La Nueva España » Cartas de los lectores » Subsanar daños y recuperar el empleo

Subsanar daños y recuperar el empleo

18 de Abril del 2019 - José Viñas García (Oviedo)

Las nuevas generaciones están todas estudiadas, todas con titulaciones que no les vale para mucho. Los que se fueron a otros países en busca de mejores perspectivas, para dar sentido a su preparación, se encuentran limpiando las defecaciones de ingleses, alemanes, belgas o franceses, por cuatro euros de mierda, nunca mejor aplicado. Para ese viaje no hacía falta tanta alforja. ¿Por qué se fueron? Porque aquí, en este santo país, los políticos se dedicaron a forrarse ellos y se olvidaron de que son pieza fundamental para alcanzar retos, proyectos y dinamizar la economía.

La mayoría de medios de comunicación ya no fiscalizan el poder, los profesionales, cómo el resto de trabajadores fueron abandonados a su suerte, nadie les representa, les defiende y puja por sus derechos para que, en vez de sobrevivir, puedan vivir con dignidad. Los sindicatos desde Méndez y Toxo ¡que daño hicieron estos dos vividores a la clase trabajadora! Así fue, porque compadrearon con los gobiernos, hicieron dejadez de funciones, no exigieron con la contundencia que les ampara la Constitución el no dejarse pisotear por el gobierno de Rajoy. Con la justificación de la crisis, les arrinconó y apartó de su obligación y derecho. Con la reforma laboral, los sindicatos quedaron postergados a meros comparsas de lo que los empresarios dieran, quitaran, contrataran o despidieran. ¡Oye! que no los vimos ir a reclamar ante los organismos internacionales el amparo que les asiste en igualdad con los partidos políticos y empresarios a formar parte activa, primordial y principal en todo lo relacionado con las negociaciones colectivas y demás apartados relacionados en el tema laboral. Pues estos “dos del ático”, sestearon y se quedaron a verlas venir, dejaron solos a los trabajadores, al ellos no reclamar su posición firme que les ampara la constitución española.

Ya nada está planificado, ahora los que están (Unai Sordo y Pepe Álvarez) son aún más marionetas (al son que les tocan los empresarios y el Gobierno) que los antes descritos. Los que vimos a Redondo y Camacho defender con uñas y dientes a todos los trabajadores, los que los vimos codearse de tú a tú con presidentes y ministros, los que los vimos ser respetados y tenidos en cuenta... ahora nos avergonzamos de tener lo que merecemos.

Vemos que, a pesar de ser generaciones muy tituladas, faltan profesionales en todas las ramas de la actividad económica. ¿Qué hicieron ustedes políticos de pacotilla los últimos 15 años? Lo sabemos, la mayoría corromperse, cobrar sobrecitos cada tres meses, sobresueldos, sobrecargos y proyectarse ustedes, dejando el país a la deriva: Listas de espera escalofriantes, un dolor, un año de espera para primera consulta del traumatólogo, después otros siete meses para recoger el resultado de las pruebas ¿cómo pueden seguir consiento esta crueldad? Jóvenes desempleados y ustedes colocados rucando hasta más allá de la muerte. Desempleados de larga duración, muchos por encima de los 50 años ¿quién les ayuda y les proyecta un futuro para que no pidan la eutanasia sin asistencia ahora que ustedes apostarán por ella, por la muerte, en vez de ilusionarnos la vida? Nada está seguro con ustedes: Las pensiones, la dependencia, la educación y la sanidad pública. Todo se tambalea, sólo saben decir esa frase tan de inútiles "de dónde se va a sacar" de inútiles, apoltronados y arreglados. Las zonas rurales, los pueblos y su medio de vida se desvanece y abandonan, cómo todo con ustedes, corre peligro. Sacan leyes como churros en defensa de mascotas, animales salvajes, niños, mujeres, etc., pero se olvidan de los más desprotegidos, los ancianos, enfermos, discapacitados y las familias en general. Si ustedes protegen sin límite a lobos, osos y jabalíes con el perjuicio que causan a empresas, familias, campos, cosechas, frutos y animales domésticos, lo que consiguen es destruir empleo, medio de vida y desalojar los pueblos para que sean pasto de bestias salvajes. ¿No sienten vergüenza ahora, alarmarse porque las zonas rurales se están despoblando?

No se puede dejar en manos de cuatro pelagatos (repartidos en partidos populistas) la defensa de algo que nos corresponde a los partidos serios. Hablo de la defensa del ecosistema y medio ambiente. Subsanando daños y recuperando el empleo.

José Viñas García

Villamiana, Oviedo

Cartas

Número de cartas: 28661

Número de cartas en Agosto: 174

Tribunas

Número de tribunas: 1456

Número de tribunas en Agosto: 8

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador