La Nueva España » Cartas de los lectores » Ingenieros de Minas Oviedo, ¡adelante!

Ingenieros de Minas Oviedo, ¡adelante!

2 de Marzo del 2021 - José Pedro Sancho Martínez (Oviedo)

Tras las elecciones en la Escuela de Minas felicitamos al nuevo director, F. Javier Iglesias. Como antiguo catedrático de ese centro, lo considero un gran estudiante, estudioso, trabajador y buena persona. Por ello le deseo su mejor gestión en la dirección de la Escuela de Minas, como le deseé en su momento a sus predecesores. 

En todo caso, cualquier director tiene que intentar hacer grande al centro que gobierna. El acceder al puesto es para servir a una comunidad estudiantil, nunca es un premio a la persona elegida. En algún caso esto se consideró así. Y se debería saber que no hay que hacer cosas raras para conseguir clientela. La clientela, que nos presentan tan necesaria, es algo que hay que ganar de forma diferente, como volver al sentimiento de que adquirir ese título de ingeniero de Minas merece la pena.

Lo primero que, en mi opinión, debe hacer un director es rodearse de asesores sacrificados y eficaces, que también son otros servidores y no quienes, con apariencia colaboradora, pueden llevar a la Escuela al estado de poco prestigio en que, en mi humilde opinión, se encuentra. Esto no parece difícil, porque se ha podido llegar a engañar a toda la Universidad, Rectorado incluido, cuando es preponderante el egoísmo sobre el bien hacer para la Escuela, que no es un barniz colaborativo, sino un firme empeño de ir a más (recuerdo los gloriosos tiempos de los profesores directores Pintado y Fernandez-Velasco). La Escuela ha de ser, intentarlo al menos, el mejor centro docente de Asturias y, como lo fue, de España, al menos en sus campos de especialidad. Otras actividades de adorno pueden ser bienvenidas, pero serán secundarias.

La Escuela habrá triunfado cuando un titulado suyo "se pague" a buen precio. Un graduado, del nivel que sea, de Yale o del Masachuset Tech., se  coloca de inmediato en su país y en el mundo entero.

No todo pasado tiene por qué ser mejor, sin embargo nuestra Escuela graduaba ingenieros que al salir tenían dos o tres empleos confirmados. Se graduaban entre 15 y 35, suficientes para las necesidades nacionales, contando siempre que del orden de un 10% marchaban, seleccionados, a compañias extranjeras. No hacen falta más. Lo importante es que los egresados sean muy buenos, los mejores ingenieros.

¿Cómo se consigue esto? Sin ninguna demagogia. Obligando al Rectorado a unificar los estudios en una sola Escuela de Minas. No hay sitio para dos escuelas en Asturias, ni gente  ni dinero (cabe mencionar las políticas franquistas, que tras la industrialización positiva, años 50/65, llevaron a contruir entidades, años 65/75, que costaban hasta 55.000 millones de pesetas al año de pérdidas, en vez de crear una industria alternativa que ocupara una buena parte de empleos y nos hiciera una región próspera y moderna, hicieron mucho daño a Asturias).

Sería muy bueno proponer una nota de entrada superior a 7,5 en la EBAU, no de tremenda exigencia. No importando si el primer año solo se tienen 10 alumnos. Así se empezó en los cincuenta.

Es preciso un profesorado con experiencia en Ingeniería Superior en una buena proporción, 20% como mínimo, contratando buenos ingenieros doctores por el sistema de profesor asociado real. Sobran de la Escuela, si existen, los profesores de distintos departamentos que no tienen una idea clara de la Ingeniería. Las asignaturas deberían estar llenas de ejercicios de aplicación y prácticas industriales, como lo he visto recientemente en una Escuela Industrial de Castilla y se hace en algunas grandes escuelas madrileñas. Esto se consigue cuando se está  muy incrustado en el proceso productivo.

Se podría replantear al señor Rector el profesorado endogámico/departamental con poco interés para la docencia actual. Su cometido es también resolver ese problema.

Para Minas Oviedo hacen falta profesores de gran altura, que puedan enseñar la España minero/metalúrgica/energética en Europa y el mundo de hoy, la producción energética con bajas emisiones, que no desestimen la quema parcial de carbón. Energías alternativas, en la medida de nuestras necesidades. Producción de energía con reactores fision/fusión seguros. Obtención de metales primarios y secundarios con las mejores prácticas. Desterrar el ataque medioambiental, reciclar para aprovechar y construir. Hacer que nada que sale de una metalurgia se deseche. Obligar a las fábricas, por el conocimiento, a tener tecnologías de aprovechamiento integral. El CO2 se paga, páguese también la residuación. Somos el país de Europa de más tradición minero/metalúrgica. Hagámoslo saber con los ingenieros de Minas de hoy y aprovechemos esa circunstancia.               

En cuanto a los Estudios de Minas que ha de liderar este nuevo y buen director, tendrá que hacer todo lo posible para que el profesor "se mate" enseñando, estando al día,  pero exigiendo, quizás no tanto como en otros tiempos. Podemos copiar, en cierto modo, a las facultades de Medicina, con las que nadie se mete: exigen 9,5 o superior para entrar. Saber hasta el mínimo detalle la anatomía humana. Tienen seis cursos más, unas prácticas MIR de hasta 5 años (preceptivo aprobar examen) y nadie se mete con los directores ni dentro ni fuera de la Universidad.

¿Por qué en Ingeniería no se puede hacer esto?

Los mejores deseos para mi buen amigo el nuevo director de Minas Oviedo, F. Javier Iglesias, y sus "nuevos y verdaderos" colaboradores.

Cartas

Número de cartas: 36023

Número de cartas en Abril: 200

Tribunas

Número de tribunas: 1688

Número de tribunas en Abril: 6

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador