La Nueva España » Cartas de los lectores » Historia, maestra de vida

Historia, maestra de vida

9 de Diciembre del 2019 - José Luis López Tamargo (Oviedo)

Durante siglos el crudelísimo comercio de esclavos, la tortura, el secuestro de niños de pueblos derrotados, la existencia de la piratería en forma de corsarios, bucaneros y filibusteros dominaron el orbe. La esclavitud más explícita pervive en alguna sociedad de despotismo tribal y primitivo. Ecos de verdaderos piratas nos llegan a través de la “operación Atalanta” actual, en Somalia y el cuerno de África Oriental. En la misma Europa, en la II Guerra Mundial, millones de personas fueron reducidas a la condición de “razas subhumanas” o “seres inferiores sin valor”. Desde una perspectiva histórica, la prevalencia y extensión universal de los Derechos Humanos –ahora incluso de última generación–, la defensa de la Ilustración, la razón y la ciencia, el humanismo, el progreso en diálogo han supuesto mejoras colosales, indubitadas e innegables.

La vida, la salud, la prosperidad, la seguridad, la paz, el conocimiento y la felicidad deben ser los motores y guías que sigan dinamizando nuestras sociedades cohesionadas. Lo otro es vuelta a la pesadilla de la barbarie, la ignorancia, el terror y la miseria generalizadas. Los sistemas públicos de Salud y Educación han sido colosalmente beneficiosos para asegurar bienestar, calidad de vida y longevidad masivas, progresos cultural y desarrollo de sociedades cualificadas. La igualdad ilustrada inspiradora, que no tiene nada que ver con el comunismo totalitario, es equidad social garantista e igualdad de oportunidades para mujeres y hombres de todo origen y circunstancia. En suma, tildar despectivamente todos estos avances irrenunciables de “buenismo” o gastos inasumibles también constituye barbarie.

Cartas

Número de cartas: 37532

Número de cartas en Septiembre: 171

Tribunas

Número de tribunas: 1742

Número de tribunas en Septiembre: 8

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador