La Nueva España » Cartas de los lectores » El turismo de masas, problemático

El turismo de masas, problemático

25 de Agosto del 2019 - Antonio Parra Galindo (Cudillero)

“Tañe el esquilón, la banda de tordos duérmese al son”. Sin embargo, nosotros no paramos quietos. La humanidad anda de acá para allá, “mondo cane” mondo inquieto. ¿Cómo es posible tanto azacaneo?

España, saturada de turistas hasta el punto de que en Mallorca ya no caben en la isla y se les pone el veto. Barcelona, la ciudad sin ley, ha soltado a los forajidos por la Rambla. Los peristas, los atracadores, las cuadrillas de violadores, tramperos y cuatreros andan en manada por Vía Layetana.

A mí, sin ir más lejos, en una tranquila y abacial villa gallega donde fui a tomar las aguas me atracaron, paró un coche, me preguntó por dónde se iba a Compostela y me pidieron agua para un niño enfermo que llevaban a la trasera. Hice un movimiento para darles unos céntimos y cuando me quise dar cuenta saltó del coche un rumano que medía casi dos metros y me echó mano a la cartera. Fue visto y no visto. El dacio, que hablaba inglés, se hacía pasar por árabe saudí, era ario y muy negro. Arrancaron a toda la velocidad, no me dio tiempo a anotar la matrícula del coche, creo que francesa.

Ya somos ricos más que nababs. España va bien, que decía Aznar, ya estamos todos.

Cuntis, hermosa Galicia, provincia de Pontevedra, aguas termales romanas, me sirvió de consuelo.

Esos forajidos no podrán reventar mis sueños, me alejé del sitio del asalto cantando “naveira do mar” y en un chigre consumí los cinco euros que me quedaban en un buen vaso de ribeiro, que es un vino suave, entra dulce al coleto como una saudade en el alma.

De mozo yo tuve una novia gallega; ella se cansó de mí, pero yo nunca cansé de Galicia, es hermoso volver a miña terra, la que cantó en sus poemas Rosalía, y escuchar el hablar dulce de las Maruxiñas.

En el balneario, que se llama hotel la Virgen, trabo contacto con unos asturianos de Noreña.

-¿A qué non sabes quiénes son los más gayasperos y presumidos de Asturias?, me pregunta Joaquín, un mozo de 75 años, de mi quinta.

-No.

-Los de Pola Siero.

-¿Cómo?

-Por Pascua píntanse de colorines los huevos.

Chiste viejo, rompo a reír, echando el cabreo lejos de mí.

Poriomanía si es una virtud o un vicio entre nosotros no lo sabría decir, aunque meigas haberlas haylas y Galicia es una tierra maravillosa donde puede ocurrir cualquier cosa; que un gitano de Rumanía te birle 120 euros o toparte con la Santa Compaña al cruzar una carballeda.

Si me hubiese quedado en casa y no fuera ese zascandil -soy culo de mal asiento- no me hubieran pegado el trancazo esos extranjeros que vienen acá a delinquir. La vida con todo y eso es un ir y venir que llaman acarrear, y ya lo decía mi abuela:

-Si vas a la romería, qué golfo, y si te quedas en la cocina, qué maricón.

Todo eso son frases hechas, ideas moldes con las que vamos de acá para allá, nos han puesto en el culo azogue. Últimos días de agosto vísperas de San Bartolomé, pronto acaban las vacaciones. A pesar de todo es hermoso vivir. Demos gracias al cielo.

Cartas

Número de cartas: 28911

Número de cartas en Septiembre: 115

Tribunas

Número de tribunas: 1469

Número de tribunas en Septiembre: 5

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador