La Nueva España » Cartas de los lectores » Un pedazo de todos nosotros

Un pedazo de todos nosotros

18 de Abril del 2019 - Jesus Esteve Yagüe (Castalla)

Fue muy curiosa la sensación que seguro que a muchos nos invadió mientras veíamos como la Catedral de Notre Dame se derrumbaba envuelta en llamas. Una estremecedora mezcla de incredulidad, impotencia y dolor. La peor de las pesadillas, justo el lunes de Semana Santa. ¿Cómo puede ser que algo tan lejano para muchos lo sintamos tan propio?

Pero esa es precisamente la fuerza del arte, de la cultura. Porque, a pesar de su significado católico, esta majestuosa edificación es mucho más que eso. Con más de 12 millones de visitantes anuales (el monumento más visitado del mundo), Notre-Dame está sin duda a la altura de las Pirámides de Gize, el Coliseo romano, la Gran Muralla china, el Machu Picchu, la Torre Eiffel, la Sagrada Familia y no muchas más. Obras de arte que, cuando las presencias en directo, permanecen ya para siempre en tu memoria. Por su belleza, su complejidad constructiva y lo que simboliza como obra del Hombre en la Tierra. Eso somos capaces de hacer. Gran símbolo del gótico europeo, se levantó entre los siglos XII y XIII, pero fue la construcción de la nueva cubierta y la torre central con su representativa aguja en el siglo XIX lo que le dio la figura definitiva que todos conocemos. Precisamente esta última fase, la más moderna y con la madera como material predominante, fue la que desapareció. Pero no consiguió el fuego hacer sucumbir la estructura ni las míticas dos torres de fachada, la esencia de Nuestra Señora, como tampoco nada podrá acabar nunca con el arte y la cultura que tanto amamos.

Jesús Esteve Yagüe

Castalla, Alicante

Cartas

Número de cartas: 27894

Número de cartas en Mayo: 234

Tribunas

Número de tribunas: 1421

Número de tribunas en Mayo: 4

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador