La Nueva España » Cartas de los lectores » El bable/asturianu, un bien

El bable/asturianu, un bien

8 de Abril del 2019 - José Luis López Tamargo (Oviedo)

Es Asturias comunidad plural de ciudadanía universal y confluencia de diversos orígenes y sectores sociales. Hasta hace poco, paisanos típicos de la región, gente sencilla e incluso principalmente carbayona, se expresaban en bable/asturiano en sus distintos niveles de expresión y pureza. Tal vez no era una forma muy culta para hablar de Dior, Chanel o Max Planck, pero era realidad familiar y ambiental palpable, arraigada, vinculada a una comunidad histórica. Aquí no ha sido nunca un problema serio el tema lingüístico, pues la diglosia estaba asumida. Fueron heroicos los esfuerzos de muchísimos lugareños para que sus hijos estudiaran, tuvieran mejor vida y ampliaran horizontes vitales. El asturiano, como el gaélico irlandés, el alemán suizo, los dialectos italianos, el noruego popular, vasco o bretón, no constituye una unidad homogénea. Del mismo modo que todos estos idiomas, no había sido normativizado, unificado y dotado de estatus legal vinculante, apareciendo muy dialectalizado y muy “xuncíu” al ámbito rural, sin prestigio social, libresco ni administrativo. Mucha gente residente en Asturias abomina abiertamente del bable, negándolo, ignorándolo, acusándolo de envilecido constructo diabólico. Una minoría de asturianistas, por su parte, cae neciamente en identificar “nación asturiana” y lengua de modo cerrado y etnicista. En Asturias la conciencia lingüística existe, pero no es comparable a otras comunidades de claro bilingüismo. Es una pena que se haya vetado en ocasiones la identidad regional. La pérdida léxica tocante al mundo natural –viesca, humeru, arfueyu, raposu, ferre, etcétera– es brutal. La toponimia indoeuropea, celta y no celta, mayormente latina y algo prerromana es una riqueza. La gente que no conoce sus raíces, parte del acervo universal, será siempre autodespreciativa y ajena a sí misma. N’Asturies dase la parpayuela n’español, asturianu y gallego-asturiano, inglés, árabe o wólof. Ye guapo que tean escritos n’asturianu y castellán los topónimos de los nuestros atopadizos sitios. Préstame enforma que s’acuten espacios curiosinos na radio y televisión autonómiques públiques. Produzme tanta emoción la musiquina de gaites y pandeiro como que se faiga daqué más modernu. La literatura asturiana fai referencia a realismos sociales y máxicos; a muyeres y homes con xeitu. Ye nidio que l’asturianu féxose va unos añinos xera de doctos académicos, de xente mozo y militantes “nacionaliegos”, más que un glayíu mayoritario de la pigarzosa Asturies, asgaya aforfugada por problemes bien urxentes. Los asturfalantes reales ya son vieyinos y tan marchando. La realidá diz que la cooficialidá, si llega, nun ha de estrapallar nin mancar un migayu. Tién de ser natural como “la Fonte la Fascura” más cristalina y llimpia.

José Luis López Tamargo

Oviedo

Cartas

Número de cartas: 37533

Número de cartas en Septiembre: 172

Tribunas

Número de tribunas: 1742

Número de tribunas en Septiembre: 8

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador