La Nueva España » Cartas de los lectores » Tribuna » Democracia enfermera, la fiesta del 28 de noviembre

Democracia enfermera, la fiesta del 28 de noviembre

2 de Diciembre del 2019 - Enrique Oltra Rodríguez

El pasado 28 de noviembre las enfermeras asturianas hemos conseguido celebrar la fiesta de la democracia.

Un proceso electoral ilusionante y transparente, una jornada cargada de normalidad y con una participación récord en este tipo de elecciones en la historia de este país han sido la guinda al proceso de recuperación democrática del Colegio de Enfermería del Principado de Asturias.

Lo consiguió la Junta de Edad nombrada para posibilitar la transición y que lo hizo de una forma excepcional y casi heroica habida cuenta de la herencia que recibieron, lo consiguieron las tres candidaturas presentadas, que con gran esfuerzo redactaron cada una su proyecto e ilusionaron al colectivo con un futuro, y sobre todo lo consiguieron todas y cada una de las enfermeras que con enorme ilusión y responsabilidad profesional acudieron a la urna a ejercer su derecho al voto, desde jóvenes recién graduadas hasta nuestro decano con más de 95 años, desde enfermeras asistenciales sin estabilidad laboral a responsables de alta dirección.

Todas las que pasaron a emitir su voto manifestaron su satisfacción, muchas se fotografiaron introduciendo el sobre en la urna, conscientes de vivir un momento histórico; todas mostraron su orgullo de ser enfermeras. En la sede del Colegio, en las constantes colas para votar y en los continuos corrillos que se formaban, se vivió una alegría como nadie recordaba con anterioridad en aquellos locales.

Han sido más de 30 años de secuestro, mediante argucias torticeras, del derecho a la elección de representantes, además los responsables de ello han hecho un uso avieso del dinero que por imperativo legal sus más de siete mil colegas de profesión teníamos que depositar en sus manos todos los meses, ¡y fue mucho dinero! Los responsables, cómplices y compinches, ¡alguno de los cuales votaron el día 28!, deberán rendir cuentas ante la justicia, como ya lo están haciendo, y ante las normas deontológicas de la profesión, como se espera que deban hacer. Sus actuaciones miserables les han impedido disfrutar del arrope y reconocimiento de sus colegas, y de fiestas como la vivida el día 28. Pero, sobre todo, arrastrarán la vergüenza y el deshonor ante cada una de las enfermeras asturianas.

Ahora toca mirar al futuro, sin olvidar el pasado para no correr el riesgo de repetirlo, y que el Colegio de Enfermería del Principado de Asturias recupere su espacio, que hasta ahora ha estado perdido, ante las instituciones sanitarias y sociales, y ante la propia sociedad asturiana; que se ponga al servicio de la comunidad a la que esta profesión se debe y que se erija como dinamizador de la propia profesión.

A quienes se han ganado el derecho a dirigir esta institución les queda por delante un trabajo arduo y no sencillo, donde la firmeza y la mesura, la audacia y la prudencia deberán estar presentes en un complejo equilibrio. Las enfermeras asturianas les han depositado en la urna sus ilusiones, sus expectativas e implícita y explícitamente su apoyo, pero no deben olvidar que este colectivo enfermero ha alcanzado una respetable mayoría de edad y ha aprendido a exigir responsabilidades de forma contundente. Quienes democráticamente han ganado ahora las elecciones, encabezados por Esteban Gómez, han contribuido decisivamente junto a otros a este aprendizaje colectivo de exigir responsabilidades a quien dirige y de exigir normalidad, es algo que se debe recordar, reconocer y que los votos han reconocido.

¡Enhorabuena al colectivo enfermero asturiano!, mucho ánimo y mucha suerte, hay que continuar escribiendo el futuro.

Cartas

Número de cartas: 34321

Número de cartas en Noviembre: 419

Tribunas

Número de tribunas: 1629

Número de tribunas en Noviembre: 5

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador