La Nueva España » Cartas de los lectores » Luz gratis para los pueblos

Luz gratis para los pueblos

24 de Mayo del 2020 - Juan Antón Cano (Lugones (Siero))

Las zonas rurales asturianas, al albur de las nuevas tecnologías de producción eléctrica (solar, eólica…), se han convertido en potenciales productoras de electricidad limpia, cuando no lo eran ya, como en el caso de las hidroeléctricas explotadas desde hace más de 100 años.

Resulta chocante que esa real y potencial producción eléctrica se exporte a las zonas urbanas e industriales sin dejar equivalentes beneficios a los espacios rurales donde se producen.

Pienso que la Asturias vaciada (por políticas vaciantes) comenzará a “rellenarse” cuando se les reconozcan derechos (llámese prioridad o discriminación positiva) a los habitantes rurales sobre los recursos que se producen en su territorio. Hasta ahora, ocurre que, cuando se necesita explotar un “yacimiento” eléctrico, aparece alguien con la Ley de Expropiación Forzosa y, por vía de urgencia, se paga una miseria por los metros cuadrados justos de ocupación y un espacio que resulta baratísimo por estar en zonas sin interés urbano ni rural, luego una compensación al Ayuntamiento para que se calle y todos contentos. Es un expolio no solo de recursos, también de oportunidades.

Si además consideramos el freno que se supuso durante años el llamado “impuesto al sol” para instalaciones domésticas, la cosa recuerda a los conflictos con las minas de oro de las películas americanas. ¿Cómo puede ser que en un medio que tiene todos los recursos naturales al alcance de la mano tenga que pagar por esos mismos recursos producidos a miles de kilómetros? ¿Quién hizo unas normativas medioambientales y ecológicas incumplibles para sus habitantes condenándoles a renunciar a lo suyo, a la vez les pone “puente de plata” a quienes las explotan? Si los pueblos tienen una enorme riqueza natural reconocida por todos, ¿de quién es la culpa de que la gente no se pueda vivir en ellos?

A todos los que dicen estar muy preocupados por la muerte de los pueblos y el abandono rural, lo tienen muy fácil: devuelvan a los pueblos lo que es suyo, y en el caso que nos ocupa obliguen a las empresas eléctricas a dar luz gratis a los pocos vecinos que quedan en ellos y, además, pongan una tarifa superreducida a las empresas ubicadas en la zona rural. Con esto y la reducción de trabas administrativas al desarrollo de actividad económica en esos espacios, verán cómo reviven. Esta propuesta es totalmente realizable y creo que será efectiva, solo hay que tener la determinación real de hacer justicia.

La reciente pandemia que hemos sufrido ha dejado en ridículo a un modelo económico del “productos de cuanto más lejos mejor” y ha puesto en valor las economías de lo local y lo cercano. Ahora se escuchan muchas voces en esa dirección, pero creo que en poco tiempo alguien se moverá mucho para que eso se olvide y se vuelva a lo de siempre y para los de siempre. Y no, debemos exigir esos cambios activamente para que se tomen este tipo de medidas arriesgadas que demandan políticas valientes y sin tantos complejos, cuyo resultado acabamos de ver. Yo ya empecé a moverme.

Cartas

Número de cartas: 37533

Número de cartas en Septiembre: 172

Tribunas

Número de tribunas: 1742

Número de tribunas en Septiembre: 8

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador