La Nueva España » Cartas de los lectores » Tribuna » Estación única del AVE en Llanera

Estación única del AVE en Llanera

13 de Enero del 2009 - Orlando Sanz Alvarez

La polémica, estéril o con fundamento, sobre el paso del AVE por Asturias se ha visto enriquecida, a mi entender, con la opinión de don Bernardo Carrera aparecida en este periódico, que formulaba la siguiente consideración: «¿Por qué no queda Oviedo como estación término y vienen todos los ciudadanos de Asturias a tomar dicho tren a esta ciudad?». Añadía lo siguiente: «No deseo entrar en polémica, porque los mismos derechos tienen Gijón y Oviedo, pero ya puestos a ahorrar un poco...».

Lo que parece indiscutible es que el AVE no puede dejar de lado Oviedo por simples razones de economía de trazado, ya que se incumpliría el precepto de unir capitales de provincia por Alta Velocidad. Aceptada esta premisa, la consecuencia inmediata es que nunca llegaría el AVE como tal a Gijón, si ha de parar en Oviedo, ni saldrá como AVE si ha de parar en la capital, por elementales razones técnicas que limitan el desarrollo de la velocidad en tan escasos kilómetros. Llegarían a término los trenes del AVE pero no con Alta Velocidad.

Vemos, por tanto, que la estación de Oviedo, hasta y desde donde sí se daría la Alta Velocidad con la Meseta, actúa de forma excluyente sobre la estación de Gijón. ¿Por qué entonces un trazado de vía de AVE entre Oviedo y Gijón para trenes que nunca funcionarían como tales? Como apunta el señor Carrera Madiedo, «puestos a ahorrar», sería suficiente una estación término en Oviedo, que será el único punto cierto de llegada y salida de la Alta Velocidad.

Puestos a ahorrar más, si se decide utilizar la vía actual para que el AVE pase por la estación de Uría, en Oviedo, la Alta Velocidad no sería ni desde Gijón ni desde Oviedo, estaríamos simplemente ante velocidades de cercanías mejoradas.

Pero si de tiempos hablamos, más que de kilómetros, hay que plantearse lo que se tardaría en llegar desde el centro de la capital hasta una nueva estación del AVE, que como emplazamiento más próximo sería en Villafría. También en Gijón habría que habilitar nuevo espacio.

Esta opción se presenta como punto estratégico de encuentro de los AVE y de conciliación de intereses

¿Por qué no una nueva estación única en Llanera?

De momento, nos ahorraríamos la duplicidad de estaciones. Ni en Oviedo ni en Gijón sobran los terrenos, y el tiempo para llevar viajeros del AVE en trenes lanzadera desde Uría a Llanera no superaría los cinco minutos si tenemos en cuenta los nueve que invierten los trenes de cercanías, con paradas en La Corredoria y Lugones. En cualquier caso, un tiempo inferior al que supondría ir en coche desde el centro de la capital a la nueva estación del AVE en cualquier sitio de Oviedo que se construyera.

La estación del AVE en Gijón no tiene sentido, queda excluida con la estación de Oviedo, pero incluso la de la capital se presenta menos conveniente en relación con la más práctica de Llanera, que ofrece la ventaja de ser el espacio más idóneo para el enlace con el AVE del Cantábrico, que algún día llegará, pero nunca por la franja costera, o sea, que tampoco en la proximidad de Gijón, por donde el paso resultaría tormentoso por la ocupación de terrenos. O sea, que con Llanera nos estamos ahorrando también las estaciones del AVE del Cantábrico.

Llanera se presenta no como solución salomónica, sino como punto estratégico de encuentro de los AVE y de conciliación de intereses si de verdad somos capaces de distinguir entre el concepto de «alta velocidad» y el de «cercanías».

O nos decidimos por el AVE con todas sus ventajas y consecuencias o nos quedamos con el prurito localista de tren en todas las habitaciones.

Orlando Sanz Álvarez es periodista.

Cartas

Número de cartas: 41677

Número de cartas en Enero: 199

Tribunas

Número de tribunas: 1921

Número de tribunas en Enero: 5

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador