La Nueva España » Cartas de los lectores » El señor Jiménez Lacave y sus filias masónicas

El señor Jiménez Lacave y sus filias masónicas

26 de Abril del 2019 - Víctor Guerra García (ASTURIAS)

No deja de sorprenderme que un prestigioso investigador como el profesor Jiménez Lacave entretenga su tiempo buscando la subliminal acción masónica sobre el acontecer mundial, y en el caso de su escrito del 21 de abril de 2019 en este mismo diario, sobre su infiltración en los partidos políticos españoles.

Supongo que tras oír al señor ex ministro Fernández hablar sobre realidades actuales en un foro masónico se le habrán abierto las carnes masonofóbicas al señor Lacave y se habrá puesto a buscar masones hasta debajo de las piedras de la mano de D. Manuel Guerra.

Y veo que a usted igual que a Manuel Guerra le valen tanto churras como merinas, pues mezcla en su articulillo nombres de personas y personajes cuyos nombres han estado más en los corrillos de correveidiles que los pasillos de las logias, y me llama la atención esa afición a colocar la gacetilla de masones al que se les cruza a modo de moderno progresista, y no contrastar si de verdad son masones. Aunque no niego sus grandes aportaciones como la de Jerónimo Saavedra, Ricardo Fernández o Paulino Lorences, como masones confesos, le podría dar algún nombre más, lo que parece que eso a usted le vale para confirmar sus tesis contubernistas.

Creo, señor Lacave, que un investigador serio como usted debiera echar mano de amplios registros bibliográficos y de trabajos como los que por ejemplo yo publico en blogs Masonería en Asturias, o Masonería siglo XXI, donde queda patente algunas filiaciones, pero sobre todo hago acercamientos históricos y sociológicos sobre la masonería española y asturiana, y donde dejo patente que el abanico de presencias de los masones en los partidos políticos es muy amplio y diverso, y podrá ver que no es que la masonería haya calado en el todo el orbe de político, sino que ya estaba en él, y eso deriva del siglo XIX.

Si bien es cierto que la querencia de los masones de dicho siglo XIX se inclinaba más bien hacia el republicanismo de distinto cariz, y huía de los partidos conservadores, aunque los hubiera luego en el siglo XX, durante el primer tercio, hasta que Franco acabó con todo el período, los masones han conformado las filas socialistas, republicanas, catalanistas, etcétera, y hasta hubo algún que otro masón marxista como Loredo Aparicio.

Y hoy, tras la diáspora masónica que forzó Franco, el retorno de la masonería a la sociedad española actual ha hecho que los masones como tales hombres y mujeres progresistas estén incardinados, como el resto de la sociedad, en el amplio abanico social, religioso, cultural, económico, político que se da en la España actual, incluso los hay fuera de los contextos citados.

Hacer aporías sobre el hecho de que por ser masones uno se ha de situar en el ámbito del poder y se ha de estar en línea, con eso que usted denomina Nuevo Orden Mundial, y conformar una nueva égida de futuro, es cuando menos dejar patente que se es un completo ignorante sobre las realidades masónicas, sobre todo españolas.

A este respecto indicarle que con una masonería que en conjunto malamente llega a los cinco mil miembros el grado de presencial es cuando menos mínimo y que su grado de influencia en las áreas de poder a las que usted alude es cuasi nulo, digamos que la masonería española pisa bastante poca moqueta, tanto política como económica, y no tiene nada más que leer con atención algunos artículos.

Por tanto, venir a alertarnos que se tenga cuidado con las posibles presencias masónicas en los distintos partidos españoles, haciendo gala de una tabla rasa de que por el hecho de ser masón uno ya es laicista o está a favor de una ideología de género es un error.

Y es más, igual con sus aporías termina usted dándose un tiro en el pie, y pueda resultar que el sector conservador español tenga más masones que el resto... pero de ahí a que estos tengan poder o mecanismos para cambiar actitudes políticas y sociales hay un abismo. Esto, señor Lacave, ni es Francia ni USA.

Cartas

Número de cartas: 27887

Número de cartas en Mayo: 227

Tribunas

Número de tribunas: 1421

Número de tribunas en Mayo: 4

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador