La Nueva España » Cartas de los lectores » Tribuna » La verdad sobre lo que queda de ASEM

La verdad sobre lo que queda de ASEM

6 de Diciembre del 2019 - Charo Gómez Haces

El pasado jueves se publicaba en la sección de Cartas de este periódico una firmada por Dolores Rodríguez López apoyando la candidatura de Ana López-Cancio como presidenta de ASEM, y lo hace desprestigiando el pasado de una asociación y de las personas que la fundaron y trabajaron desinteresadamente para sacarla adelante. Por alusiones a la figura de mi hermana Kike, que ya no se puede defender, y al buen nombre que tuvo en su momento esta asociación, escribo estas líneas en las que me mueve salvaguardar la verdad por encima de todo, presentando hechos objetivos para que los lectores saquen consecuencias.

Con fecha 19-09-2019 la jueza del Juzgado n.º 4 de Oviedo emitió una sentencia donde declaraba “la nulidad del proceso electoral que culminó con la proclamación, como electa a la Junta Directiva de ASEM, de la candidatura presidida por doña Ana López-Cancio Romo”. ¿Qué significa dicha nulidad? Ni más ni menos que se invalidó ese proceso electoral y sus consecuencias, “quedando sin efecto por no estar de acuerdo con las leyes”, por lo que Ana López-Cancio no es presidenta de ASEM, ni puede presentarse como tal, haciendo campaña en un proceso electoral encabezando una candidatura. ASEM no tiene presidenta, ni junta. Actualmente es una mesa electoral formada por una asociada como presidenta y otra como secretaria, y son las únicas que detentan el poder en dicha asociación.

Por tanto, que Dolores Rodríguez López nos cuente en su carta que “tienes toda mi confianza y apoyo en esta andadura que ahora comienza” supone querer ignorar una cantidad de irregularidades cometidas y reconocidas en una sentencia judicial.

Además, ASEM y sus asociadas nos encontramos en un círculo vicioso pues, si nuevamente la candidatura de Ana López-Cancio se hace con el poder, será imposible sanear la asociación y volver a la esencia de lo que siempre fue ASEM.

Pedir foto a Evelio

Desde el minuto uno de este largo, cansado y doloroso proceso, un numeroso grupo de asociadas denunciamos los hechos, y no lo hicimos por ocupar cargos o hacernos con el poder –de hecho, no hemos presentado candidatura en estas elecciones–, tampoco por disputas entre egos de asociadas ofendidas, solo nos movió defender la transparencia, la legalidad –que nos dio la razón– y recuperar el espíritu de ASEM.

La Asociación Empresa Mujer, fundada en 1996 por Kike Gómez Haces y Carmen Rodríguez, fue a lo largo de estos años un referente en el asociacionismo empresarial femenino y se ganó la confianza de las instituciones. En ese ASEM primaba el compañerismo, el tejer redes entre las asociadas para apoyarnos y empujarnos hacia arriba, con trasparencia y generosidad. Por tanto, todo lo que está sucediendo –desde hace años– nos da mucha pena y nos hace pensar que el ASEM que conocimos nada tienen que ver con el que describe María Dolores Rodríguez (que, por cierto, asegura haber sido asociada muchos años pero nadie de entonces la conoce) ni con el que transmite Ana López-Cancio desde que se hizo con el poder, donde el espíritu de compañerismo y empuje se ha transformado en una simple lucha de intereses personales.

Cartas

Número de cartas: 34321

Número de cartas en Noviembre: 419

Tribunas

Número de tribunas: 1629

Número de tribunas en Noviembre: 5

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador