La Nueva España » Cartas de los lectores » Los primigenios caminos peregrinos asturianos

Los primigenios caminos peregrinos asturianos

21 de Junio del 2021 - Víctor Guerra García (Villaviciosa)

Lo cierto es que no hay nada más peligroso que una serie de políticos reunidos y con fondos económicos públicos para gastar a mansalva, y de eso en Asturias tenemos larga experiencia y trayectoria, y sobre todo para proyectos de esos que duran dos días y medio y que han dejado Asturias a plantada con todos ellos.

En eso parece que somos especialistas, ah y en dejar con el culo al aire proyectos genuinos como los anillos ciclistas de la Montaña Central de Asturias, los caminos de Covadonga dejados de la mano de Dios y de los políticos, así como los estudios serios de la vieja caminería local y regional, pero como ahora lo jacobeo tira, pues nada, no hay otra cosa que apuntarse al carro, y más ahora que se ganan indulgencias plenarias, si fracasa la cosa, con confesar el pecadillo y una pequeña penitencia de salva la coyuntura.

Esta reflexión viene al pelo de la noticia de que a los alcaldes de Oviedo, Morcín, Ribera de Arriba y Riosa se led ha encendido el bombillo y, con un paso al frente del regidor de Morcín, que tiene en el suelo toda la señalética de su red ciclista y montañera, y ahora plantea una inversión de 600.000 a cargo, como no, de los insondables fondos mineros, para que, de mano de la Universidad de Oviedo, se puedan estudiar los accesos para subir al Montsacro.

En fin, es lo que tenemos en Asturias, bastante mediocridad política y hasta universitaria, puesto que abrir unas Jornadas sobre "Oviedo y el Origen del Camino" para terminar hablando de los gamusinos jacobeos, o sobre el centro peregrino del Montsacro, el cual ahora se quiere situar como cabecera del Camino Primitivo, es toda una paradoja.

Aún recuerdo cuando Carlos María de Luis o yo mismo planteábamos estas tesis de caminos y lugares con "tirón" y en la Universidad ovetense se reían de nosotros, lo que son las cosas del querer y del poder.

No deja de ser curioso y raro querer presentar como cabecera un monte "santo" de un trazado como el Camino Primitivo del cual desconocemos casi todo, y a cuya cabeza los menesterosos políticos quieren situar el Montsacro, ignorando que el monte fue una cueva donde se escondieron las reliquias, pero no el centro de peregrinación asturiana, pues, pese a quien le pese, ese centro lo ocupan la vieja catedral de Oviedo, sus reliquias y la figura del San Salvador.

Pero esto que planteo no crean ustedes que es nuevo, ya en 1965 Luis Merediz peleaba con Fraga Iribarne, al igual que Vicente G. García, en tanto que eran partidarios de la tesis de que se estaba perdiendo la oportunidad de sacar a flote el viejo camino prerrománico asturiano en pos de apoyar y sacar a flote los caminos jacobeos, que eran mucho más tardíos.

Pero aun así, los estudiosos universitarios se fueron en pos de las trazas jacobeas astures que eran más rentables en todos los sentidos que embarcarse en trazas más antiguas, eso sí, más difíciles de estudiar, pero que fueron las que trajeron a los primeros peregrinos que lo hicieron en pos de las reliquias que los Ramiros, los Ordoños, los Sancho y los Vermudos, habían ido conjuntando en la vieja Catedral prerrománica ovetense y cuyos trazados se conocen como las Veredas de San Salvador.

Así las bautizó Luis Merediz, pues son dichas advocaciones las que jalonan buen parte de todas esas redes camineras y peregrinas que llevan a Oviedo, San Salvador de Celorio, de Moru, Priesca, Fuentes con Valdediós jalonan la vereda del Norte, y San Salvador de Abándames y San Salvador de Plecín van hacia Cangas de Onís, hacia Oviedo por el llamado Camino de los Francos, y esto sucedió antes de la Inventio Sactum Jacobi.

En ese momento en el otro extremo de Asturias, con San Salvador de Piñera hacia San Salvador de Belén o de Perán, en el brazo costero occidental, en el Primitivo se cuenta con San Salvador de Grandas o San Salvador de Orrea, o San Salvador de Cornellana, concluyendo toda esa caminería en Oviedo, al igual que lo hacía el Camino del Salvador procedente de San Salvador de Cabanillas, etc...

Por lo cual, uno puede adivinar que Asturias visigoda, era toda una potencia peregrina cuyo centro era la nueva capital neogoticista de Oviedo, lo cual además motivó la creación de una red hospitalaria a muy temprana edad, ya que se recoge en el año 793 instalaciones hospitalarias en Libardón, Camoca, Fano, o Colunga, red que irá creciendo y s irá extendiendo a lo largo del territorio astur: Naranco, Andayón, Aller, Quirós, Hermo, Mieres, Nava, Cornellana, y Salas, con años como el de 921 que se cierra con unas dieciocho instalaciones alberguistas más repartidas por Asturias.

Una red que fue creciendo hasta pasado dicho momento, a partir del cual aparecen las advocaciones jacobeas y con ello las redes camineras jacobeas, algunas de las cuales cambiaran la faz la primigenia faz de los trazados peregrinos, lo cual se puede observar en la dejadez del Camino de San Salvador de Priesca hacia San Salvador de Fuentes y San Salvador de Valdediós por el Camino de Santiago que va por la Vega de Sebrayu hacia Maliayo.

Queda mucho por estudiar, pues las casi 70 advocaciones salvadoreñas dan pistas de trazados abandonados y que para entender el mundo del peregrinajes es necesario estudiar esos emplazamientos, su época de fundación en qué tipo de flujos se situaban y cuales eran sus puntos de origen y destino, pues no solo son los hitos salvadoreños los que atestiguan y confirman esos pasos, sino la gran caterva de hitos que van jalonando el Camino a Oviedo desde Irún, bien por la costa, bien por la vertiente de la cordillera Cantábrica.

Pero esto no parece interesar ahora, lo importante no es situar a Oviedo con su Catedral, su figura de San Salvador y las reliquias en el centro de todos esos enclaves, sino ir a buscar gamusinos a un monte y hacer de él gran monte Tabor, como etapa primigenia que un paradójico Camino Primitivo en el cual queda por dilucidar si Alfonso II fue a Compostela a venerar, que también, sino para ver que sucedía en ese apartado lugar del centro político y religioso de su capital y valorarla y eso se podía trasladar a Oviedo, tal vez bajo esa perspectiva de pueda entender mejor la firma del protocolo de las famosas tres leguas de respeto del "Sanctum Jacobi" por parte de Alfonso II.

Pero, en fin, no parece que nuestras autoridades estén por esas complejas elucubraciones, viendo lo expuesto en los diferentes foros, incluido "Oviedo Origen del Camino", donde se ha visto bastante perdidos a los conferenciantes hablando más del fenómeno jacobeo que del sentido e indagación del origen peregrino en Oviedo de la mano de la estirpe gótica asturiana.

Cartas

Número de cartas: 37123

Número de cartas en Agosto: 18

Tribunas

Número de tribunas: 1722

Número de tribunas en Agosto: 1

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador