La Nueva España » Cartas de los lectores » La donación de Amancio Ortega a la sanidad pública

La donación de Amancio Ortega a la sanidad pública

22 de Mayo del 2019 - José Viñas García (Oviedo)

A los españoles nos cuesta despegarnos del besamanos. Antaño en los pueblos: el cura, el médico, el boticario y el sargento de la guardia civil conformaban un cuarteto superior bien dirigido por el empresario más pudiente con influencia. El resto, la plebe, les debía pleitesía diaria. Ellos hacían los favores a las buenas e incautas gentes. Por ello, recibían un cúmulo de agradecimientos que sobrepasaba los límites de las relaciones entre iguales, convirtiéndolos en seres supremos con toda clase de agasajo servil y humillante. Incluido el ser bien visto, que estos señores con supremacía, por la cuaresma se pegaran comilonas que la curia romana prohibía al resto de mortales por no poder pagar las Bulas que les regalaba a estos señoritos y sus invitados. Y el resto del año, comían de dádivas de la buena gente (matanza, frutos, cosechas, etc.) conseguidas con la caridad del poder.

Con Amancio Ortega volvemos a esa situación, todos le reverencian por donar 310 millones a la sanidad pública. ¿Saben lo que representa para este señor ésta cantidad? Lo mismo que si cualquiera de nosotros diera una limosna de 7 euros. Lo que quiere decirse que por poco nos arrodillamos ante el poder y la atracción que ejerce el dinero.

Todos estos supermillonarios, no es Amancio el único desprendido en tirarnos las migas al aire, suelen todos donar para diferentes causas, este tipo de limosna, la realizan más por su conciencia religiosa cuando se van haciendo viejos, que por todos nosotros que les importamos muy poco.

Luego, siguiendo con nuestra atracción hacia la sumisión, se nos da bien, somos profesionales, limpiamos muy bien las solapas de este tipo de personajes, ya que, seguimos repitiendo, lo oímos entre tertulianos y políticos, que este tipo de súper empresarios crean riqueza, es todo un mantra, ya que, la riqueza la generan sus trabajadores. Ellos, son lo que son, gracias a sus trabajadores, por si solos jamás hubieran acumulado semejante riqueza. Sin entrar a valorar si en otros países de mano de obra barata, cumplen con los requisitos de humanidad y cumplimento de las reglas básicas laborales.

Para el Señor Ortega, esta limosna que dona a la Sanidad española representa un 0,47% de toda su riqueza (66.290.000.000) Y esos 310 millones sobre el gasto que genera nuestra sanidad que fue durante al año 2017 de 72.812.900.000, fuente: expansión. Lo que representa un 0,425 %. Por todo ello, no elevemos a categoría lo que es simplemente un donativo de calderilla que le sobra a este buen señor y un porcentaje minúsculo con todo nuestro esfuerzo para disfrutar de una sanidad en toda regla.

Para que sigan reflexionando: Este buen señor nacido en la localidad leonesa de Busdongo de Arbas, rozando con Asturias, dona esta cantidad por una sola vez, no se compromete siquiera a seguir regalando calderilla el resto de presupuestos en los próximos años, donde nosotros sí debemos seguir haciendo un enorme esfuerzo para mantener la sanidad de verdad, no la que nos quieren hacer ver que funciona gracias a la donación de este gran Señor.

Bien venido sea toda donación, pero mejor sería que se comprometiera y exigiéramos que pagara en la misma proporción en impuestos que el resto de trabajadores. Con esto, sería completa su majestuosa obra de caridad.

"Estoy absolutamente convencido que ninguna riqueza del mundo puede ayudar a que progrese la humanidad"- Albert Einstein

Cartas

Número de cartas: 28389

Número de cartas en Julio: 169

Tribunas

Número de tribunas: 1442

Número de tribunas en Julio: 7

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador