Roblar un tratu

4 de Octubre del 2021 - José Luis López Tamargo (Oviedo)

Desde el habla de mis padres y antepasados, decir que estoy a favor de la lengua asturiana que, históricamente, no es más que un conjunto de hablas románicas locales propias, bastante mezcladas con el castellano de aquí. Decir que apoyo de buena fe la anunciada “cooficialidad amable”, que supondría no obligatoriedad y en ningún momento desplazamiento del español en ámbitos administrativos y de prestaciones públicas universales, es decir, accesibles a todos los ciudadanos y sectores, sin problemas. No considero que el bable/asturiano o llingua asturiana deba restringirse a un gueto de juegos florales y premios literarios sin repercusión; a unos cartelinos de certámenes folclóricos y de gaitas Hay que seguir avanzando, sin nacionalismo rencorosos de por medio, en la dignificación y presencia del asturiano, como forma cultural natural e importante; sin embargo, ¿en qué va a consistir realmente la “cooficialidad amable”? ¿En la instauración de una política lingüística imitativa de otras comunidades autónomas, con fuerte implantación separatistas o nacionalista? El País Vasco es un ejemplo de nacionalismo lingüístico sobredimensionado, donde el Euskera batúa, creado en los años sesenta y setenta, se impuso sobre la realidad harto fragmentada de la gran lengua vasca natural, en una región donde, en realidad, la población que había venido “de fuera” era bastante más numerosa que la autóctona. El idioma vasco se identificó con amar a Euskalherria, y sus libertades, lucha por la democracia frente al franquismo. Se trataba de ser un arbetzale guay, dotado de pedigrí étnico. En Cataluña y Baleares (menos, en Valencia), la práctica lingüística de las Generalitats hace largas décadas que es abiertamente inconstitucional y no se puede estudiar en español, estando el idioma común mal visto y marginado. Cada vez son menores los vínculos que unen a la antaño próspera “locomotora de España” con un estado acusado de los peores males.

En Galicia, región de muy fuerte arraigo lingüístico autóctono rural y tradicional, se ha ganado en autoestima y normalización, pero el gallego es enarbolado por grupos radicales también abiertamente independentistas y, aunque gobernada por el PP, Galicia lleva una política lingüística muy cercana a la vasca o catalana, a pesar de que el gallego de poco les valió a los casi millones de gallegos (sinónimo de españoles), que tuvieron que emigrar a América y el mundo.

Amo el bable/asturiano y la cultura asturiana, que todavía se esconde y estuvo tan machacada.

Ningún andaluz considera que bailar “sevillanas” o el flamenco sea “aldeano”. El asturiano se ha avergonzado por demasiado tiempo de su lengua tradicional y de sus orígenes auténticos.

Recuerdo bien a mis güelinos decir “espurrir”, “va vagate”, “cabruñar”, “encesu”, el constante “ye”, “recudir” o “xelar”, pero ellos querían lo mejor para sus descendientes a través del ámbito educativo y mucho más amplias oportunidades universales, negadas durante siglos en este país.

El asturiano coloquial o bable es tan característico de aquí como el paisaje, sin estridencia alguna. Ha sido motivo de numerosos estudios dialectales de la Academia de la Llingua y las universidades, trabajos filológicos y de campo, numerosas obras literarias modernas, que superan con creces la astracanada y tópicos de fabada y madreñina. Que está “resucitando” el bable en forma de “asturianu batúa” es impepinable, pero, por favor, sin polarizaciones ultras ni complejos de ser aldeanos, encontremos una posición salomónica entre el negacionismo despreciativo y la incierta cooficialidad plena, que supondría gastos añadidos y hasta engorros. Préstame asgaya l’asturianu y da-y fuelgu; que se diga xagó, ximielgar y xatu, se utilice la fonética vaqueira, la toponimia, el pallabreru mariñán y sidreru afayaízos, etcétera. Pero el buque insignia y de expansión de España es su gran idioma castellano, en sus acentos y latitudes. En una España pluralista, no balcanizada.

Cartas

Número de cartas: 45649

Número de cartas en Julio: 110

Tribunas

Número de tribunas: 2070

Número de tribunas en Julio: 3

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador