era visitado por una delegación asturiana encabezada por el director de cooperación.

Una de las acompañantes de las víctimas de esta masacre de 352 personas, (incluido el párroco Tiberio), la dominica Maritze Trigos, ha llegado hace una semana a un programa de protección temporal iniciado por el Ayto de Madrid, con cierta similitud al que en Asturias se viene implementando desde 2001.

Entre las inquietudes que transmite Maritze, que se ha salvado milagrosamente de varios intentos de atentado, y ahora de nuevo ha sido amenazada, es el secado del río Cauca.

Y es que a ese río hacen una peregrinación anual (pues ahí arrojaron los paramilitares muchos de los cadáveres de Trujillo), y colocan barcazas alusivas con algunas imágenes artísticas de las víctimas. https://magdalenasporelcauca.wordpress.com/

Prohibido Olvidar es uno de los lemas de AFAVIT.

Cartas

Número de cartas: 27049

Número de cartas en Febrero: 134

Tribunas

Número de tribunas: 1395

Número de tribunas en Febrero: 6

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador